Tendencias

Julia Elena Fortún, una activista de la cultura

Julia Elena Fortún, fallecida esta semana, animó innumerables publicaciones y propuestas para levantar la vida cultural y social de Bolivia

La activista cultural Julia Elena Fortún. Foto: Wara Cajías

La activista cultural Julia Elena Fortún. Foto: Wara Cajías

La Razón (Edición Impresa) / Mariano Baptista Gumucio

13:35 / 12 de diciembre de 2016

En la segunda mitad del siglo XX tres mujeres se distinguen nítidamente en el campo de la cultura boliviana. Me tocó trabajar con ellas en los tres periodos, bastante breves por cierto, en que ocupé la cartera de Educación. Aunque no siempre de manera directa, seguí de cerca y alenté la variedad de proyectos que plantearon a la comunidad boliviana, varios de los cuales fueron exitosos y otros frustrados por la desidia oficial o la indiferencia pública. Ellas son Teresa Gisbert, Julia Elena Fortún y Yolanda Bedregal, contemporáneas y muy amigas entre ellas.

Me toca escribir estas líneas en recuerdo de Julia Elena y quisiera mencionar algunos de sus aportes al país. En una época en que las clases dominantes menospreciaban o ignoraban a la mayoría indígena, ella se orientó al descubrimiento y valoración del aporte nativo, poniendo en el primer lugar de sus preocupaciones la arqueología, el folklore y las artesanías, además de las fiestas nativas. Fue valiosa la organización de los primeros Cursos de Verano sobre Cultura Boliviana en los que ocupaban un lugar preponderante las temáticas del arte indígena. Estos cursos tuvieron repercusión en el público con la asistencia de diplomáticos, profesionales y público en general que mostraba su interés por el conocimiento del país.

En el campo de la música colonial hizo el fichaje completo de los manuscritos del convento de San Felipe Nery y de la catedral de Sucre y gestionó su compra por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) para la donación al Archivo Nacional de Bolivia, repositorio que hoy cuenta con el mayor número de partituras de esos siglos. Realizó también el fichaje de las coplas de la virgen de Guadalupe.

Fue la animadora de incontables eventos y creadora de instituciones siendo una de las más importantes el Museo Nacional de Arte Popular, actual Museo de Etnografía y Folklore (Musef) y el Instituto Boliviano de Cultura, semilla de lo que es hoy el Ministerio de Culturas y Turismo, así como la Escuela Nacional de Folklore. El mercado artesanal en La Paz fue otra de sus preocupaciones logradas, primer espacio dedicado exclusivamente a la venta de tejidos y todo tipo de artesanías, que ofrecía a los turistas estas muestras de la cultura boliviana. Ahora se ha expandido a varias cuadras a la redonda de la iglesia de San Francisco.

Animadora de los conjuntos folklóricos que iniciaban su vida en esos años, alrededor de los 60, al punto de procurar su asistencia a importantes eventos de música folklórica en el exterior, como el Festival de Cosquín en Argentina, en el que ganaron los primeros premios, lo que proyectó a reconocidos grupos (en su velatorio, el destacado músico Ernesto Cavour la llamó “Maestra” y en lugar de palabras la despidió con la música de su quena).

Se fue muy temprano. Como tituló Medinaceli uno de sus libros: Chaupi punchaipi tutayarka (A mediodía anocheció). Tuve el privilegio de poner en su pecho la medalla de la Gran Orden de la Educación (también recibió el Cóndor de los Andes) cuando un destino adverso truncó su vida en la plenitud de su actividad condenándola a un retiro prematuro, quizá peor al de la muerte, pues Julia Elena pasó varias décadas inmovilizada en lugar de continuar investigando y construyendo según sus últimos proyectos para los que buscaba financiamiento con las dificultades que siempre encuentran los creadores. Su currículum vitae incluye tal cantidad de actividades, publicaciones y propuestas para levantar la vida cultural y social del país que valdría la pena convertirlo en una biografía.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia