El Financiero

Pequeñas guitarras de grandes músicos

Proyecto. La música que sale de los instrumentos se escucha y ‘ve’ con una app.

120 bolivianos es el precio base de  las réplicas. Foto: Miguel Carrasco

120 bolivianos es el precio base de las réplicas. Foto: Miguel Carrasco

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Castel / La Paz

00:00 / 10 de enero de 2018

Poner en las manos de los amantes de la música legendaria las costosas guitarras de grandes intérpretes del rock como Kurt Cobain o “Jimi” Hendrix es el logro de un arquitecto cuyos instrumentos musicales a escala “cobran vida” con la tecnología.

La pasión de Juan José Cerdano por la reina de los instrumentos musicales de cuerda y sus variantes se encendió cuando el hoy profesional de 35 años estaba en colegio, época en la cual también integraba un grupo de rock.

Este entusiasmo se hizo más fuerte hace tres años, cuando el músico quiso comprar en un comercio de La Paz “la réplica” en miniatura “de una guitarra icónica que Kirk Hammett tocaba en la banda de thrash metal Metallica, el modelo Ouija”. “La vi a detalle y supe que no era muy difícil lograr una con mejor presentación”, recuerda.

“Viendo la cantidad de amigos y personas que no pueden darse el lujo” de adquirir una vihuela original —“incluido yo—, comencé a fabricar la que quería a escala 1:20. Bajé los planos originales” de internet “y con mis conocimientos en arquitectura y diseño gráfico comencé el trabajo”, cuenta.

Fabricar réplicas de calidad le tomó a Cerdano al menos un año y muchas noches de desvelo escuchando la música de sus ídolos.

Proceso. Lijado de las piezas de los miniinstrumentos.

Hoy, su emprendimiento (Guitar Collection) replica las Telecaster y Stratocaster de la marca Fender, la Les Paul de Gibson y la Jem de Ibañez, entre otros 70 modelos que en tamaño original cuestan más de $us 1.500. Lo que usa para armar estos pequeños cordófonos son hilo de pescar para las cuerdas, cobre para los trastes, pintura en aerosol y madera.

El proceso empieza con la selección del tipo de vihuela, siguen el corte de la madera —antes manual y ahora con una impresora 3D—; la construcción del mango y su lijado y afinado; el pegado de las piezas; el pintado; la colocación de los detalles; y el empacado “único”. Si el dueño de la guitarra es un intérprete, “personalizamos la envoltura con su foto, la de sus amigos y de él en el escenario”.

Guitar Collection vende en promedio 30 unidades al mes.

Demanda. “Pensé que mi nicho de mercado eran chicos, pero son las personas mayores de 30 años, solventes, las que me compran”, dice el arquitecto y agrega que la mayoría de sus clientes son novias de músicos. Los productos “no son caros, pero no todos pueden adquirirlos”, ya que cuestan entre Bs 120 y 200, detalla.

Acabado. Cerdano muestra su variedad de modelos.

“Llama la atención la forma en la que están hechas, se asemejan mucho a las originales y tienen buena aceptación de la gente”,  afirma Franz Chirinos, de la tienda Dulcemanía, donde se comercializan las miniaturas.

Para que el emprendimiento no quede relegado por el tren tecnológico, Cerdano creó en sociedad con un informático la aplicación Guitar Collection, que —acercando el teléfono al empaque de un producto de la microempresa— permite escuchar y ver el desempeño de esos instrumentos en las manos de sus intérpretes.

Esta labor fue reconocida en 2017 con un monto de Bs 15.000 en el Premio Empresarial La Paz Líder de la Alcaldía paceña.

“Ahora invertiré en maquinaria, llevaré mis trabajos al interior y pensaré en la exportación”, dice Cerdano. Para contactarse con la microempresa, los interesados pueden llamar al 78830170 o visitar la cuenta “Guitar collection Bol.” en Facebook.

Detalle. Los hilos de cobre sirven para los trastes.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia