Mía

Tu nombre, tu destino

El nombre, además de un lugar, “es como un indicador de destino; entonces, si me llaman como uno de los abuelos, de alguna manera me están pidiendo que viva la misma vida”, explica el escritor Cristóbal Jodorowsky.

Tu nombre puede determinar tu vida.

Tu nombre puede determinar tu vida. Foto: Freepik

Paula Jordán

00:00 / 03 de junio de 2019

Tu nombre puede determinar tu vida. Así de importante es, según la coach ontológica Arley Villegas. “Es lo primero que le regalas a tu hijo, una especie de programación para toda la vida”.

Dado que el nombre es repetido varias veces cada día, funciona como una especie de mantra para el inconsciente, que siempre entiende las palabras literalmente, dice Villegas.

“Si tú le pones un nombre como Dolores, el inconsciente no reconoce que es algo más complejo, sino para él es ‘dolores’ y que tiene que tener muchos dolores en la vida”.

Los diminutivos que entre adultos son muy usados en Bolivia, “Carlita”, “Jaimito”, “Bertita”, etc., reducen a la persona a un nivel infantil, advierte la especialista. También hay que tener mucho cuidado con las nominaciones como “bolita”, “gordita” o “enana”, dice Villegas. “Aunque no lo entienda, en estos casos la persona siente constantemente que no encuentra su lugar en la vida”.

El nombre, además de un lugar, “es como un indicador de destino; entonces, si me llaman como uno de los abuelos, de alguna manera me están pidiendo que viva la misma vida”, explica el escritor Cristóbal Jodorowsky.

En el caso de los nombres masculinizados, como Francisca o Ivanna, éstos evidencian, según ambos especialistas, que los padres esperaban que naciera un hombre. La persona entonces se masculiniza e incluso puede incidir en casos de infertilidad o patologías en órganos femeninos.

Villegas recomienda poner siempre un nombre ajeno al árbol familiar y con amplios significados. Aunque no resulta sencillo, dice Jodorowsky, quien cuenta que a su hija decidió ponerle Iris, en secreto, para que no influyera la opinión de ningún familiar y cuando lo comunicó, resultó que ya había un antepasado homónimo. “Es como que la programación del árbol te persigue”, reflexiona.

En las sesiones individuales que Villegas realiza, si nota alguna programación en el nombre que perjudica a la persona, sugiere elegir otro. “Ahora con las redes sociales es más fácil cambiarse el nombre”. Ella asegura que varios clientes han visto mejorar su vida tras este procedimiento. “El inconsciente sabe perfectamente cómo quiere llamarse”.

El nombre “puede ser una situación luminosa que ayuda y sostiene, pero también una especie de virus que nos devora... intentemos liberarnos”, anima Jodorowsky.

Con datos de: Arley villegas (Ahyu Design Thinking Group, Tel: 71522296) y cristóbal jodorowsky (youtube: metagenealogía lección 21 )

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia