Escape

Unas tocaditas

‘En cuanto a la Metafísica popular, será interpretada entera y aumentadita...’

El papirri: personaje de la Pérez, también es Manuel Monroy Chazarreta.

El papirri: personaje de la Pérez, también es Manuel Monroy Chazarreta.

La Razón (Edición Impresa) / Manuel Monrroy

00:00 / 12 de marzo de 2017

Luego de ocho años vuelvo a dar conciertos en La Paz, mi ciudad. Hay emociones encontradas. El país, el continente, el planeta parecen estar en beligerancia, más aún con el nuevo loco malo de Presidente de gringolandia. Recuerdo a Silvio: la ciudad se derrumba y yo cantando. Por suerte aparece mi compadre Silverio con su sonrisa eterna y me dice: en Bolivia pasa de todo y no pasa nada. El asunto es que el 9 y 10 de marzo estaré en concierto en el Cine Teatro 16 de Julio, recordando mis canciones, dándole a mi guitarrita, porque ahora —y a toda honra— este es mi trabajo. Uta, este 2017 son 50 años que toco la guitarra, empecé a los siete. Son 38 años como cantautor, me inicié en 1979, en pleno golpe de Natusch cuando le tirábamos naranjas a los tanques. Así que como dice la morenada, ¡“sin llorar”! así siempre fue, los gases lacrimógenos, los tanques, las piedras, los bloqueos son parte vital de esta historia musical! Son 150 canciones en letra y música registradas sin motivo en la sociedad de compositores bolivianos de las cuales hay que escoger solo 22. Voy a cantar mi primera canción Hoy es domingo (1979) con mis cuates del dúo Negro y Blanco. Estrenaré Alaracamente, una kullawada que me atacó el año pasado en plena sesión multilateral de Unasur. La canción Ch’enko total (1992) quiere estar presente como sea y me tiene loco con sus estrofas cruzadas, su mestizaje trascendental. Los amores y desamores, con su sabor dulce amargo poblado de fantasmas, aparecen en Del amor, su bailecito (1991), Polvos del olvido (2004), Morenada nada (2000) y Sacudite (1987), esta última en versión de la notable cantora Teresa Morales. Un joven pianista de 25 abriles, Heber Peredo, le está dando nuevo color a la saudade aguda del K’usillo en Nottinham (2003), mientras otro lozano bajista, Raúl Flores, le hace sus floreos al sordo del alma de Historia de Maribel (1989). Entonces aparece otro chango con su sax y revive al Ekeko de Alasita, el Roby Morales, con su sonrisa y su buen humor, siempre presentes en los ensayos.

Últimamente no tengo idea de lo que pasa en las redes sociales, estoy sin internet, pero mis músicos me dijeron que la producción del concierto ya vendió la mitad de las entradas en un precio de Bs 150 (sector VIP guacataya) y Bs 100 (sector general), algo excesivo para mi gusto. “Pero si pagan 2.000 por Ricky Martin, tampoco está tan grave, Papirri”, afirma risueño el Vico Guzmán, mi batero histórico y base del grupo. Carlos Ponce, el men de la zampoña, le está poniendo toda su emoción y llajua a la osada Zamba geisha, compuesta en 1997 en un sótano de sobredosis de San Pedro barrio querido. Me aferro a lo plurimultituttifruti convocando a mis compadres Cornelia y Rubén del grupo Norte de Potosí para tocar en serio Bien le cascaremos. Los tambores africanos transportados a los Yungas iluminarán el teatro con la saya afroboliviana (Mocusabol) recordando el tema Bailando saya que compuse en 1990 con el objetivo de aclarar que la saya no es el caporal. Ojalá que las canciones Qué tal metal (1989) y la Guacataya (2004) convoquen a los niños, hace 10 años se subían al escenario a cantarlas, hoy son universitarios aquellos terribles que me hacían temblar con su actitud fidedigna, como si fueran expertos de las tablas.

En cuanto a la Metafísica popular (saga que empezó en 1993 y que nunca acaba), será interpretada entera y aumentadita, debo tener una concentración tremenda con las ahora de verdad 130 frases, 40 nuevas, que tendré que rapear sin tartamudear. El huayño fiel Hasta ahurita está siendo remozado por el charango de Ariel Choque, mientras la nueva morenada Plata y miedo (2012) la cantaré por vez primera en público junto a mi cuate Xavi Kissp. Últimas noticias: el gran charanguista Donato Espinoza tocará A sado, mientras el poeta y cantautor Vadik Barrón le cascará la balada Donde. El sonido está garantizado bajo la dirección de Andrés Martínez. Un nuevo joven amigo Carlitos Fiengo filmará el evento.

En fin, todo un reencuentro vital, vastar bien, vengan pues. Luego nos vamos a Cochabamba el 31 de marzo y 1 de abril al hermoso teatro Achá, a tocar con músicos de la Llajta estas mis canciones que me hacen revivir como si fueran un amor combativo y perenne. Luego, a la bella Tarija el 20 de abril, gracias a la Dirección de Cultura y al proyecto Abril en Tarija, tengo ganas de chacarerear y pecar con un saici. En junio se viene Oruro. Queríamos tocar en Santa Cruz luego de 10 años de ausencia, pero nadie se anima a llevarnos. Después, no sé, parece que no existe el después. Los invitamos cordialmente a este ch’aqui carnavalero: El Papirri está de vuelta.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
25 26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia