Tendencias

Hermanos y virtuosos

Pete y Tony Levin, que se presentaron el martes en La Paz en un concierto lleno de buen jazz, grabarán un nuevo disco dentro de un par de semanas.

Sintonía. Pete (izq.) y Tony siguen compartiendo los gustos musicales que adquirieron en la infancia.

Sintonía. Pete (izq.) y Tony siguen compartiendo los gustos musicales que adquirieron en la infancia. Foto: Wara Vargas

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Soruco / La Paz

00:00 / 02 de abril de 2017

La larga trayectoria de estos dos hermanos músicos no ha hecho mella en la pasión que sienten por encontrar nuevos sonidos y compartirlos con el público. Tras interpretar todos los géneros de la música popular al más alto nivel ahora se inclinan más por el jazz, preferentemente el de los años 50, la música que escuchaban de niños y que ahora les permite aprovechar toda su experiencia y virtuosismo para expresar lo que realmente llevan dentro.

Nunca antes habían estado en La Paz y por eso su concierto del martes en el Teatro Municipal premió a los asistentes con varias versiones de temas clásicos de King Crimson y otras grandes bandas con las que han tocado.

— ¿Qué les llevó a trabajar juntos en The Levin Brothers?

— Tony Levin: Hemos realizado proyectos juntos de vez en cuando a lo largo de nuestras carreras, pero consideramos que ahora estábamos en el momento adecuado para unir nuestros esfuerzos. Podríamos haber compartido banda hace 50 años, pero decidimos hacerlo ahora y enfocarnos principalmente en la música de la que nos enamoramos cuando éramos niños.

— ¿Qué tiene el jazz para que les guste tanto?

— Pete: El jazz es una forma en la que los músicos pueden improvisar y expresarse. Se puede decir que es un tipo de música introvertida. Cuando un saxofonista está tocando su solo, lo hace para sí mismo, no le interesa si al resto no le gusta. Los rockeros tienen que actuar para la audiencia, los jazzistas lo hacen para sí mismos.  También nos da la oportunidad de reinterpretar estos temas magníficos, como Summer Time; siempre se encuentran nuevas formas de tocar y siempre evoca nuevas sensaciones.

— The Levin Brothers ha grabado un disco, ¿tienen planes para sacar un segundo?

— Tony: Sí. Vamos a grabar un álbum en vivo dentro de dos semanas, cuando estemos de vuelta en Estados Unidos. Tenemos bastante material y nuestro primer disco tiene solo una hora de música, por lo que la segunda placa va a incluir el repertorio de los conciertos, de dos horas. Y en algún  momento del siguiente año vamos a trabajar en un nuevo material.

— Tras décadas de trabajar con estrellas como Alice Cooper, Peter Gabriel o en grupos como King Crimson, ¿qué se siente dedicarse a su propio proyecto?

— Tony: Da lo mismo, ya sea con King Crimson o en trabajos independientes o con Pete, lo importante es que la música sea buena. La única diferencia es que esta es la primera vez que trabajamos exclusivamente para nosotros. Es algo muy especial y a Pete y a mí nos gusta trabajar juntos, nos llevamos muy bien. La colaboración entre nosotros surge fácilmente; claro, hemos sido músicos toda nuestra vida, y tenemos grandiosos instrumentistas con nosotros: Jeff Siegel en la batería y Erik Lawrence en los vientos, y tenemos mucha versatilidad.

— ¿Qué les hizo elegir el bajo (Tony) y el piano (Pete) como sus instrumentos?

— Tony: La verdad no recuerdo el porqué escogí el bajo. Cuando les pregunté a mis padres, ellos me dijeron que no tenía una razón en particular. Simplemente amo el bajo y quiero tocarlo. No me interesa ser una estrella que toca la guitarra o canta.

— Voltearon la taquilla en La Paz, ¿qué es lo que esperaban del público boliviano?

— Pete: El que hayamos llamado la atención de la gente es muy bueno, pero en realidad no teníamos mucha expectativa. Cuando sacamos este álbum era un experimento y la verdad no esperábamos que le gustara a mucha gente y no esperábamos hacer mucho dinero de él. Pero afortunadamente tuvo éxito y los fans entendieron lo que quisimos hacer.

— Tony: Para todos nosotros esta es la primera vez que actuamos en Bolivia y es algo sorprendente, ya que he tocado en 54 países antes. La verdad es que esperábamos tocar en un pequeño club, pero fue una agradable sorpresa saber que el escenario sería un teatro. No tenía una idea clara de qué esperar excepto el pasar un buen momento tocando, ya que hay algo muy especial respecto a compartir tu música con nuevas personas, incluso aquellas que no comparten tu idioma.

— ¿Cómo fue la reacción de los fans respecto al nuevo proyecto?

— Pete: Fue muy positiva, en nuestras redes sociales la gente comentó lo mucho que les gustó el disco.

— Con una larga carrera como la suya era de esperar que los fans pidieran temas más conocidos, ¿les importa que sea así?

— Tony: Sí, sabemos que a la gente le gusta mucho la música que ya conocen. Preparamos piezas de King Crimson como Matte Kudasai, algunas de Peter Gabriel como Don’t give up y Scarborough Fair, de Paul Simon, con quienes hemos trabajado. Claro, todas en una nueva versión de jazz.Me gustan todos los temas y siempre tratamos de darle a la audiencia algo con lo que relacionarse. Incluso los que no son amantes del jazz han disfrutado del disco, ya que es música que llega fácilmente a los corazones de la audiencia.

— Parece que estuvieran más de viaje que en casa, ¿cómo es vivir constantemente de gira?

— Tony: En primer lugar agradezco tener buena salud, lo que me permite viajar tanto, ya que estoy en el camino más que en casa, pero mientras pueda continuaré con este ritmo.

— Pete: Lo más importante son las dos horas que pasamos compartiendo la música con la gente, eso compensa cualquier incomodidad.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia