Escape

¡SERVITE mamita!

Durante agosto, la Madre Tierra se abrió para saciar su hambre y su sed. Para agradecer por sus frutos, miles ofrendaron en su honor.

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

00:00 / 03 de septiembre de 2017

La sabiduría ancestral enseña que hay que ser agradecidos con la Pachamama, pues de sus entrañas emanan los frutos que dan de comer y beber a sus hijos terrenales. Una ofrenda bien pagada es lo que se merece la Madre Tierra en esta época.

Las apachetas, esos sitios sagrados y llenos de mística y energía para depositar ofrendas, se llenaron de gente este mes. Wajtas y q’oas le fueron regaladas, sin mich’arse, sin escatimar en gastos porque la tierra “no se agarra” de lo que tiene y lo da todo sin restricciones. Agosto ya se acaba y la Pachamama está casi llenita, le quedan unos pocos días para seguir comiendo, para seguir acumulando fuerzas y trabajar sin descanso por otro año.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia