Mía

Separación de bienes: protección o confianza

Hablar claro sobre los bienes y el dinero también puede ser entendido como una muestra de confianza.

Separación de bienes en el matrimonio.

Separación de bienes en el matrimonio. Foto: Internet

La Razón (Edición Impresa) / José Luis Mariscal

00:00 / 31 de agosto de 2017

Tras la decisión de casarse hay temas importantes que se deben abordar, uno de ellos es el dinero y, si los hay, los bienes... lo tuyo, lo mío y lo que será nuestro. Pero, ¿qué haces si tu pareja te propone una separación de bienes y un contrato prenupcial?

Según la experiencia de la terapeuta de parejas Elizabeth Ordóñez, estas prácticas no son ni muy comunes ni socialmente aceptadas en la sociedad boliviana. “No se trata de ser absolutistas y decir si son buenas o malas. En otros lugares del mundo es normal hablar de dinero y de acuerdos, pero acá nos ponemos susceptibles cuando mencionamos el tema y en el fondo tiene que ver con un asunto de confianza”.

Pero, ¿qué es y para qué sirve la separación de bienes? “Consiste en un acto por el que los pretendientes declaran su patrimonio antes de casarse para que así se diferencie su propiedad durante el tiempo de enlace conyugal”, explica Hipólito Hinojosa, especialista en derecho familiar. Sin embargo, aclara que todo bien material adquirido durante el matrimonio se considera pertenencia de ambos.

Los conceptos técnicos quedan claros y ¿será conveniente plantearle a tu pareja este régimen antes del ‘sí’? Ordóñez opina que un acuerdo prenupcial puede generar desconfianza, más aún si es que una de las partes posee más bienes materiales que la otra. “La familia puede influenciar en la toma de esta decisión al decir que es un matrimonio por interés”, alerta.

El abogado piensa que el iniciar un casamiento bajo este régimen es predisponerse a que el vínculo no dure mucho, lo que no es lo ideal; pero si el temor es fundado, es mejor proteger —cada quien— su patrimonio.

Ambos entrevistados, desde sus especialidades, coinciden en que la separación de bienes es recomendable cuando uno, o los dos contrayentes, ha tenido un matrimonio anterior y descendencia. “Con esta práctica se logra proteger el patrimonio que ambos construyeron para heredar a sus hijos”, comenta Hinojosa.

Hablar claro sobre los bienes y el dinero también puede ser entendido como una muestra de confianza. Tal vez necesaria para iniciar la vida conyugal. “Por eso, háblalo con tu pareja”, dice Ordóñez. Así evitarás susceptibilidades y sabrás cómo proyectar una vida en común.

Fuentes: Elizabeth Ordóñez (Psicóloga y terapeuta familiar) e Hipólito Hinojosa (Abogado especialista en Materia Familiar)

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia