Escape

Pedro Ramos es el maquinista del teatro

El tramoyista paceño ha pasado casi 20 años de su vida tras bambalinas. Su trabajo es exigente, pero lo hace sentir parte de cada elenco.

Pedro Ramos. Ilustración: Frank Arbelo

Pedro Ramos. Ilustración: Frank Arbelo

La Razón (Edición Impresa) / Naira de la Zerda / La Paz

02:10 / 11 de abril de 2018

Cada vez que los requerimientos de un nuevo espectáculo llegan a las manos de Pedro Ramos —encargado de tramoya del Teatro Municipal Alberto Saavedra Pérez— su creatividad y experiencia despiertan rápidamente, porque el tiempo siempre es poco. Solo él conoce cada detalle y truco que el escenario esconde a la mirada de los recién llegados y los hace funcionar a su voluntad para que cada presentación salga lo mejor posible.

Casi dos décadas de sus 56 años las ha pasado circulando por los corredores y balcones que están alrededor del corazón del teatro. Es el encargado de subir el telón, de ver que cada elemento escenográfico esté listo y de cambiarlo, si así lo requiere el show en curso.

En Bolivia no hay dónde formarse para este tipo de trabajo, así que Pedro  aprendió empíricamente de quienes lo precedieron. Años después hizo cursos de especialización en Madrid (España), que lo capacitaron en el manejo y armado de escenografías más complejas, para obras como óperas o musicales.

Todos los días llega al teatro a las tres de la tarde. Su hora de salida es incierta, porque debe esperar que termine la función para dejar listo el escenario para el día siguiente. Cuando las presentaciones de diferentes grupos son muy continuas, sabe que no volverá a su casa hasta la madrugada. “Cuando solo éramos cuatro los que teníamos que preparar todo, sentía que vivía aquí. Llegaba a mi casa de madrugada y salía temprano. Mis hijos, que entonces eran pequeños, no me veían por semanas. Han llegado incluso a desconocerme. Asustados le preguntaban a su mamá: ‘¿Quién es él?’”, recuerda el tramoyista. Con el tiempo, comprendieron de qué se trataba su trabajo y una vez que se contrató más personal, pudo pasar más tiempo con su esposa y sus cuatro hijos.

Ahora es un experto en su oficio que se mueve con seguridad por todos los recovecos del escenario, incluso cuando todo está oscuro. Considera a los artistas como sus amigos y disfruta de las actuaciones de David Santalla y de diferentes academias de danza folklórica.

Llega primero y es el último en salir. Sin embargo, hace su trabajo con cariño no solo por aquellos que dependen de él, sino porque las noches que pasó en el teatro lo han convertido en su  hogar.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia