Mía

Usa aretes de fantasía sin morir con alergia

El primer problema y más común es que los pendientes artesanales o de fantasía causan una molesta y hasta dolorosa alergia. Esta dolencia se la conoce científicamente como eccema alérgico de contacto.

Cuidados para el uso de aretes de fantasía.

Cuidados para el uso de aretes de fantasía. Foto: wallhere.com

La Razón (Edición Impresa) / Beatriz Andrade D.

08:53 / 14 de mayo de 2018

Los aretes, como parte importante de los accesorios, son el toque final de un estilo, tanto que hay mujeres que no salen de casa sin un par, sin importar su tamaño, diseño o material. Y es este último el que puede causar algún problema, más cuando dista de ser un noble metal, como el oro o la plata.

Sin duda los aretes de fantasía o bisutería, por más finos que sean, pueden en ocasiones acabar con el look porque causan irritaciones, se decoloran, pierden su brillo e incluso desprenden un olor ferroso que ni el perfume logra aplacar.

El primer problema y más común es que los pendientes artesanales o de fantasía causan una molesta y hasta dolorosa alergia. Esta dolencia se la conoce científicamente como eccema alérgico de contacto, debido a que la mayoría de los pendientes están compuestos por un metal llamado níquel, que causa hinchazón en los lóbulos de las orejas, enrojecimiento, picor e incluso salen bolitas de supuración en principio clara y luego con pus.

Otros metales como el latón, bronce, cobre, cobalto, duralio o vitalio también producen alergias. Las molestias aparecen a las 48 horas del contacto o instantáneamente; además, la humedad, el tipo de piel y el sudor pueden agravar la afección.

La primera recomendación es informarse sobre el material del que están hechos y así saber elegir el par adecuado. La mejor opción, aunque no la más económica, es optar por aretes de oro o de plata, que van compuestos por rodio; este es un metal blanco hipoalergénico que no causa infecciones ni alergias. “También se encuentra en los aretes de paladio o platino”, se lee en el portal familias.com.

Los pendientes que están hechos a base de acero quirúrgico o titanio también son inocuos. Pero si quedaste fascinada por un par hecho de lata, entonces puedes recurrir a los consejos caseros que evitan las infecciones:

Esmalte de uñas transparente. Es conocido que para evitar el contacto directo con la piel, los aretes deben ser cubiertos con un barniz de uñas transparente, a fin de que actúe como aislante. Lo primero que se recomienda es limpiarlos con un algodón mojado en alcohol (para desinfectarlos), solo en la parte que va en el hoyo de la oreja además del seguro, y después de dejar secar el metal pintar la parte superior de los aretes, por lo menos con dos capas.

¿Si el metal se ve sucio y opaco? Una de las mejores soluciones, eficaz, sencilla y ecológica, es pasarle un paño húmedo con bicarbonato o pasta dental y frotar suavemente. Una vez limpia la pieza, pasa otro trapo para secarla y librarla de los restos y cualquier olor. Así evitarás el oxidado y lograrás más brillo.

La higiene. Limpia el área del hoyito de tus orejas, lo mismo que los aretes. Hazlo con un algodón y con abundante alcohol o gel antibacterial. Evita que el alcohol roce todo el arete, solo la base y el palito posterior, además del seguro de latón, ya que podría mancharse y perder brillo.Si tienes alguna molestia, quítatelos y desinfecta tus orejas; lávate la zona lastimada con agua tibia y jabón aséptico, luego aplica un algodón con alcohol y pásalo por el lóbulo.

Con datos de: soycarmin.com, enfamilia,es y craftologia.com

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia