Tendencias

Novena Sinfonía, paz para Bolivia

La emblemática obra de Ludwig van Beethoven se ofrecerá en el Centro Sinfónico el 4 y 5 de diciembre

La Orquesta Sinfónica Nacional

La Orquesta Sinfónica Nacional Foto: Álvaro Valero-archivo

La Razón (Edición Impresa) / Miguel Vargas

15:00 / 04 de diciembre de 2019

Símbolo mundial de la libertad   —estrenada en Viena el 7 de mayo de 1824 —, la Sinfonía n.º 9 en re menor, op. 125, conocida también como Coral, es la última sinfonía completa del compositor alemán Ludwig van Beethoven. “A mi criterio es una obra que plantea un cambio social, una reforma política, que celebra la paz, pero principalmente la hermandad. En ella reposan mis profundas ilusiones por un —absolutamente posible— mundo mejor”, explica Weimar Arancibia, director musical de la Orquesta Sinfónica Nacional, que llevará la batuta de la obra en el Concierto por la paz, que se realizará el 4 y el 5 de diciembre a las 20.00 en el Centro Sinfónico Nacional (Ayacucho 366).

“Ante el contexto social que atravesamos los últimos días creemos que el rol de nuestra orquesta es fundamental y por esta razón ofrecemos esta obra Patrimonio de la Humanidad —cuya partitura original se inscribió en 2001 en el Registro de la Memoria del Mundo de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco)—, un himno a la hermandad y a la paz”, agrega el director. Por ello, la entrada para el miércoles 4 será libre.

Se la puede recabar desde el lunes 2 de 11.00 a 19.00 hasta agotar butacas.

Participarán también la Sociedad Coral Boliviana —dirigida por Mateo Barrientos— y el coro Orfeón Voces Nuevas —dirigido por Carlos Illanes—. Los solistas son Diana Azero (soprano), Alejandra Wayar (Alto), Carlos Apaza (Tenor), y Marco Antonio Callisaya (Bajo).

El elenco dependiente del Ministerio de Culturas y Turismo —cuya directora general ejecutiva es Roxana Piza— ha tenido un año con proyectos innovadores.

“Logramos dos puntos fundamentales. El primero es democratizar la música, punto en el que aún nos queda mucho trabajo por recorrer. Sin embargo, la orquesta demostró ser un instrumento que se adapta y acomoda a distintos tipos de audiencias, eliminando así barreras de edad, condición social y económica. La OSN propone una notable versatilidad de programas incluyendo música boliviana de los géneros más variados, música de películas, música para niños, conciertos didácticos, música popular, estrenos de obras sinfónicas y los grandes clásicos universales”.

La música boliviana es fundamental en las programaciones de la orquesta, que interpretó arreglos orquestales de música nativa, música folklórica e interactuó con artistas populares. “Trabajamos en la recuperación y difusión de música orquestal boliviana     —como el ballet Amerindia y la musicalización en vivo del filme Wara Wara de José María Velasco Maidana— y el estreno de obras sinfónica escritas exclusivamente para nuestra orquesta, como la primera sinfonía de Alberto Villalpando y el poema sinfónico El resplandeciente, de Ramiro Soriano. Es un diálogo que se basa en la posibilidad de tocar nuestra música con la misma convicción y dedicación con la que tocamos las grandes obras consagradas de la música clásica, proponer discurso y, principalmente, escucharnos”, agrega Arancibia.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia