Mía

Saludo ¿Beso, abrazo o apretón de manos?

Cada saludo tiene su propia interpretación, no es lo mismo saludar a un familiar o a un amigo que a un colega o un jefe; tampoco a un miembro de gobierno, al Dalai Lama, al Santo Padre o a un conocido.

Cómo saludar a las personas.

Cómo saludar a las personas.

La Razón (Edición Impresa) / Pilar Richardson

00:00 / 12 de octubre de 2017

El saludo es la primera muestra de amabilidad o de afecto, es señal de educación que debe ofrecerse al ingresar a algún lugar, al ser presentado o al despedirse. Un saludo es culturalmente diverso, puede ser con breves palabras, con abrazo, beso o con un apretón de manos. En cualquier caso, con o sin contacto físico, el saludo es el inicio de una interacción que da pie al diálogo. Cada saludo tiene su propia interpretación, no es lo mismo saludar a un familiar o a un amigo que a un colega o un jefe; tampoco a un miembro de gobierno, al Dalai Lama, al Santo Padre o a un conocido.

El inicio de un saludo

La idea de saludar es hacer que la otra persona se sienta bienvenida, además de causar buena impresión en ella y en el grupo. Dependiendo del sitio en que uno se encuentra, el que ingresa es quien saluda. Por ejemplo, si se entra a un edificio, se saluda al portero, a la recepcionista, al ascensorista, etc. En reuniones sociales, los varones se ponen siempre de pie para saludar, las damas lo harán ante personas mayores, aunque también pueden hacerlo ante señoras de su edad como una cortesía.

El saludo con beso

Esta opción depende de la situación, el ambiente, la edad, los antecedentes y la profesión, pero principalmente la relación entre los involucrados. Naturalmente que si alguien no desea que le saluden con un beso, debe asegurarse de estrechar la mano anticipadamente para no llegar a la cercanía y acción.

El apretón de manos

Es una forma de comunicación que revela los rasgos internos como la personalidad y los sentimientos. Debe ofrecérselo con firmeza extendiendo la mano con los pulgares hacia arriba y juntar la palma con la otra persona. El apretón no debe ser suave ni largo, y el sacudón... con un par de veces es suficiente.

Las presentaciones

Presentarse es un deber y es fundamental para iniciar cualquier relación social o comercial. Presentarse a uno mismo es muestra de cortesía, y debe hacérselo con confianza y autoridad: “Permítanme presentarme”, seguido por el saludo. En situaciones sociales, la persona más joven es presentada a la persona mayor o de mayor autoridad. Cuando exista una diferencia en edad, debe mencionarse el título, profesor (a); Dr. (a); Excmo. (a)., incluido el apellido.  Si no tiene un título, se utiliza el Sr. (a) o señorita.

El saludo en los negocios

El saludo es la introducción a una relación estrictamente comercial, no es una forma de dominación o de muestra de afecto, es una forma de conexión. Una buena postura, un firme apretón de manos y el contacto visual instantáneamente crean confianza. El saludo en negocios se basa en jerarquía y no en género. Es recomendable averiguar los rangos y posiciones antes de una presentación teniendo en cuenta que las personas de posición más baja son presentadas a las de posición más alta o de mayor autoridad.

Errores en las presentaciones

  • Ignorar un saludo cuando alguien tiene la mano extendida.
  • Interrumpir durante una presentación.
  • Evitar el saludo si no se reconoce a alguien.
  • Saludar con gafas de sol.
  • Saludar con la mano ocupada.
  • No importa si es beso, abrazo o apretón de manos, saluda con una amplia sonrisa y palabras amables.

PILAR RICHARDSON ESCRIBE LA COLUMNA SEÑORA ETIQUETA, DONDE COMPARTE SUS CONOCIMIENTOS SOBRE ETIQUETA Y PROTOCOLO, NORMAS PARA UNA GRATA INTERACCIÓN SOCIAL.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia