El Financiero

‘De Polo a Polo’, tres empresas apuestan por una alerta ambiental

Misión. Un boliviano lleva un mensaje regional a la Cumbre del Clima 2018.

El Prado. Quintanilla frente a un espejo en una agencia de Toyosa.

El Prado. Quintanilla frente a un espejo en una agencia de Toyosa. Foto: verticecomunicacion

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Castel / La Paz

09:39 / 28 de diciembre de 2017

Viajar desde Bolivia hasta Tierra del Fuego, en el extremo sur de Argentina, y luego alcanzar el distante norte de Canadá recogiendo firmas para salvar la Tierra es el objetivo de un boliviano, quien para este fin ya recibió el apoyo de tres empresas nacionales.

La Expedición “De Polo a Polo” recorrerá 20 países de América para recolectar firmas que exijan “decisiones que pongan la vida sobre la economía” e historias sobre los estragos —como la desaparición de glaciares— que ocasiona el aumento de la temperatura mundial en el continente.

Este material, junto a un video de los efectos de la contaminación en los países de la región, se presentará en la Cumbre Mundial de Acción Climática 2018, que del 12 al 14 de septiembre de ese año reunirá en San Francisco (Estados Unidos) a instituciones y empresas públicas y privadas del planeta que fueron llamadas a apoyar de manera directa el Acuerdo de París de Naciones Unidas sobre el cambio climático.

“Parto desde el exnevado del Chacaltaya (La Paz), donde la naturaleza nos dio un duro golpe. De ahí bajo a Chile, pasaré por todo lo que era de Bolivia, llegaré hasta la Patagonia (Argentina), cruzaré el canal de Magallanes y atravesaré la Tierra del Fuego, para luego retornar al país”, detalló el 15 de diciembre Juan René Quintacho Quintanilla.

PLAN. El recorrido total de la travesía será de 44.000 kilómetros (km). La primera etapa, de 13.000 km, se inició el pasado domingo. “Espero estar” de vuelta “el 11 de febrero y reunir plata para ir hacia el norte”, indicó el informático.

La segunda fase será más ardua, ya que constará de 31.000 km.

La máquina elegida para el viaje es un Toyota Land Cruiser de 1990, que tiene suspensiones de competencia y unos $us 10.000 en equipamiento, como GPS, mapas electrónicos y ducha caliente.

Para financiar el ambicioso proyecto, Quintacho vendió todo lo que pudo, echó mano de sus ahorros personales y pidió apoyo a las firmas privadas, tres de las cuales atendieron al llamado.

Toyosa puso a punto el rodado de Quintanilla y le proporcionó seis llantas nuevas, Credinform le proveyó un seguro contra todo riesgo vigente en Chile, Argentina y Bolivia, y otros insumos para el cuidado personal y del vehículo; y Tech Store le entregó un dron para documentar todo el recorrido en video de alta calidad.

“Te agradezco a nombre de nuestros hijos, de los que vendrán. Esto es lo que le hace falta a la humanidad: gente desprendida para afrontar un reto en beneficio de todos nosotros, y por eso lo apoyamos. Es una travesía de todos los bolivianos para mostrar nuestra conciencia ambiental”, dijo Ernesto

Tejerina, responsable de Marketing y Relaciones Públicas de la importadora de vehículos.

“Quintacho está protegido por nosotros en esta misión que él mismo se impone, para que mañana tengamos la satisfacción de decir que llegó con su mensaje a su destino”, sostuvo a su vez Miguel Ángel Barragán, gerente general de la aseguradora.

META. El aventurero está acompañado solo de su hijo, quien recordó que la idea de viajar del sur al norte nació en agosto de este año, cuando sus padres retornaron al lugar donde se casaron hace 33 años, el Huayna Potosí, a más de 5.000 metros de altura.

“En sus épocas, eso estaba lleno de hielo. Ahora, cuando volvieron, ya no había nieve y papá se puso triste por ver que ese lugar especial para ellos esté así”, contó Changtsé Quintanilla Alba.

“He escalado el Illimani 30 veces desde que tenía 15 años y sé que el agua del hielo que hay en las montañas genera vida. Este año subí al Chacaltaya, pero no había nada de nieve y eso significa que tenemos que cambiar nuestros hábitos y costumbres”, dijo el escalador de 72 años.

El proyecto cuenta además con el apoyo de organizaciones ambientales que asistirán al equipo “De Polo a Polo” en lugares determinados. “Tengo apoyo en todos los pueblos donde me esperan. Ya me han escrito que me alojarán y tendré alimentos”, afirmó el informático. El contenido de la carta está en bit.ly/2AQ70dX.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia