El Financiero

Quinua, el grano sale del país en manos peruanas

Fronteras. ‘Casi todo’ el grano boliviano es sacado de forma ‘ilegal’, según Apquisa.

La Paz. Cultivos de quinua en el municipio de Puerto Pérez. Foto: Álvaro Valero

La Paz. Cultivos de quinua en el municipio de Puerto Pérez. Foto: Álvaro Valero

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Castel / La Paz

01:26 / 09 de mayo de 2018

Empresarios de Perú compran la quinua producida en Bolivia y la llevan a su país para venderla como boliviana o peruana, lo que afecta el posicionamiento del grano nacional de alta calidad en mercados extranjeros.

“Efectivamente, sabemos que se ha incrementado la demanda de quinua por parte de importadores de Perú, sabemos que los procesadores peruanos visitan las zonas de producción bolivianas en busca del grano”, afirma Paola Mejía, presidenta de la Cámara Boliviana de Exportadores de Quinua y Productos Orgánicos (Cabolqui).

“Hay mucha quinua del país que se va al Perú, que es exportada por empresas peruanas. Ellos vienen a comprar aquí y eso muestra que la calidad boliviana se respeta y se valora más”, agrega Javier Fernández, presidente de la exportadora local Andean Valley.

Bolivia, explica Mejía, siempre ha estado reconocida por tener “mejor calidad de grano —que es más grande— y por la garantía de que produce una quinua 100% orgánica. Esas son las razones por las cuales ellos (los peruanos) están comprando el cereal en el país”.

Endulfo Gabriel, presidente de la Asociación de Productores de Quinua Salinas (Apquisa), cuenta que este tipo de comercio no es nuevo.

“Siempre han comprado el grano boliviano en Challapata para llevarlo por contrabando a  Perú y venderlo como peruano. Las empresas internacionales grandes de  Perú tienen también sus intermediarios, sus acopiadores bolivianos, en Bolivia. Ese ha sido uno de los aspectos que perjudica para que la quinua prémium de Bolivia no pueda posicionarse” en el mundo, considera.

Cabolqui desconoce cuáles son los volúmenes que se comercializan anualmente a empresarios peruanos, aunque está consciente de que la actividad aumentó desde 2014, en especial en épocas de precios bajos en Bolivia y de baja calidad de las campañas agrícolas en el vecino país.

“Los agricultores nacionales han tenido” en los últimos años “dificultades para comercializar todo su stock. Entonces, con estas visitas están bajando sus reservas y logrando vender todo lo producido. Esa debería ser una buena noticia para ellos”, dice Mejía.

Demanda. Perú, agrega Gabriel, está colocando su oferta “a buenos precios” en otros países, pero la producción boliviana “no puede posicionarse con fuerza. Entonces, al productor lo que le interesa es vender, no le interesa dónde va su quinua o cómo salga”. “Casi toda” la quinua local que sale a Perú “es ilegal”. “No hay datos oficiales, pero calculamos que a la semana pasan unos 1.300 quintales en tres o cuatro tráilers, detalla.

Gabriel cuenta que los negocios entre bolivianos y peruanos se llevan a cabo en la región orureña de Challapata, donde más quinua se acopia. En otros casos sale por la ruta del Desaguadero cuando se realizan ferias de fin de semana.

“En muchas oportunidades hemos hecho conocer al COE (Centro de Operaciones del Ejército) para que controlen las fronteras: es difícil, igual va el contrabando a Perú”, indica el agricultor.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia