El Financiero

4 de cada 100 usan la billetera electrónica para hacer sus pagos

Hoy operan en el mercado boliviano el servicio de pago virtual de Tigo Money, la Billetera Móvil del BCP y la Billetera Electrónica del BNB. Esta gestión comenzará a prestar el servicio Entel Financiera.

Billetera electrónica

Billetera electrónica

La Razón (Edición Impresa) / Wálter Vásquez / La Paz

12:15 / 03 de enero de 2017

Cuatro de cada 100 personas que realizan transacciones electrónicas y emplean instrumentos electrónicos de pago ya utilizan la billetera móvil, un servicio que en los últimos cuatro años aumentó su volumen de negocios de forma acelerada.

La información se desprende de los resultados difundidos días atrás de la Segunda Encuesta Nacional de Servicios Financieros realizada por la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero a 3.080 clientes del sector en puntos de atención de 36 municipios de todo el país, además de las nueve ciudades capitales y El Alto.

Los resultados dan cuenta que el 59% de los ciberclientes de bancos, mutuales, cooperativas y fondos del sector emplean los cajeros automáticos; el 15%, los puntos de comercialización electrónica POS (Punto de venta), el 13%; las transacciones mediante internet y el 4% las billeteras móviles.

Este último instrumento, disponible en el país desde 2013, registró ese año transacciones por un valor de Bs 70 millones, para luego pasar a 304 millones en 2014, a 859 millones en 2015 y a 676 millones hasta el primer semestre del año pasado, según reportes del Banco Central de Bolivia (BCB).

La cifra de transacciones aumentó también de 565.299 en su primer año de vigencia a 2,11 millones en su segundo año, a 24,72 millones en su tercer año y a 28 millones en el primer semestre de la anterior gestión.

“Entre enero y junio, la billetera móvil concentró la mayor parte del volumen de transacciones (37%)” en el sistema nacional de pagos digitales, “seguida de las órdenes electrónicas de pago (34%) y los cheques (18%). Estos resultados permiten observar la importante expansión del uso de los instrumentos electrónicos registrado en los últimos años”, cita el Informe de Estabilidad Financiera Julio 2016 del ente emisor.

Al momento, operan en el mercado boliviano el servicio de pago virtual de Tigo Money (filial de Telecel), la Billetera Móvil del Banco de Crédito BCP y Billetera Electrónica del Banco Nacional de Bolivia (BNB), las dos últimas desarrolladas en alianza con la telefónica Nuevatel (Viva).

A esta oferta se sumará el servicio de Entel Financiera, que se lanzará en los primeros meses de este año gracias a una alianza estatal entre el Banco Unión, el Banco de Desarrollo Productivo y la Empresa Nacional de Telecomunicaciones.

EXPANSIÓN. “Nosotros tenemos 700.000 clientes, 215.000 de los cuales son activos”, informó a La Razón Álvaro Cuadros, gerente general de Tigo Money, empresa pionera en la actividad que para incrementar el número de sus clientes se alió a los 16 bancos del país, así como a cooperativas y mutuales de ahorro, y empresas de la talla de Western Union, Viacon Tours y Farmacorp, entre otras.

Espere…

“Todos los meses cerramos por lo menos cuatro o cinco nuevos acuerdos comerciales”, dijo Cuadros.

La encuesta de la Asfi tuvo la finalidad de evaluar las necesidades en  materia financiera de los usuarios de los servicios del rubro, el nivel de  atención por parte de las empresas del sector a dichos consumidores y la percepción de la población sobre el grado de cumplimiento de la función social de los servicios financieros.

Entre los consultados, el 41% de los que no efectúan transacciones electrónicas ni utilizan las billeteras móviles, las transferencias mediante internet, los puntos de venta POS y los cajeros automáticos, no lo hace porque “no sabe cómo funcionan” éstos, el 35% porque “no necesita realizarlas”, el 9% porque “desconfía de su seguridad”, el 8% porque “prefiere los puntos de atención fijos”, el 2% porque las “entidades que frecuentan no ofrecen el servicio” y el 5% tienen otras razones, según los datos.

Conexión, el mayor problema

Uno de los mayores problemas que enfrentan los usuarios financieros del país al momento de efectuar transacciones electrónicas y emplear instrumentos electrónicos de pago es la conexión a través de internet a las páginas web de las entidades financieras.

El 32% de los ciberclientes financieros enfrenta dificultades de conexión a la página web de bancos, cooperativas, mutuales y fondos del sector; el 25% afirma que los puntos POS no reconocen sus tarjetas de débito o crédito; el 23% tiene problemas al monetizar el efectivo; el 7% observa escasa capacitación del personal en los puntos de billetera móvil y el 14% indica otras razones.

DATOS. Sin embargo, el porcentaje de clientes que reportaron algún problema al efectuar estas operaciones (13%) es reducido en comparación a la proporción que llevó a cabo estas acciones sin dificultades (87%), según la Segunda Encuesta Nacional de Servicios Financieros realizada por la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (Asfi).

El sondeo se hizo a 3.080 clientes del sector en puntos de atención de 36 municipios de los nueve departamentos del país, además de las nueve ciudades capitales y El Alto.

“Los resultados de la encuesta se constituirán como fuente primaria de información que permitirá a la Asfi (...). emitir normativa regulatoria orientada a mejorar los servicios financieros en función a las necesidades en materia financiera de la población y al cumplimiento de la función social”, cita una nota de prensa de la reguladora.

  • Servicios. La oferta de las entidades financieras del país incluye la atención a discapacitados. Foto: Pedro Laguna

La Asfi  mejorará el control en el sector

La Asfi anunció que mejorará el control a las entidades de intermediación financiera luego de que su Segunda Encuesta Nacional de Servicios Financieros reveló que el grado de satisfacción de los usuarios de servicios del sector disminuyó en 2016 en relación a la gestión previa.

La satisfacción del cliente con los intereses que recibe de sus ahorros, con los procedimientos que debe seguir para obtener un crédito y con la comodidad que siente en las oficinas de bancos, mutuales, cooperativas y fondos del sector bajo su calificación de 7,85 en 2015 a 7,45 el año pasado.

El 20 de diciembre, durante la presentación de los resultados del sondeo efectuado en septiembre del año anterior, la directora de la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (Asfi), Ivette Espinoza, consideró que una calificación superior a 7 sigue siendo óptima, “aunque advirtió” que la reguladora “mejorará la supervisión a las entidades financieras del país”, según la estatal ABI.

El grado de satisfacción cayó en los nueve departamentos, de acuerdo con el sondeo, que anotó los mayores retrocesos en Potosí (de 7,81 a 6,72), Pando (de 8,41 a 7,26) y Cochabamba (de 8,08 a 7,39). “Esta encuesta tiene el propósito de saber cuál es la percepción que tienen los consumidores financieros sobre el cumplimiento de la función social, cómo califican el servicio que les están prestando las entidades e identifica sus necesidades”, dijo Espinoza.

  • Servicios. Los medios de atención electrónica. Foto: Pedro Laguna

IFD lideran en atención al cliente

El sector es el que mejor cumple la función social del sistema financiero

Las IFD son las entidades del sistema financiero que mejor satisfacen las necesidades de los usuarios de servicios del sector, según los resultados de la Segunda Encuesta Nacional de Servicios Financieros realizada por la Asfi.

Las Instituciones Financieras de Desarrollo (IFD), que participaron por primera vez del estudio, obtuvieron un 7,8 sobre 10, mientras que las cooperativas de ahorro y crédito bajaron su calificación de 7,79 a 7,73 y los bancos múltiples de 7,64 a 7,41, en tanto que los bancos pyme subieron su nota de 7,3 a 7,44 y las mutuales o entidades financieras de vivienda de 6,94 a 7,35.

Las IFD son primeras también en el índice de percepción del grado de cumplimiento de la función social con un 7,87 sobre 10, mientras las cooperativas obtuvieron un 7,55; los bancos pyme, 7,48; los bancos múltiples, 7,16; y las mutuales, 6,92.

La función social en el sector se entiende como la “contribución de los servicios financieros al logro de los objetivos de desarrollo integral para el vivir bien, así como para la eliminación de la pobreza y la exclusión social y económica de la población”, según define la reguladora.

IMPACTO. “Estos indicadores demuestran el alto impacto social y la continuidad de los servicios con calidad y calidez para sectores vulnerables de la población que la IFD han brindado por más de 30 años en zonas urbanas y rurales de Bolivia”, cita un informe proporcionado a este medio de la Asociación de Instituciones Financieras de Desarrollo. Esta forma de trabajo le ha permitido al rubro, agrega, alcanzar “niveles importantes de satisfacción de sus clientes al brindarles no solo servicios financieros, sino también servicios financieros integrales adecuados a sus necesidades” y orientados al “desarrollo de sus capacidades productivas y económicas”.

Las nueve IFD registraron hasta el 30 de noviembre una cartera conjunta que supera los Bs 4.554 millones y una cantidad de 480.000 clientes que reciben atención principalmente en zonas periurbanas y rurales del país.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia