Mía

Amor vs. dependencia

Para mantener una relación estable hay que hacer ciertas renuncias, éstas deben ser razonables y es perfectamente legítimo cuestionar sus límites, pero en una relación enfermiza no hay límite para el sacrificio.

Encadenarse en el matrimonio.

Encadenarse en el matrimonio. Foto: Internet

La Razón (Edición Impresa) / José Luis Mariscal

00:00 / 22 de enero de 2018

El amor en una pareja es un sentimiento complejo de explicar o definir, ya que las personas lo viven de diferentes formas; sin embargo, supone un vínculo sano, aunque muchas veces se llega a confundir con una dependencia emocional, algo enfermiza. Existen ciertos patrones, sentimientos y hábitos que los diferencian.

El punto de partida es el concepto. La dependencia emocional, en voz de la psicóloga y terapeuta de parejas Elizabeth Ordóñez, “va ligada a la necesidad de una persona hacia la otra, es decir cuando una busca en otra lo que no tiene en sí misma”.

El columnista de Mía y coach personal Rubén García distingue dos tipos de dependencia. La primera es la codependencia, en la que un individuo crea la necesidad de sí mismo en otra persona; es decir “necesito que me necesites”. El segundo tipo es la interdependencia, “que se da cuando uno depende del otro”.

La terapeuta indica que estas formas de relacionamiento insanas son un trastorno emocional y advierte que pueden degenerar la relación de pareja, tornándola cerrada y causando la pérdida de la autonomía de sus integrantes. “A estas relaciones se las llama simbióticas, es decir: ‘tú y yo contra el mundo’”, dice.

Uno de los sentimientos comunes en una dependencia es el miedo a la soledad, pues éste genera la necesidad de estar con alguien. “El contacto con la pareja llega a ser una herramienta para que desaparezca el malestar, mientras que con el amor la compañía y la presencia del otro es gratificante”, expone Ordóñez.

Otro factor es el cómo se experimenta la relación de pareja en el tiempo. En una relación sana, cada momento se disfruta; ambos viven el presente y planean el futuro. El pasado es parte de un aprendizaje. En cambio cuando existe una dependencia emocional, el pasado es una constante y se busca garantizar la unión a futuro. Por ejemplo, resuenan las frases “hace un año esto era mágico”.

Para mantener una relación estable hay que hacer ciertas renuncias, éstas deben ser razonables y es perfectamente legítimo cuestionar sus límites, pero en una relación enfermiza no hay límite para el sacrificio. El dependiente hará lo que sea por el otro, quien no es el malo de la historia, sino la otra cara. “Cuando una persona es dependiente emocional de otra, no hay cuestionamiento a lo que dice o hace pues tiene temor a perderlo por entrar en desacuerdos”, advierte Ordóñez.

En el amor, ambas partes dan todo de sí para contentar al otro. Pero en la dependencia emocional existe una serie de requerimientos, reglas y rituales en pro de la relación y no así de los miembros de ella. “Una persona dependiente hará lo que sea para que el noviazgo perdure”.

En una relación estable el amor prima, en la dependencia, el miedo. Cuando una pareja se ama, lo importante es la otra persona como tal, lo que se siente y se vive a su lado, pues existe una conexión y un vínculo fuerte que los une. Mientras que en una relación de dependencia emocional, lo que tiene valor es lo que la pareja proporciona; todos y cada uno de los beneficios que se han obtenido gracias a esa relación.

En una unión sana existe tiempo para ambos miembros, en cambio en la dependencia solo importa el de uno solo. En el amor una persona está porque quiere y no porque debe.

Dependencia emocional

1. Dar más que el otro: Un dependiente emocional da, da y da, y nunca se siente recompensado.

2. Infravalorarse: Tiene una baja autoestima y se culpa por no ser querido por los demás.

3. Idealización: Tiene una imagen de la pareja ideal y cuando la consigue se apega y crea la dependencia.

4. Soledad: Busca en su pareja lo que no tiene en sí mismo. Busca amor, pero no se ama y siempre se siente solo.

Fuentes: Elizabeth Ordóñez (Terapeuta de parejas), Rubén García (Personal Coach) y Familias.com (Sitio web especializado en relaciones de pareja).

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia