Editorial

Buses eléctricos

La Razón (Edición Impresa)

23:57 / 18 de diciembre de 2019

Dicen que toda crisis conlleva oportunidades de cambio y desarrollo. Un sabio proverbio chino que bien podría aplicarse para el caso de los 66 buses PumaKatari que fueron incendiados el 11 de noviembre, tras la renuncia del expresidente Evo Morales.

Según el Gobierno Municipal de La Paz, la destrucción de estos coches provocó un daño material superior a los $us 11 millones, además una inmensa contaminación. Pero afortunadamente todos los vehículos estaban asegurados, con lo cual la municipalidad podrá reemplazarlos. Y ante esta posibilidad se han levantado varias voces a favor de adquirir buses eléctricos. Se trata sin duda de una interesante iniciativa que ojalá no caiga en oídos sordos.

Y es que, como se ha señalado anteriormente en este mismo espacio, los vehículos eléctricos manifiestan varios beneficios respecto a aquellos que son impulsados por carburantes. La principal ventaja pasa por la eliminación de la nociva y excesiva contaminación que generan los motores a gasolina y, principalmente, a diésel, que es el caso de los PumaKatari. Polución que a su vez contribuye al calentamiento global y genera enfermedades respiratorias, neuronales, cardiacas y de desarrollo.

A ello se sumaría el hecho de que los coches eléctricos no dependen de los combustibles fósiles, una dependencia en extremo perjudicial para países como Bolivia. Además, se reduciría la contaminación acústica. Y por si lo anterior no fuese suficiente, la llegada de buses de este tipo constituiría una suerte de punta de lanza para el ingreso de más vehículos eléctricos en el país.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
24 25 26 27 28 29

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia