Mía

Mizgina Rengin: ‘Uso el poder de la música para vencer el racismo’

Un día a la vez. La música turco alemana Mizgina Rengin (42) es una de las pocas mujeres que eligen llevar un estilo de vida nómada. Viajando sola por Latinoamérica, en julio llegó a La Paz, donde dictó talleres de maqam (sistema de tonos melódicos de la música árabe).

La Razón (Edición Impresa) / Paula Jordán / La Paz

00:00 / 05 de agosto de 2019

En esta entrevista, comparte sobre la importancia de tener confianza —en una misma y en las personas—, como una clave para afrontar la vida.

— ¿Viajas sola o en grupo?

— Estoy viajando sola, desde enero de 2019. Empecé en Brasil y estuve ya en varios países.

— Contabas en tu taller de canto que demoraste 20 años en decidir ser nómada...

— Estuve enfrentando el temor de salir de mi zona de confort durante 20 años. Había una voz interior que me decía ‘tienes que ir’. Es muy difícil salir de la zona de confort. Una vida regular no es difícil: consigues un trabajo y tienes un lugar donde dormir. Ser una música nómada no es fácil.

— ¿Cómo manejas la incertidumbre de no saber dónde dormirás o qué comerás mañana?

— Lo más importante en la vida nómada es la confianza: confianza en ti misma, en la Pachamama, en los amigos y en la humanidad. Yo me considero afortunada y estoy muy agradecida porque gracias al amor y a la música las puertas se me abren de formas insospechadas. Por eso debes creer en tu voz interior. Si tú sientes una intuición, cree en ella. Antes de esta aventura no tenía fe en la humanidad, ahora sí creo.

— Entonces, ¿todo es acerca de tener fe?

— Amor, esperanza y fe son muy importantes para enfrentar la vida. Viajar me hace estar más alerta y tener más fe en la gente. Mi experiencia en el camino me muestra que la mayoría de las personas son buenas. Todos tenemos ambos lados en nosotros: el malo y el bueno. Pero podemos escoger lo bueno para nosotros y la sociedad. Tratemos de tener energía positiva, de estar abiertos a nuevas experiencias y aceptemos que todo puede cambiar.

Espere…

— ¿Qué es la música para ti?

— Para mí la música es un lenguaje mágico universal basado en emociones elementales, la llave hacia nuestra alma y para un encuentro con otras culturas. Con la música —especialmente con el canto— podemos acceder a las emociones de otras personas, aunque no entendamos las palabras de una canción. 

— ¿Crees que la música puede ser sanadora? ¿Por qué?

— La música tiene muchos efectos sobre el ser humano, uno de éstos es la sanación. Cuando escuchas una pieza estás abriendo tus oídos y tu corazón; la música puede alcanzar áreas muy profundas de tu alma. Claro, depende qué estilo de música prefieras. Si escuchas un estilo fuerte y agresivo, podrías volverte más violento, pero si escuchas música armónica te harás más calmo. Como cantante trabajo sanando, integrando, conectando gente y uso el poder de la música para vencer el racismo y los prejuicios.

— ¿Cuál es la principal característica de la música clásica turca que enseñas por el mundo?

— En Turquía existe la música folklórica, la étnica, la clásica y el pop. La música clásica turca se caracteriza por el sistema microtonal que llamamos música maqam, que está basada en estados de ánimo. Este sistema de la música turca y oriental la hace muy profunda. También enseño canciones kurdas, arábicas y africanas. 

— ¿Esperas tener hijos alguna vez?

— Desde que empecé mi jornada estoy pensando seriamente en ser madre y tener familia. Sí, quiero tener hijos y darles mis valores para aportar a un buen futuro del planeta, pero realmente quiero tener una pareja que quiera ser un padre y tomar la responsabilidad consciente de la paternidad.

— ¿Cuál es tu propósito de vida?

— Vivir responsablemente, conectada con la naturaleza, haciendo música, dando energía y coraje a otras personas con mi voz; vivir con dignidad con mi familia y amigos. Creo que una buena vida es simple, se trata de estar en balance contigo misma y en buena vibración con los otros. 

Espere…

— ¿Qué resaltas de la gente en Bolivia?

— Mi impresión es que la gente en Bolivia es más introvertida, paciente, diligente y orgullosa. La mayor parte del tiempo he tenido buenas experiencias con las personas acá... Por otro lado, observo que Bolivia tiene una gran tradición de culturas indígenas que se relacionan con la naturaleza, aunque los jóvenes viven más un estilo orientado al consumo.

— Muy pocas mujeres se atreven a viajar solas como nómadas, por temor a la violencia machista. ¿Crees que ser una nómada sola tiene sus propios retos para una mujer? ¿Cómo ha sido para ti?

— Creo que en este momento el mundo está muy abierto a las mujeres y que cada vez adquirimos más autoconfianza y fortaleza. Me han preguntado choferes de bus y taxi: ‘¿viaja sola?’ y la mayoría de ellos me ha animado y alentado. Las mujeres, se  muestran entusiasmadas de ver a una mujer viajando sola. Y están los medios de comunicación, que están conectando a las mujeres para ayudarnos entre nosotras. ¡Es el mejor momento para que una mujer viaje por el mundo! Sí, claro, viajar sola es un reto pero no sería divertido si no lo fuera.

Perfil

Nació el 2 de junio de 1977 en Batman (Turquía). A los 19 años se fue a vivir a Alemania junto a su padre, quien fue asilado político, tras pasar 11 años encarcelado por luchar en favor de la independencia turca. Estudió Diversidad Cultural en Educación Musical (2015 - 2017) en Hildesheim University, Center for World Music. Desde enero de 2019 viaja sola por Sudamérica, enseñando su arte.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia