Mía

La importancia del autocuidado en los varones

Tenemos un gran déficit en cuidarnos a nosotros mismos. Nos han enseñado que ser fuerte y valiente es ser masculino y que mostrar sentimientos o debilidad es poco varonil.

El rapero Mac Miller falleció tras una sobredosis de drogas y alcohol.

El rapero Mac Miller falleció tras una sobredosis de drogas y alcohol. Foto: Internet

La Razón (Edición Impresa) / Pedro Brunhart

00:01 / 10 de diciembre de 2018

Después de la muerte del rapero Mac Miller (foto) por sobredosis de drogas y alcohol, muchos de sus fans buscaban la culpa en su expareja Ariana Grande, sobre todo desde que Mac Miller protagonizara cuatro meses antes un accidente automovilístico mientras conducía alcoholizado. Y esto, dos semanas después de la separación de los dos.

Ariana Grande respondió entonces con mucha autoconfianza a los reproches: “No soy niñera ni madre, y ninguna mujer debería sentir la obligación de ser esto hacia su pareja.”

Uno de los puntos para superar el machismo dentro de nosotros es hacernos cargo de nosotros mismos.

Pensar que nuestras parejas son responsables por nosotros es un rasgo machista, pues echa la culpa de nuestras dificultades a las mujeres y, aparte de esto, este rasgo nos cuesta muy caro: a nosotros y a todos los que nos rodean.

Tenemos un gran déficit en cuidarnos a nosotros mismos. Nos han enseñado que ser fuerte y valiente es ser masculino y que mostrar sentimientos o debilidad es poco varonil. Entonces reprimimos emociones y descuidamos nuestras necesidades, nuestros cuerpos y nuestra salud.

Ser fuerte, aguantar el dolor, eso creemos. Y esto nos mata. No por gusto nosotros los varones vivimos unos seis años menos que las mujeres, según estudios.

Consecuencias nefastas tiene nuestra tendencia a no cuidarnos en problemas psicológicos. Puesto que no podemos mostrar debilidades, no charlamos de nuestras dificultades, no podemos abrirnos, no pedimos ayuda. Y nuestra reacción se traduce muchas veces en arrebatos de ira junto con violencia, pues a la violencia sí la consideramos masculina.

No hemos sido educados en capacidades sociales y emocionales. Qué atrofiados emocionales somos, se puede ver en los velorios: las mujeres se abrazan y lloran juntas, lo cual es un alivio para las dos, mientras nosotros nos damos una palmita en el hombro y decimos: “Ya va a pasar”. ¡Qué inútiles somos!  

Si queremos cuidarnos y cuidar a los demás, entonces tenemos que indagar nuestros roles de masculinidad. Tenemos que escuchar a las mujeres, tenemos que cuestionar si es adecuado trabajar tanto en la oficina y si no sería más saludable para la vida de todos pasar más tiempo en la casa con los niños y con la esposa. Tenemos que aprender a organizar un cumpleaños para los hijos, a organizar una fiesta entre parientes o amigos.

Dejar de ser machista y vivir mejor en todos los sentidos es tarea de toda una vida.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia