Mía

La gratitud reconfigura tu cerebro

En 2011, Glenn Fox, investigador de University of Southern California, dirigió un estudio que correlacionó el grado de gratitud de los participantes con su actividad cerebral.

Sentimientos de gratitud

Sentimientos de gratitud Foto: occmundial

La Razón (Edición Impresa) / Paula Jordán R.

00:00 / 05 de agosto de 2019

Agradece todo lo que puedas. Incluso hazlo por detalles como la comida que vas a probar, el asiento en el que reposas o simplemente por este preciso momento.

De esta manera, según la ciencia, reconfiguras tu cerebro de forma que mejoran tu salud y tus relaciones interpersonales.

En 2011, Glenn Fox, investigador de University of Southern California, dirigió un estudio que correlacionó el grado de gratitud de los participantes con su actividad cerebral.

“Cuando las personas reportaron sentimientos de gratitud sus cerebros mostraron actividad en un grupo de regiones de la corteza media prefrontal, un área de los lóbulos frontales del cerebro donde los dos hemisferios se encuentran y que está asociada con entender la perspectiva de otras personas, la empatía y los sentimientos de alivio. Esta también es un área conectada masivamente con sistemas del cuerpo y del cerebro que regulan la emoción y apoyan el alivio del estrés”, dijo.

Por otro lado, en 2015, Prathik Kini y sus colegas de Indiana University investigaron cómo el practicar la gratitud puede alterar la función cerebral en personas deprimidas. “Encontraron evidencia de que la gratitud puede inducir cambios estructurales en las mismas partes del cerebro que nosotros hallamos activas. Su resultado, complementado con el nuestro, revela cómo la práctica mental de la gratitud puede ser capaz de cambiar y reconfigurar el cerebro”, señaló Fox en junio de 2019 a la revista Mindful.

Dar las gracias, dice el científico, te hace capaz de manejar mejor situaciones desafiantes y difíciles, la depresión y reducir el dolor físico. La gratitud también motiva a una pareja a comprometerse a mantener su relación, según otro estudio longitudinal de cuatro años, publicado en 2011 y realizado por estudiosos de University Amsterdam.

¿Conoces aquella fábula que afirma que en la mente pelean constantemente dos lobos: uno bueno y otro malo? ¿Cuál ganará la batalla? Pues aquel al que le prestes más atención. Vale la pena enfocarte en lo que tienes para agradecer, la ciencia también te lo recomienda.

  • Es como si tu cerebro tuviera un músculo de la gratitud que puede ser ejercitado y fortalecido, dice Kini.
  • Fox sugiere que practicar la gratitud con tus empleados logrará que ellos rindan mucho mejor en el trabajo.
  • Un cerebro agradecido percibe el mundo como un lugar bueno que brinda experiencias positivas, afirma Fox.
  • Escribe una lista con todo lo que se te ocurra agradecer, así sea el aire, tus dedos, etc.

Con datos de: www.researchgate.net,

www.marshall.usc.edu, www.mindful.org,

journals.sagepub.com y www1.cbn.com 

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia