Escape

Rolando Ibáñez es el paladín de la danza

El ingeniero comercial fue diagnosticado con cáncer de hígado y ahora lo combate apoyándose en su gran pasión: el baile.

Rolando Ibáñez es el paladín de la danza. Foto: Frank Arbelo

Rolando Ibáñez es el paladín de la danza. Foto: Frank Arbelo

La Razón (Edición Impresa) / Naira de la Zerda

02:07 / 05 de septiembre de 2018

Le diagnosticaron cáncer de hígado hace ya dos años, pero no se perdió ni el Carnaval de Oruro ni la entrada del Gran Poder, bailando tobas junto a su fraternidad, Los Chunchos de La Paz. Para el paceño Rolando Ibáñez —de 49 años— el baile es una de las razones por las que el tumor que se aloja en su cuerpo se ha reducido a la mitad:

“Ha sido duro, después de 40 sesiones de quimioterapia los doctores están sorprendidos, porque algunos me daban apenas seis meses de vida. Bailar es una de las cosas que más fuerza me ha dado”.

El cuerpo de Rolando funciona de manera diferente a la convencional desde que nació. Tiene un síndrome por el cual debe inyectarse diferentes sustancias a diario, además de una bradicardia (ritmo cardiaco lento). Es por eso que el médico le sugirió que hiciera bastante ejercicio.

“Bailar tobas es la fuente de la juventud. Los pasos —que constan sobre todo de saltos— son una excelente manera de mantenerse en forma”, comenta el ingeniero comercial, que creció en Ciudad Satélite, donde comenzó a bailar.

Durante su juventud no fue el folklore lo que llamó su atención, sino el break dance. “Comenzamos a bailar en El Prado ya en 1983. Después nos organizamos en  grupos y concursábamos en discotecas, como la Boogie Dance”.

Durante ocho años las coreografías y prácticas cimentaron amistades que duran hasta hoy y han transformado a sus compañeros en parte de su familia. Como una manera de recaudar fondos para los tratamientos a los que debe someterse en Buenos Aires, Argentina, Rolando decidió juntar a sus amigos y organizar una fiesta. En enero, después de 14 años, las coreografías de los Happy Banana Boys y otros grupos de la década de 1980 volvieron a entusiasmar al público.

“Juntamos a los bailarines de los ochenta y noventa. Fue muy divertido volver a bailar y ver a aquellos con los que alguna vez competimos. Ahora, a finales de septiembre, reuniremos a los de Ciudad Satélite y La Paz en otro evento”.

Ser la columna vertebral de su familia es su motivación principal. Además organiza charlas para ayudar a personas que atraviesan una situación similar: “Una vez que uno asume su condición, puede seguir adelante”, afirma con seguridad.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
24 25 26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia