Mía

¿Por qué los perros huelen la entrepierna?

El perro tiene el sentido del olfato muy desarrollado, por lo que lo utiliza para conocer su entorno y extraer información.

A los perros les gusta oler la entrepierna.

A los perros les gusta oler la entrepierna. Foto: Internet

La Razón (Edición Impresa) / Mitsuko Shimose

10:53 / 09 de abril de 2018

Te ha pasado que cuando vas de visita a la casa de un amigo, lo primero que hace su perro es oler tu entrepierna? ¿Quién no ha vivido esta incómoda experiencia tanto para el olisqueado como para el dueño del olisqueador? Pero, ¿por qué hacen esto los perros?

El perro tiene el sentido del olfato muy desarrollado, por lo que lo utiliza para conocer su entorno y extraer información. “Los canes se huelen entre sí para conocerse, siempre se huelen la cola porque les ayuda a socializar y a detectar información”, dice la veterinaria Mariana de la Peña.

Los mamíferos poseen glándulas apocrinas sudoríparas esparcidas por diferentes partes de su cuerpo, explica la veterinaria Victoria Paz. Pero, estas glándulas tienen mayor presencia en el área genital y anal, resalta Miriam Arana, auxiliar técnico veterinario especializada en homeopatía. Así, según Paz, estas pequeñas estructuras son responsables de producir un fluido corporal oloroso llamado feromona que transporta información no solo sobre cada can, sino sobre las personas, asegura.

Es por eso que “cuando un animal olfatea los genitales de otro perro o de una persona recibe información sobre la edad, la fase reproductiva, el sexo, el carácter y hasta el estado de ánimo”, agrega Paz.

“Al oler la entrepierna de una persona, el animal socializa con ella, ya que al detectar sus hormonas puede darse cuenta de qué sexo es, e incluso, en el caso de las mujeres, si está ovulando o está embarazada”, comenta De la Peña.

Apunta además que hay entrenamiento de canes en escuelas especializadas fuera del país en las que se les enseña a detectar, a través del olfato, cuándo le está subiendo la glicemia a una persona o cuándo tiene alguna enfermedad. En el caso de personas epilépticas, éstas liberan cierto tipo de feromonas, por lo que ellos también pueden detectar cuándo les va a dar un ataque.

Así que relájate, ya que es muy natural esa olfateada.

¿Cómo proceder?

No cohibir. El oler las partes íntimas es parte de la forma de ser y convivir de los perros, por lo que es recomendable no reprimir ni castigar su instinto natural.

No reaccionar. El animal dejará de presentar este comportamiento cuando tenga confianza con la persona. No daña ni ofende a nadie.

Amistad. Cuando huelen la entrepierna, no solo ejercitan su habilidad, sino que están forjando una amistad.

Prevenir. Evita el contacto de tu mascota con personas que no se sienten cómodas con los perros.

Fuentes: Mariana de la Peña (veterinaria), Victoria Paz (veterinaria), Miriam Arana (auxiliar técnico veterinario).

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia