Tendencias

Piel inerme, la poesía de Manuel Benavente

El poeta, fotógrafo y músico andino Manuel Benavente presentó su más reciente publicación con Edición Atheros.

Piel inerme, la poesía de Manuel Benavente.

Piel inerme, la poesía de Manuel Benavente.

La Razón (Edición Impresa) / Miguel Vargas / La Paz

00:00 / 06 de junio de 2018

Así como ha sabido captar momentos de gran belleza con su cámara fotográfica, el poeta y músico paceño Manuel Benavente captura instantes en sus palabras. Una muestra de esto se puede apreciar en esta página con fragmentos de su más reciente poemario, Piel inerme, editado por Artheros.

Benavente ya tiene publicado Andar Insomne (1996). Los ejemplares pueden encontrarse en la librería El Pasillo (Av. Montenegro 1378, San Miguel) o llamando al teléfono 63129933.

Sin cuadra ni mesura

Atormentando el alma

El devenir viene

Los aires densos

Aún socavan las especies

Tu cuerpo

Aún flota junto al mío

Sus muertos son sus muertos

Los nuestros en pena están

Ana Colque Pikachuri

La niña de Warisata

Senkata Ballivián

Río Seco...

Ovejuyo

Sonoros bullen

No creas en la angustia de la piel

No en el silencio de las almas

Aerófago

Furtivo

Vago

En compañía de los muertos

colectando lumbre

a este descontrol

No ocuparé más

La umbría noche

refugio fatuo

de atribulados seres

En la blanca forma de las cosas

Empositaria de otras eras

me deslizaré

brillante

en desvaríos...

Cual la forma de tu muerte

Tras vivirla en tantas vidas!

Cuál el tino sacro

De tus hermosas manos

En sentirlo todo

grato

a los haceres

y placeres

por nosotros!

Sola Tú!

tornado silente

aviadora feraz e inmarcesible

En habitar lo vasto

suelos / ternura

agua

movimiento

He habitado la huella

Sentado en la silla del astrónomo

Y no será más la mar cobijo

ni los cielos el amparo

Impávido lirio

Desorbitado insecto

Fosforecen en mente

Lentos

Al cultivo de la sombra

Raros / perfectos

Orillando extremo

Ala de luz en libélula vuela

Al trascenio / hado y milenio

Horadando la piel del Sol

En este inusitado momento

Liado tu batán

tuyo y solo tuyo

lítico / leve

inmanente de sales

ajíes

locotos y KirKiña

Los veo bailar

Tu? tal delantal

milenaria / mágica / misteriosa

redentora de tanta discordia

en esta y las otras vidas

Suspiro canto y bailo

ALMA serena

En haberlo hecho todo

por colmar la Vida

con Nosotros!

Muerte en el cardumen

Muerte en la ciénaga

No hay sino mortajas

ya no ciénaga

no cardumen

... solo espera

Cuando pierdo la forma

Acuerdo tu Faz

Desgarrada Paz

Haz de Esfera

Vengo de surcar los vientos

Arrastrando milenios de luz

Sugiriendo al fuego

Cenizas de mi cuerpo

Vertiendo en su seno

Ríos secos de sal.

Vengo de flotar así

Hielo suave / sonoro

Listón del carril herrumbre

Rojo al tacto del espacio

Inventando una orbita

A mi descontrol...

Soy pues tu muerte!

Carroña dulce / crepitosa

Alfa-Alfa lítica

Cristal del tiempo

Al monte sangriento.

Soy el arrebato!

Emplazamiento sideral

Sol del Sol!

Trompo silente

Que fatiga / que consume.

Vengo a ti!

Otra luz rige este albedrío

Y mis seres se excitan

de ser Arte

en destino dado

Galaxia eclipsa

Torva y torbellino

Impávida sombra

Transrritmia

Gravedad

Péndulo nulo

Inclinado Sol

Solos a la muerte

A derretir los polos

A elevar las aguas

A desatar demencia

Desinclinándolo todo

Hacia la Muerte

que

a

porfía crece

Abandonado de los cielos

En este puto albedrío Desliado de seres

Mudoahorasientodestemundosudescuido

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia