Mía

En pareja y enamorada de otro

Se trata de una circunstancia muy difícil en la cual tanto la culpa como el sentimiento de deuda emocional les impide dar ese paso; y entonces dejar a la pareja se convierte en un problema insoluble.

Mujeres que aman a otro hombre

Mujeres que aman a otro hombre

La Razón (Edición Impresa)

00:00 / 17 de junio de 2019

Un problema que se presenta con frecuencia en el consultorio es el de  mujeres que aman a otro hombre, pero que no pueden dejar a su pareja.

Una serie de factores no les permite tomar la decisión de terminar su relación, aun reconociendo que ya no existe el amor.

Se trata de una circunstancia muy difícil en la cual tanto la culpa como el sentimiento de deuda emocional les impide dar ese paso; y entonces dejar a la pareja se convierte en un problema insoluble.

En la mayoría de los casos, la culpa es la principal razón que les dificulta dejar su relación; porque saben que la ruptura lastimará emocionalmente a quien ha aportado valiosos y agradables momentos a su vida y no quieren cargar con ese peso.

La incertidumbre respecto al futuro es también otro motivo generado por el miedo; y algunas prefieren continuar en una relación sin amor antes que arriesgarse a la posibilidad de un fracaso con quien están enamoradas.

Otra razón suele ser que ciertas mujeres no están dispuestas a dejar de lado la seguridad económica que disfrutan con su pareja actual.

Querida mujer, todo esto no conduce a nada positivo y cuando la indefinición se prolonga en el tiempo lleva a situaciones complicadas y muy poco claras.

Muchas veces, se boicotea inconscientemente la actual relación, tomando distancia emocional y mostrando una actitud de fastidio permanente, criticando todo lo que hace o dice la actual pareja, debido a que en el fondo se la responsabiliza por no poder estar con ese otro por quien se siente atracción.

En otros casos, en el afán por no abandonar a la actual pareja y tampoco perder la relación con el amante, se dispara una incontrolable seguidilla de mentiras en ambas relaciones.

Y en otras oportunidades, debido a que íntimamente se quiere que todo se sepa, inconscientemente se dejan señales de la existencia de la otra relación, de modo que la pareja las encuentre y tome la decisión de terminar el vínculo actual.

En realidad, todo lo descrito es una manera muy poco madura de posponer lo inevitable, ocultando el conflicto real y lastimando a tu pareja mucho más que con una ruptura.

Una relación de pareja sin amor produce efectos muy dolorosos para todos: por un lado, para tu actual pareja, con quien vivirás una relación mediocre; y por otro lado, el tercero también resultará afectado, al no saber qué esperar de esa relación, originándole un sufrimiento silencioso.

No poner fin a una relación cuando el amor ya no está presente es una muestra de egoísmo, ya que por evitar el sufrimiento propio, se lo causas a los demás.

Querida amiga, quiero decirte que no se sale de una situación así, sin lesiones emocionales.

Por lo tanto, evita caer en este tipo de situación, ya que luego las cosas se complican demasiado.

Mi consejo es que si te enamoraste de otra persona, pienses si realmente esa relación de enamoramiento dará luego paso al amor y, de ser así, resuelvas la situación con tu pareja actual lo antes posible, por respeto a él y a ti misma.

Adelante mujer… ¡Tú lo vales!

Reflexiona sobre esta situación

  • A veces, abandonar resulta más difícil que ser abandonada.
  • La culpa es la principal razón por la cual una persona no deja a su pareja.
  • La insatisfacción por la situación puede generar violencia psicológica.
  • Este tipo de conducta genera más daño que una ruptura a tiempo.
  • Si tu indecisión se prolonga incidirá en los aspectos emocional y físico de tu vida.
  • Cuando la situación no da para seguir es más honesto terminar con la relación.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia