Mía

Un tiempo a solas con papá o mamá

Por lo general es la madre la que tiene la custodia, lo que le facilita el viaje con los hijos, pero esto no quiere decir que el padre no pueda viajar con ellos, dice el psicólogo clínico Juan José Vargas.

Vacaciones con la mamá

Vacaciones con la mamá Foto: Internet

La Razón (Edición Impresa) / Mitsuko Shimose

09:00 / 05 de diciembre de 2017

Planeas viajar con tus hijos, sin tu ex... Tal vez son unos días para cimentar la relación padre o madre e hijos y esto puede ser beneficioso siempre que no signifique que tus pequeños paguen los platos rotos de una relación que no funcionó. Solo así este tipo de vacaciones servirá para sanar una herida emocional. Recuerda que dejaron de ser pareja, pero no padres.

Por lo general es la madre la que tiene la custodia, lo que le facilita el viaje con los hijos, pero esto no quiere decir que el padre no pueda viajar con ellos, dice el psicólogo clínico Juan José Vargas. Esto tiene que ver con acuerdos previamente establecidos entre los progenitores.

El especialista también menciona que para no generar preocupación en el o la ex, ni angustia en los niños o adolescentes, quien viaja debe comunicar —independientemente de permisos y documentos— la ciudad o país de destino, días de estadía, actividades y fecha de retorno.

Pero, esto sería imposible si la relación entre los padres está llena de enojos y resentimientos, y la comunicación es pésima, pues esto anticipa una maleta cargada de malestar cuando la idea es que ese viaje o esas vacaciones sean un aliento para que los hijos satisfagan sus necesidades de tiempo y afecto con su papá o mamá, aclara la psicóloga Tatiana Jáuregui. Ambos padres, el que viaja y el que se queda, tienen la tarea de hacer de esa vacación una época de paz para los chicos. “Lo que se espera del progenitor que lleva a los hijos es que les dé seguridad y les quite esa sensación de separación, pena o culpa porque su madre o padre se queda solo”, resalta Jáuregui.

Del otro lado, quien se queda debe confiar en que su ex cuidará a los niños, resalta Vargas. Por otro lado, debe dar a los hijos la tranquilidad de que se quedará bien, al final ese bienestar físico y emocional es responsabilidad del adulto, no del niño.

El padre o la madre que se queda debe evitar victimizarse por tal situación, ya que el hijo siempre tendrá un proceso de identificación con el que se muestre más vulnerable, y esto puede generarle culpas que no le corresponden, dice la psicóloga.

También se debe tomar en cuenta que pueden ocurrir imprevistos, menciona el especialista, los cuales también se deben informar. Por ejemplo, demoras en el regreso, alguna enfermedad o accidente, entre otros.

Pueden haber situaciones más complicadas como cuando hay otra pareja después de la separación o divorcio, reconoce Vargas, pero enfatiza que en todo caso se debe llegar a un acuerdo y ponderar el bienestar integral de los hijos. “Ambos padres deben coadyuvar para que ellos no sientan que traicionan a uno o que solapan al otro”. Los temas de pareja son de adultos y no deben involucrar a los chicos, quienes tienen necesidad y derecho de ser hijos, de papá y de mamá.

Fuentes: Juan José Vargas (psicólogo clínico / [email protected]), tatiana jáuregui (psicóloga / [email protected])

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia