El Financiero

Tomateras, megaviveros para eliminar la importación

Alimentos. Se construyeron  4 semilleros para fortalecer la producción de hortalizas.

12 millones de plantines se añadirán a la oferta nacional. Foto: Nicolás Quinteros, archivo

12 millones de plantines se añadirán a la oferta nacional. Foto: Nicolás Quinteros, archivo

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Castel / La Paz

00:00 / 07 de febrero de 2018

Cuatro nuevos megaviveros para el cultivo de semillas de tomate fortalecerán desde este año la producción nacional del fruto con 12 millones de plantines por gestión, lo que ayudará a eliminar la importación del alimento.

Estos Centros de Producción de Plantines de Hortalizas, en los que se cultivará 3 millones de tallos sembrables por año en cada uno, se encuentran en Comarapa y Saipina (Santa Cruz), Caranavi (La Paz) y Omereque (Cochabamba), informa a La Razón Jhonny Rojas, director de la estatal Institución Pública Desconcentrada Soberanía Alimentaria.

“Están ubicados en zonas productoras” del fruto, destaca.

Los viveros, que se inaugurarán oficialmente este mes, se construyeron en el marco del Programa de Fortalecimiento a la Producción de Tomate (PFPT) con una inversión de Bs 2,8 millones (Bs 700.000 cada uno), que asciende a Bs 8 millones si se toma en cuenta el equipamiento, financiado por los municipios beneficiados.

Insumos. El precio de los plantines de estos semilleros oscilará entre Bs 0,50 y 1 por ejemplar, en función del tipo de híbrido que se compre entre las seis variedades que estarán en oferta.

Los viveros también proporcionan el servicio de “cría” de semillas, por el que cobran entre Bs 0,10 y 0,20 por planta germinada.

“Para nosotros, era más caro producir” las cimientes. “Ahora, nos compramos las semillas y nos las ‘crían’. Luego, las planto en mi terreno. Es una ayuda grande, ya estamos sacando los primeros plantines”, cuenta Nataniel Martínez, de la Asociación Nueva Saipina, una de las tantas que fueron formadas por las 5.000 familias que se dedican a la actividad en esa región del valle.

“Antes, cuando sembraban a campo abierto, los productores perdían el 40% de la semilla. Ahora, no pierden” usando los nuevos plantines, resalta Rojas.El tomate puede sembrarse casi todo el año y se cosecha cada tres meses, lo que lo convierte en una opción importante para aumentar los ingresos de las familias.

“Ahora mejoramos nuestra situación y la economía de nuestras familias. Vendemos a las ciudades de Cochabamba, Santa Cruz y Sucre”, afirma el agricultor, quien recuerda que el centro funciona desde hace dos meses.

Los cuatro centros son “parte de una estrategia que permitirá obtener mejores rendimientos y bajar los costos de producción de tomate (...). De esta manera, Bolivia producirá 100% de este muy importante producto de la canasta familiar”, apunta el Director de la Institución Pública Desconcentrada Soberanía Alimentaria.

Bolivia consume cada año un aproximado de 68.000 toneladas (t) del fruto de las que se importan 61.000 t, lo que da un déficit de poco más del 10% que se cubre a través de la importación y con el contrabando. “Al año consumimos 79.000 toneladas” de hortalizas “y estamos importando 11.000” t, lo que “significa un 14%” de carencia, detalló en noviembre de 2017 el ministro de Desarrollo Rural y Tierras, César Cocarico, según reporte de la estatal ABI.

“En los centros se realizará el trabajo con otras hortalizas y algunos frutales como la sandía, la manzana y el durazno. El fin es la cero importación”, adelanta Rojas.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia