Tendencias

Personajes que rompen el cliché

Durante mucho tiempo las diversidades se representaban como estereotipos, fenómeno que está cambiando

Inclusión. Cómics, series y videojuegos han incluido personajes de diversidades que no encajan en estereotipos.

Inclusión. Cómics, series y videojuegos han incluido personajes de diversidades que no encajan en estereotipos.

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Soruco / La Paz

12:09 / 05 de diciembre de 2016

Realmente eres afrodescendiente? Los diálogos que escribes para Luke Cage no son verdaderamente negros” fue el comentario que recibió en varias ocasiones Jim Owsley mientras escribía los guiones de las aventuras del superhéroe afroamericano Luke Cage de Marvel en la década de los 80. “Por alguna razón ellos pensaban que las estridencias del personaje, el uso continuo de modismos era parte inherente de la cultura afro”, comentaría Owsley más de dos décadas después en su blog personal. Durante décadas los responsables del entretenimiento, al introducir diversidad en sus productos, principalmente recurrían a los estereotipos, muchos de ellos denigrantes.

El homosexual amanerado y escandaloso, el afrodescendiente que tiene buen ritmo y es atlético... la lista es infinita. No necesariamente la intención es cruel. De hecho los compañeros blancos de Owsley pensaban que estaban siendo muy progresistas al retratar lo que creían era la cultura negra estadounidense. El problema radica en que lo único que lograban era reafirmar la cualidad de “el otro”, del distinto. Al igual que en el campo de los derechos humanos, la presencia de las diversidades en cómics, videojuegos o películas están ahora en pleno cambio, tratando de convertirse en retratos.

“Es una conquista. Es un paso más para una completa integración, el que nos vean como lo que somos: personas comunes y corrientes, con virtudes y defectos”, considera el activista educador David Aruquipa.

Los primeros pasos se dieron en la década de los 60. En el mundo del cómic fueron los superhéroes Pantera Negra y Halcón, que carecían de los clichés que caracterizarían a otros colegas afroamericanos en años posteriores. En 1966 salió al aire Star Trek, una serie de ciencia ficción donde muchos de los prejuicios y conceptos sobre diversidades raciales fueron rotos. En ese programa dos de los personajes centrales, y dentro los más queridos de la serie, no eran ni estadounidenses ni europeos blancos.

No lo era la teniente Nyota Uhura, interpretada por Nichelle Nichols. Una anécdota cuenta que Nichols casi deja la serie, pero Martin Luther King la convenció de continuar ya que mostraba a una mujer afrodescendiente en un trabajo que habitualmente se reservaba a varones blancos y que estaba en camino a convertirse en un ícono cultural. El otro fue Hikaru Sulu, encarnado por George Takei. Takei, activista por los derechos LGTB, aceptó el papel porque rompía con la imagen del asiático como sirviente o villano con pésima dicción en inglés.

Jhon Byrne y Chris Claremont crearon en 1979 a Estrella del norte, considerado por muchos como el primer superhéroe homosexual. Es un caso curioso, ya que los autores lo concibieron así, aunque nunca lo dijeron abiertamente hasta mediados de los 90, sorprendiendo a algunos fans que no supieron leer entre líneas, ya que no cumplía con los estereotipos de siempre.

Con el avance de los procesos de democratización e inclusión, estos personajes han cogido relevancia. Incluso aquellos que respondían a un cliché están siendo renovados por autores con una nueva visión. “El problema que enfrentas como narrador es realzar la grandeza de estos personajes más allá de la fachada caricaturesca. Luke Cage es mi favorito, pero para muchos era una imagen trasnochada de la Blaxploitation (periodo cultural donde se establecieron los estereotipos de la cultura afroestadounidense). Pero, si le quitas esos detalles superficiales tienes una persona real, pero con poderes”, comentó a La Razón el historietista Brian Michael Bendis.

Este cambio también llega a los videojuegos, con personajes como el piloto de combate Cortez de Mass Effect y el archimago Dorian de Dragon Age, ambos homosexuales de carácter duro y nada amanerados, entre algunos ejemplos destacables.

Sin embargo, Aruquipa advierte con el riesgo de crear estereotipos a la inversa, en los que el personaje tiene que cumplir una serie de requisitos para ser identificado como parte de su minoría. “Está el chiste de cuál es la diferencia entre gay y maricón: el primero es atractivo, educado y con recursos, y el otro es feo y pobre. Llega un momento en que si no cumples con algunos requisitos, la gente puede cuestionar si realmente eres LGTB”, comentó.

En ese sentido continúa la lucha por una verdadera inclusión, en la que se presente a diversidades y minorías como gente como uno, y no aquel ser diferente y extraño.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia