Mía

Depresión frases que jamás habrás de utilizar

Aquellos que sufren de depresión necesitan ayuda médica, psicológica y, sobre todo, de apoyo moral de los allegados, quienes en muchas ocasiones, en son de alentar, dicen frases que entorpecen el estado anímico del paciente.

Aprendiendo a afrontar la depresión.

Aprendiendo a afrontar la depresión. Foto: Internet

La Razón (Edición Impresa) / José Luis Mariscal

09:46 / 07 de agosto de 2018

La depresión es una grave enfermedad que afecta a más de 350 millones de personas en el mundo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). En el intento de ayudar a un familiar, amigo o persona cercana que se encuentra atravesando por una situación como ésta, suelen decirse ciertas frases que, pese a la buena intención, producen un efecto contrario en aquel que experimenta este mal.

La OMS define a la depresión como “un trastorno mental frecuente, que se caracteriza por la presencia de tristeza, pérdida de interés o placer, sentimientos de culpa o falta de autoestima, trastornos del sueño o del apetito, sensación de cansancio y falta de concentración”.

Esta enfermedad puede llegar a hacerse crónica o recurrente y dificultar sensiblemente el desempeño en el trabajo o las actividades académicas, así como en la capacidad para afrontar la cotidianidad. “En su forma más grave, puede conducir al suicidio. Si es leve, se puede tratar sin necesidad de medicamentos, pero cuando tiene carácter moderado o grave se pueden necesitar medicamentos y psicoterapia profesional”, sostiene la OMS en su portal web.

La psicóloga clínica Cecilia Bandín explica que no se debe confundir este estado con ánimo de tristeza o melancolía, pues estos últimos “suelen mejorar por sí solos con el tiempo o con hacer algún cambio social”.

En cambio aquellos que sufren de depresión necesitan ayuda médica, psicológica y, sobre todo, de apoyo moral de los allegados, quienes en muchas ocasiones, en son de alentar, dicen frases que entorpecen el estado anímico del paciente. Por ello es importante pedir y recibir asesoramiento de un experto, que guie al entorno en el qué decir y cómo actuar.

Y, ¿cuáles son esas frases que es mejor callar? La primera y más común es: “supéralo”. Las personas con depresión presentan disminución de energía física y psíquica, y en el fondo quieren salir de allí, pero no saben cómo. “Aunque es comprensible que la gente use esta frase, para quien padece depresión es un factor que aumenta la desesperanza. El deprimido es el primero que quiere superar esa sensación, pero no sabe cómo hacerlo”, comenta la psicóloga.

Otra de las frases que es mejor omitir con un paciente depresivo es: “otras personas están mucho peor que tú”. “Que alguien más tenga problemas no significa que los de esta persona desaparezcan”, dice la experta, quien sugiere usar palabras como “parece que tienes razones para sentirte mal, ¿quieres contarlas”.

Convivir con una persona víctima de esta enfermedad llega a ser complicado; su baja energía y humor sombrío pueden afectar anímicamente a los que la rodean. Un familiar o amigo en esta circunstancia podría llegar a decirle: “no seas tan negativo”, pero hacerlo es un error; una expresión de este tipo lo hará sentir muy solo y aumentará sus emociones negativas.

Seguir el tratamiento y los consejos de los profesionales, brindarles apoyo de manera oportuna (más si se advierte un bajón intempestivo), nunca juzgar ni cuestionar sus sentimientos y usar un lenguaje asertivo son claves para combatir este mal.

Otras expresiones que no se deben usar

‘Solo quieres llamar la atención’. La depresión es una enfermedad, no un estado de ánimo. Si bien el paciente es el agente que más debe ayudar a combatirla, necesita de apoyo profesional; no subestimes sus emociones.

‘No es para tanto’. Es casi imposible entender cuán difícil es la situación que está viviendo la persona con depresión, cada caso es único; una vez que este mal echa raíces puede ser muy dañino.

‘Con una salida se pasa’. Una actividad distractiva ayuda, pero no es cura para la depresión, no esperes que tras una ida al cine, el problema se resuelva. La depresión no es solo un mal día, es cien días malos, todos a la vez.

‘Me pone muy triste verte así’. Evita hacer que esa persona se sienta culpable y responsable de las consecuencias de su enfermedad. Es cierto que en su estado transmite energía negativa, pero no lo hace porque quiere.

Fuentes: Cecilia Bandín (psicóloga clínica) Organización Mundial de la salud (OMS)

Fotos: Internet

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia