Tendencias

José Sánchez Montes: ‘Las pequeñas historias pueden llegar a ser grandes’

El cineasta español llegó para presentar su documental ‘Omega’ y ofrecer tutorías a estudiantes de Cine.

El cineasta español José Sánchez Montes.

El cineasta español José Sánchez Montes.

La Razón (Edición Impresa) / Naira de la Zerda

09:00 / 14 de marzo de 2018

Uno de los intérpretes de flamenco más conocidos de España, Enrique  Morente, decidió hacer un disco de rock, en 1996. Se tituló Omega y musicalizó Poeta en Nueva York, de Federico García Lorca. El documental homónimo del cineasta José Sánchez Montes (España) registró todo el proceso de creación de un álbum que “rompió los parámetros de la música española”, explica el director granadino. El martes 6 de marzo, Sánchez llegó a La Paz para presentar su documental y celebrar los 30 años del ciclo Martes de Cine Español en Bolivia, organizado por el Centro Cultural de España en La Paz. Además dio un taller en el Diplomado en Cine Documental de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA).

— ¿Cómo nació este trabajo?

—  El documental fue un encargo de un canal privado de televisión en España que se estrenó en 2016. Conocí a Enrique Morente en 1987 y desde entonces fui su cineasta de cabecera. Cuando empezó el trabajo del disco Omega ya estábamos trabajando juntos. Grabé los primeros encuentros de Enrique con el grupo Lagartija Nick (Granada), con quienes se produjo el álbum, los ensayos y los conciertos, así que tenía mucho material con el cual empezar.

Él había decidido hacer un disco sobre Leonard Cohen (cantautor canadiense), pero después prefirió musicalizar Poeta en Nueva York (de Federico García Lorca) incorporando piezas de Cohen, que era un lorqueano absoluto. Enrique había muerto en 2010 y me reuní con su familia varias veces para tratar de ver algo de las filmaciones que yo tenía de él. Pero pocos minutos después de empezar, había que cortar porque no podían resistirlo. En cambio,  cuando hicimos la película sobre Omega, se produjo una catarsis, de pronto la pena se transformó y pudimos ver las imágenes con tranquilidad, incluso con alegría.

— ¿Cómo reaccionó el público?

— El documental sale al mercado con una revisión del disco, que contiene canciones inéditas. Ambos fueron un rotundo éxito. Ya tener un documental en salas en España es muy complicado y sin embargo el nuestro estuvo en varias ciudades. La repercusión mediática fue tremenda. Se propuso una gira con los hijos de Morente y aún siguen saliendo proyectos.

— ¿Cuáles son sus expectativas de presentarlo en Bolivia?

— Estoy muy agradecido con la embajada de mi país aquí, porque apostaron por Omega para conmemorar las tres décadas del Ciclo de Cine Español y por su estreno en los nueve departamentos de Bolivia, simultáneamente. Es una película de emociones que hace reír bastante y soltar algunas lágrimas también. Así que lo que realmente espero es que el público entienda que las cosas de las que se hablan en la película no suceden en un sitio en concreto, sino que son las mismas que podrían suceder en cualquier otro lugar y que los sentimientos que se perciben, también. Ese es el poder del cine, hacer algo universal de lo local. Antonio Arias, de Lagartija Nick lo llama “glocal”, palabra de la que me apropio porque me gusta.

— Además dio un taller en el Diplomado en Cine Documental de la UMSA, ¿qué es lo que planteó para el curso?

— Siempre defiendo que los pueblos pueden contar su propia historia. Vine tres veces en 1991 porque estaba desarrollando una serie que mostraba la relación del hombre con lo vegetal que se llama Sangre verde. Volví en 2003  como productor de un documental llamado Violines en la selva, sobre la música renacentista que fomentaron los jesuitas en las Misiones. Eso está bien, pero yo creo que estaría mejor que ese documental lo hubiera hecho un boliviano. O que por lo menos hubiera habido un boliviano que hubiera tenido la intención de hacerlo. Eso es lo que intento hacer en los talleres que doy, convencer a la gente de que sus pequeños proyectos se pueden convertir en cosas grandes, en el sentido en que si son de calidad, pueden interesar a todo el mundo, pueden mover los corazones de la gente. Al final  todos amamos igual, reímos igual y sufrimos por lo mismo. No hay razón para que algo sea exclusivamente para unos pocos.

— ¿Cuál es la mayor falencia que ha encontrado?

— Vi seis proyectos y creo que dos pueden ser buenas películas. Soy bastante duro con los alumnos porque el cine es una profesión que implica mucha gente y económicamente es muy caro. En general, en los países de América Latina en los que trabajé, El Salvador y Guatemala, por ejemplo no hay productores. Y yo les digo: “Si todos quieren ser directores ¿a quién van a dirigir?”. Lo que más hace falta es gente que se preocupe por la financiación y la crítica de los proyectos. Esa mezcla entre dirección y producción se tiene que acabar porque profesionalmente no funciona.

Perfil

Nombre: José Sánchez Montes

Nació: Granada (España), en 1961

Cineasta

José Sánchez Montes —director, productor y director del Festival Internacional Cines del Sur— se especializó en documentales culturales. Una de sus vetas, los exponentes de la música flamenca: hizo películas sobre la bailaora Eva Yerbabuena y el cantaor Camarón de la Isla, entre otros.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia