Tendencias

Flash Gordon un ícono de la cultura pop

El héroe nacido en tiras cómicas para periódicos en 1934 saltó, al cómic, el cine y la televisión.

Flash Gordon un ícono de la cultura pop.

Flash Gordon un ícono de la cultura pop.

La Razón (Edición Impresa) / Juan José Cabrera Rivero

01:27 / 07 de febrero de 2018

Las historietas, los seriales, la película o los dibujos animados han hecho que Flash Gordon sea un mito del siglo XX. En sus 84 años de vida, el personaje ha servido para numerosos estudios en el campo académico y cultural y continúa teniendo influencia en la concepción de la cultura popular. El escritor y semiólogo italiano Umberto Eco incluyó al héroe dentro de las 10 obras más representativas de la cultura occidental.

Flash Gordon nació el domingo 7 de enero de 1934 en una página dominical del poderoso King Features Syndicate, con el dibujo y guion de Alex Raymond, que se inspiró en la novela de Philip Willie y Edwin Balmer When The Worlds Collide. Raymond imaginó el choque entre la Tierra y un misterioso planeta que se había salido bruscamente de su órbita. Indefensa, la población se entrega al pánico y busca una salvación divina. Ahí hace su aparición Flash Gordon, un famoso jugador de fútbol americano de los New York Jets, y Dale Arden, futura novia del héroe, que se lanzan en paracaídas cuando un meteorito alcanza el ala del avión en que viajaban. El destino los lleva al laboratorio del científico Hans Zarkov, que concibe un plan para salvar a la Tierra, obligando a la pareja a ingresar en un cohete para desviar al desconocido planeta de su ruta.

Desde allí, la imaginación de Raymond no conoce límites: los personajes viven un sinfín de aventuras en el planeta Mongo, mientras intentan escapar de las garras del emperador Ming; para luego guiar una lucha revolucionaria que busca sustituir la estructura feudal del planeta, que se divide en pequeños reinos que luchan entre sí, por una república democrática al estilo de EEUU.

El trabajo de Raymond en Flash Gordon constituye, desde el punto de vista gráfico, una de las obras clásicas del cómic estadounidense. El teórico C. Couperie estableció tres fases estilísticas.

Una primera época barroca (1934–1937) —sobre todo a partir de 1935, cuando el dibujante de base académica y realista abandonó Secret Agent X-9 para concentrarse en Flash Gordon— donde los cuadros adquieren un tono épico, donde la figura humana va cobrando protagonismo en los dibujos. Raymond poseía una excelente visión de la composición y sabía que el ritmo, la armonía y la elegancia eran básicos.

Le siguió la época del idealismo (1938–1940), cuando el ilustrador decidió incluso prescindir de los bocadillos o globos de diálogo para no estorbar la estructuración plástica de la viñeta, pues buscaba la composición y el movimiento narrativo en los movimientos de sus personajes. Para ello, Raymond rompió la composición estándar de la página en beneficio de un concepto global, tanto estético como narrativo. De alguna manera, Raymond fue más allá de Harol Foster al dotar de frescura a sus figuras que, por muy estáticas que estuviesen, transmitían cierto movimiento.

Finalmente, está la época del manierismo (1951), en que Dan Barry haría este cómic menos barroco y más científico que su predecesor Alex Raymond, quien representaba los viajes espaciales como una fantasía. Barry, al vivir en un entorno fuertemente científico —por el inicio de la carrera espacial— dio lugar a una auténtica historia de ciencia ficción donde la expresividad y la artificiosidad están presentes. Barry humaniza al protagonista, más vulnerable que el de Raymond.

Este Gordon era un astronauta  que no solo viajaba a Mongo, sino que recorría el espacio y el tiempo conociendo razas alienígenas y humanoides robotizados, en la línea de autores del género como Isaac Asimov o Arthur C. Clark.

La lista de grandes autores a lo largo de los años es variada, desde  Harvey Kurtzman, Robert Kanigher, Frank Frazetta o Wally Wood. Llegó un momento importante con la publicación de nuevas aventuras en formato comic-book con autores como Frank Bolle, Pat Boyette, Reed Crandall Carlos Garzón o Al Williamson, dibujante cuyo estilo bebía de la vertiente de Alex Raymond.

En 1990 Dan Barry dejó la tira luego de casi 40 años; tomaron la posta Ralph Reese (dibujo) y Bruce Jones (guion). Llegando al nuevo siglo, Jim Keefe hizo de forma íntegra el comic de Flash Gordon.

A fines de la década de 1940, la editorial Hispano Americana rebautizó al personaje como Roldán el Temerario para evitar la persecución del régimen de Franco en España, este nombre perduró por varias décadas en países de Latinoamérica. En Bolivia se publicó en el periódico El Diario en su Suplemento de Historietas.

Un personaje tan popular no pasó inadvertido en otros medios de comunicación: en 1935 en EEUU se creó la serie radial The Amazing Interplanetary Adventures of Flash Gordon, con 26 episodios. El cine de seriales de los años 30 de la mano de Universal Pictures produjo en 1936 Flash Gordon, con 13 capítulos en los que Larry “Buster” Crabbe encarnó al héroe, papel que repetiría en Flash Gordon’s Trip to mars en 1938 (15 capítulos) y en Flash Gordon Conquers The Universe en 1940 (12 capítulos).

Entre 1953 y 1954 apareció la serie televisiva Flash Gordon con el protagónico para Steve Holland (39 episodios). En 1979, la compañía de dibujos animados Filmation, produjo una serie animada basada en el cómic.

Un hito se marcó en 1980, cuando Dino de Laurentis produjo la película Flash Gordon. Fue dirigida por Mike Hodges y contaba con Sam J. Jones (Flash), Melody Anderson (Dale Arden), Topol (Dr. Zarkov), Max von Sydow (Ming), Timothy Dalton (Príncipe Barin) y Ornella Muti (Aura). La película es conocida por su banda sonora compuesta e interpretada por el grupo inglés Queen. La película fue un fracaso comercial que tuvo fallos y aciertos, pero hoy se erige como un filme de culto.

En 1982 se realizó también un telefilm: Flash Gordon: The Greatest Adventure of All. Cuatro años después apareció la serie animada Defensores de la Tierra, de la compañía King Features, en que Flash lideraba un equipo de héroes de cómic como The Phantom y Mandrake el mago. Una década después, en 1996 Hearst Entertainment realizó una serie de dibujos animados para la televisión.

Finalmente, el director Stephen Sommers adquirió en 2004 los derechos cinematográficos del personaje. ¿Llegará un remake de la película de los años 80 o de una nueva versión fílmica?

SciFi Channel comenzó la producción de una nueva entrega del héroe en 2007, donde el contacto con Mongo se hace a través de portales de comunicación. Flash (Eric Johnson), Dale (Gina Holden) y sus compañeros van y vienen del inhóspito planeta (que parece inspirado en Mad Max) a la tierra constantemente. En esta nueva versión Ming (John Ralston) ha sido despojado de sus características orientales para ser encarnado por un anglosajón.

Los tiempos han cambiado, pero Flash Gordon permanece. Algunas editoriales como Dynamite o Panini Comics cada cierto tiempo reeditan las aventuras de la era Raymond y Barry con excelente aceptación, pues el héroe de Mongo sigue, y seguirá, en la mente de muchos aficionados a los cómics por muchos años más.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia