Escape

Sabores orientales: sanos, raros y deliciosos

El visitante puede gustar o no de la comida china, pero nunca quedará indiferente a la intensidad de sus sazones.

El hot pot en China. Foto: Miguel Vargas

El hot pot en China. Foto: Miguel Vargas

La Razón (Edición Impresa) / Miriam Chávez Quisbert

01:58 / 27 de septiembre de 2018

Variado y sano es el paladar chino. Y es que cualquier alimento nutritivo que no sea venenoso se considera comestible en el país asiático. Sus sabores y esencias son intensos y en conjunto hacen que cada plato sea único, sabroso y cuente con su propio valor estético.

Para el latinoamericano que visita por primera vez el país asiático, que es el caso mío, la gastronomía es extraña. No menos cuando en nuestros países estamos acostumbrados a probar la denominada comida china que guarda muy poca relación con la sazón original. En el otro lado del mundo nos olvidamos del arroz chino con pollo o los rollitos de primavera.

Durante los 21 días de estadía en Beijing y Mongolia Interior la comida fue un tema importante. Ver los palillos en vez de los cubiertos y acomodarnos a los horarios de comida nos invitaban a sumergirnos en la cultura china. Y qué mejor que empezar por su gastronomía.

Por ejemplo, no es habitual servir una ración individual como plato único: todos los platos se disponen en la mesa en grandes fuentes y cada comensal se sirve lo que considere apropiado. Las horas de comida en la gigante Beijing no son fijas, ello dependerá de cada persona.

A diario en la mesa en el Instituto de Investigación y Capacitación SART, donde se centraban mis actividades, en el desayuno era imprescindible la leche de soya, el youtiao (pan frito con forma alargada parecido a la tawa tawa boliviana) y los bollos rellenos al vapor (que las prefería con relleno de frijol dulce).

Considerando el espíritu de la comida china, el sabor puede ser dividido en: dulce, ácido, amargo, picante y salado. Los condimentos, aceite de soja, azúcar, vinagre y sal, contribuyen a acentuar esos sabores. Durante los almuerzos las carnes de pollo, ternera, pato, cerdo, cordero, camarón y una variedad de pescados eran indispensables, al igual que la sopa wonton o las verduras y hortalizas en salmuera, todo acompañado de agua o té. Las frutas muchas veces estaban inmersas en las mismas preparaciones.

Espere…

El sabor de la nostalgia

Hay que admitirlo: como paceña que soy extrañé la llajua, esa nuestra salsa picante —hecha con locoto, tomate y hojas de huacataya o quirquiña— que acompaña casi todos los platillos del culinario boliviano. Es cierto que en su mayoría la comida china es picante, una suerte para mí, ya que logré contentar a mi paladar con fideos picantes. Además de ser deliciosos, eran una muy buena guarnición para acompañar los camarones o el pato frito. En cambio, los colegas del Caribe la pasaban mal, pues no toleraban el picante.

En la ciudad de Hohhot visitamos un restaurante en el que cocinamos nuestro propio plato. Se llama Hot pot, que en mongol significa “olla caliente”. Consiste en una olla de caldo (tradicional, de tomate, hongos o mariscos) en la que los comensales van cocinando los ingredientes. Le pueden añadir carnes (cordero, ternera, pescados, tofu), vegetales y tallarines. Una vez que todos los ingredientes han sido preparados, se sirven en el plato que ya tiene una salsa. ¡Exquisito!

A pesar del prejuicio, los bocadillos exóticos no son tan comunes en la comida oriental (menos aún el rumor de que se comen gatos o perros). Eso sí, en la calle peatonal de Wángfûjîng los platillos callejeros exóticos son un indudable atractivo turístico y gran parte de los turistas acaban probando escorpión o arañas.  

Y si se quiere cambiar de sazón, las franquicias estadounidenses como McDonald's o KFC se ganaron el paladar de los chinos  con la salsa katsu, arroz con soja, algas, vegetales, verduras y papas fritas.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia