El Financiero

12 años: crecimiento y estabilidad

El sector financiero experimentó un año positivo con niveles de depósitos y créditos superiores en 10,3% y 12,4% respectivamente, en relación a la gestión previa.

12 años: crecimiento y estabilidad.

12 años: crecimiento y estabilidad.

La Razón (Edición Impresa) / Mario Guillén Suárez, ministro de Economía y Finanzas Públicas / La Paz

00:00 / 11 de julio de 2018

Durante los últimos 12 años, como resultado de la aplicación del Modelo Económico Social Comunitario Productivo, Bolivia experimentó un favorable y destacado desempeño económico que, a su vez, se tradujo en la significativa mejora de las condiciones de vida de la población boliviana.

Específicamente el año pasado, en un contexto de débil recuperación económica mundial, la economía boliviana continuó registrando un crecimiento sostenido, que se situó en 4,2%.

Este avance obedeció al comportamiento positivo de los sectores no extractivos y al impulso de la demanda interna, que a través del consumo de hogares y la inversión siguió constituyéndose en el motor del crecimiento económico boliviano. Con este resultado, el país se ubicó por quinta gestión consecutiva entre las economías de mayor expansión en Sudamérica.

En el año destacó la recuperación de indicadores del sector externo, registrándose mayores exportaciones e importaciones respecto a 2016 y un menor nivel de déficit de la balanza comercial en términos del Producto Interno Bruto (PIB). Es importante resaltar que las mayores importaciones realizadas en 2017 fueron para el fortalecimiento de la capacidad productiva del país, al concentrarse en materias primas, insumos y bienes de capital (74,9% del total de compras).

Por su parte, el sector financiero experimentó un año positivo con niveles de depósitos y créditos superiores en 10,3% y 12,4% respectivamente, en relación a la gestión previa.

La bolivianización continuó ampliándose llegando a 98% en créditos y 87% en captaciones, reafirmando la confianza de los bolivianos en su moneda. Igualmente, los créditos productivos y de vivienda de interés social reportaron considerables ascensos, contribuyendo al mejor desempeño del sector productivo nacional y facilitando el acceso de la población a vivienda.

Se registró una inflación de apenas 2,71% en 2017 debido a un favorable comportamiento del sector agropecuario, menores efectos climáticos en relación a 2016 en el que se registró una fuerte sequía, y a medidas de política productiva y de control de la inflación llevadas adelante por el Gobierno nacional.

En relación a la administración de las finanzas públicas, se anotó un déficit de 7,8% del PIB en 2017, el cual estuvo explicado por los elevados niveles de inversión pública que alcanzaron a $us 4.772 millones, principalmente destinados a los sectores productivo y de infraestructura.

El balance corriente fue superavitario en 7,5% del Producto. Por su parte, los niveles de endeudamiento público se mantuvieron sostenibles, alcanzando el 25% del PIB en el caso de la deuda externa, por debajo de los límites establecidos internacionalmente (50% en la Comunidad Andina). Es importante destacar que estos recursos fueron orientados en su totalidad a la inversión pública.

En el marco del Modelo Económico Social Comunitario Productivo, los favorables resultados macroeconómicos deben traducirse en la mejora de las condiciones de vida de la población. Así, en 2017 el país continuó presentando un significativo avance al respecto, disminuyendo la pobreza extrema hasta 17,1%, del 38,2% en 2005. Asimismo, producto de la redistribución de los ingresos, la población con ingresos medios alcanzó al 58% y el 49,6% de los bolivianos fue favorecido con alguna transferencia condicionada en efectivo (el bono Juancito Pinto, la Renta Dignidad y el bono Juana Azurduy).

De igual forma, se dio continuidad a la política de mejora real de los salarios con un alza de 10,8% en el salario mínimo nacional, alcanzando Bs 2.000, más de cuatro veces el monto registrado en 2005.

Respecto a las perspectivas para la actual gestión, se espera que la economía boliviana registre un mejor desempeño al evidenciado en 2017 con un crecimiento alrededor del 4,7%, una inflación menor a 4,5% y una inversión pública presupuestada en $us 6.210 millones.

Éstos y otros resultados están plasmados en la Memoria de la Economía Boliviana 2017 puesta a disposición de la población por parte del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas del Estado Plurinacional de Bolivia, en el marco de la política de transparencia de la institución y, principalmente, a fin de que los bolivianos conozcan de forma precisa, veraz y técnica el desempeño de la economía nacional que en los últimos 12 años no solo implicó avances en términos macroeconómicos, sino que además se reflejó en la importante mejora de la calidad de vida de la población nacional, aspectos reconocidos y ponderados incluso internacionalmente.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia