Tendencias

¿Qué es ser ‘hartista’?

La artista y tatuadora Ivanova Gutiérrez propone una muestra en galería Persona a partir de las dos facetas de su camino creativo: su vocación y su oficio.

Muestra. Ivanova Gutiérrez, en Persona Casa Galería. Foto: Luis Gandarillas

Muestra. Ivanova Gutiérrez, en Persona Casa Galería. Foto: Luis Gandarillas

La Razón (Edición Impresa) / Naira de la Zerda

17:24 / 11 de abril de 2018

Qué sucede cuando una institución formativa —como la carrera de Artes de la Universidad Mayor de San Andrés— perpetúa una idea romántica del artista y una búsqueda estética convencional, sin darle al estudiante las herramientas para entrar al mercado comercial del arte? Se convierte en ‘hartista’”, se responde la creadora y tatuadora Ivanova Gutiérrez.

El neologismo que titula su nueva exposición nace a partir de cuestionar la experiencia que tiene como artista. Halló en su respuesta la descripción de una realidad cotidiana en el contexto boliviano. “Trato de subsistir haciendo otra cosa, para poder seguir haciendo arte”, afirma. A lo largo del tiempo, esta reflexión se ha ido nutriendo y ahora tiene diferentes significados que pueden leerse en uno de los muros de la muestra.

La exhibición—que se inauguró en Persona Casa Galería (C. Alfredo Ascarrunz 2592, Sopocachi) el 6 de abril y permanecerá hasta el 26— tiene dos partes. Una está compuesta por el registro de dos propuestas performáticas y la otra incorpora tres piezas relacionadas con su trabajo como tatuadora. Ambos aspectos están interactuando juntos por primera vez.

La acción más reciente se realizó en febrero y consistió en colgar un banner con la palabra “hartista” sobre el cartel que identifica a la carrera de Artes, en sus ambientes de la calle 0 de Obrajes.

La intervención, que no contaba con permiso oficial, no generó ningún tipo de reacción. Se mantuvo ahí un mes y medio, durante el cual la artista volvió para acomodar el banner, que se había movido debido a la lluvia.

“Quería exponer la palabra para que el ‘error’ de cómo está escrita detone una reflexión sobre qué es ser artista en nuestro contexto. Alfredo Coloma —curador de la muestra y colaborador en esta obra— sugirió el lugar”.

La idea de Coloma implicaba  “ir directamente a la fuente” y llamar la atención de gente involucrada en este medio, con “una propuesta incorrecta”. La falta de acción de toda la comunidad universitaria es para el curador “una muestra de cómo está funcionando este centro educativo y cuál es el compromiso de la gente que lo compone. Según yo, un artista es generalmente alguien atento y curioso, pero el que no haya generado ninguna alarma, dice mucho por sí mismo”, afirma.

El otro registro —compuesto de una fotografía y un video— testimonia una performance realizada por Gutiérrez en mayo de 2017. En aquel caso, la creadora se tatuó a sí misma “hartista” en su pierna derecha. El evento se realizó con la presencia de los visitantes de Persona Casa Galería, durante la Larga Noche de Museos.

La performance es la unión entre el tatuaje y la línea artística que desarrolla desde 2012, dualidad que ilustra el primer significado de “hartista”. La segunda parte de la exhibición está compuesta por tres obras que están conectadas directamente con los tatuajes. Para eso desplegó decenas de bocetos, su mesa de trabajo y otras herramientas para reunir los dos lados de su camino creativo.

Paradójicamente, Gutiérrez utiliza su preparación académica en lo que  llama “la parte más artesanal” de su trabajo. Esto tiene que ver con que su educación académica está ligada a una técnica y una estética que buscan “crear cosas bellas”, que ella utiliza para proponer diseños a sus clientes.

En cambio, su quehacer artístico la lleva hacia experiencias y objetos más conceptuales. El objetivo de su obra cambia, pero se mantiene alejado de la búsqueda de la estética tradicional.

La tatuadora encuentra que en el medio artístico paceño hay una contraposición entre estas dos tendencias. Esto porque en las instituciones no hay un espacio para preguntarse por la finalidad de las búsquedas o por su validez en el contexto nacional.   

Otra de las fallas que encuentran, tanto Gutiérrez como Coloma, en la formación artística en La Paz es que no se fomenta la creación de un discurso que acompañe la creación.

“En la carrera de enseñan a dibujar y pintar bien, pero no te preparan para mostrar lo que haces, hablar acerca de eso o repensar lo que generas en una escena que no lo reconoce”, expresa la creadora.  

Por eso, una publicación artesanal, que incorpora a otros actores del medio, y dos conversatorios —que se realizarán en la misma galería, los jueves 12 y 19 de abril, a las 19.00— completan la muestra en busca de diálogo.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
24 25 26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia