Mía

La azúcar morena no es más sana que la blanca

Y no importa si se trata de la morena, que muchos creen es más sana. “Su compuesto básico sigue siendo azúcar (glucosa+fructosa), por lo que igualmente está desaconsejado su consumo de todas las maneras”, dice Díaz.

La azúcar blanca y morena

La azúcar blanca y morena Foto: Internet

La Razón (Edición Impresa) / Paula Jordán R.

12:00 / 13 de noviembre de 2018

Si crees que por consumir azúcar morena estás comiendo más sano, pues ¡te equivocas! El proceso de elaboración de ambas es el mismo, solo que en la última etapa se añade melaza a la azúcar morena, lo cual le da la humedad y el color café (hay otro procedimiento por el cual la morena se refina igual que la blanca, solo que sin quitar la melaza, pero el resultado es el mismo).

En todo caso, tanto la azúcar blanca como la morena contienen sacarosa (azúcar blanca, 99,9%; mientras que la morena, 96% y el resto es agua y minerales como calcio, hierro, potasio y magnesio, pero en cantidades tan pequeñas que realmente son insignificantes).

“Ambos son muy poco recomendables, como fuente de calorías vacías que son y como disruptores del metabolismo. El aporte en vitaminas y minerales de la melaza que lo tiñe no compensa el hecho de que la azúcar morena es un veneno metabólico tan nocivo como la azúcar blanquilla”, detalla eldiario.es.

“Como dietista–nutricionista nunca recomendaré consumir azúcar. Pero cuando hablo de azúcar, hablo de azúcar libre o azúcar añadida, no de la azúcar naturalmente presente de los alimentos”, dice Adriana Díaz.

Y no importa si se trata de la morena, que muchos creen es más sana. “Su compuesto básico sigue siendo azúcar (glucosa+fructosa), por lo que igualmente está desaconsejado su consumo de todas las maneras”, dice Díaz.

Sacha Harland, un holandés de 22 años, estuvo un mes sin consumir azúcar. La primera semana fue la más difícil, pues se sentía cansado. Pero en el día 25 notó el cambio: “Me levanto con más facilidad y tengo más energía”, cuenta en YouTube. Perdió cuatro kilos, su colesterol se redujo 8% y su presión sanguínea es 10 puntos menor que antes, todo un incentivo a dejar de consumir menos azúcar procesada, sea del color que sea.

Azúcar blanca:

Se la extrae de la caña de azúcar o de la remolacha, mediante un proceso químico y físico que comienza con la trituración. Luego se hierve el líquido. Después, se filtra las impurezas, lo cual produce un sirope que formará los cristales de azúcar. La máquina procesa y hace girar los cristales de azúcar para separarlos de las melazas. El resultado es azúcar blanca.

Azúcar morena:

Se sigue el mismo procedimiento para la azúcar blanca. Solo que a ésta se añade melazas, que son las que le dan el color café. Las melazas contienen 46% de sacarosa, 3% de proteína y algunas cantidades de hierro y calcio, que son tan insignificantes (tienen, por ejemplo, 0,02 mg de hierro, cuando la dosis diaria recomendada es 8 miligramos), que no hace ninguna diferencia.

Datos y cifras sobre el azúcar

  • Una cucharilla de azúcar morena tiene 17 calorías; una de azúcar blanca tiene 16.
  • Una cucharilla de azúcar morena tiene 0,02 mg de hierro (insignificante, pues la dosis diaria recomendada es de 8 mg).
  • Solo se precisa dos cucharaditas de azúcar en la sangre (glucosa) por día, que frutas, granos y verduras abastecen.
  • La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda una dosis diaria máxima de 25 gramos de “azúcar libre” al día (una lata de gaseosa tiene 40 gramos).

Con datos de: dietista-nutricionista.com, es.gizmodo.com, BBC y Muy Interesante y fogonazos.es.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia