Escape

PETA, el auto del pueblo gana terreno en Oruro

En una exposición se destacó el tradicional escarabajo y otros coches de colección.

Colección. Las petas se exhibieron en la avenida 6 de Agosto, por donde pasa la entrada del Carnaval de Oruro. Foto: Juan Mejía

Colección. Las petas se exhibieron en la avenida 6 de Agosto, por donde pasa la entrada del Carnaval de Oruro. Foto: Juan Mejía

La Razón (Edición Impresa) / Juan Mejía / Oruro

00:00 / 08 de noviembre de 2017

El Volkswagen o auto del pueblo, también conocido en los países hispanohablantes como peta, escarabajo (por su forma), vocho, fusca o Herby (por la película del mismo nombre), ha encontrado cobijo en las calles de Oruro junto a otros autos clásicos como Brasilia, Ford Maverik y Combi Volkswagen. Sus propietarios hablan del pequeño vehículo como si fuera un miembro más de la familia. “Es nuestro autito”, se suele oír.

A 79 años de su aparición en Alemania (1938) con el modelo KdF-Wagen, el motorizado de bajo costo, económico en mantenimiento, reducido gasto de combustible y reconocido en el ámbito mundial, pisa fuerte en Oruro: desde el pasado año que se cuenta con más de 60 vehículos que circulan por las calles, compitiendo con autos último modelo Toyota, Nissan, Suzuki, Renault, Ford, Mazda y otros.

Sus conductores se autodenominan “amantes del fierro”, no solo del Volkswagen sino también de otros autos del siglo pasado, y han decidido organizarse en un club que cuenta ya con sus estatutos y que está a la espera de su personería jurídica. “Somos toda una familia que tiene mucho cariño al fierro, pero sobre todo a los vehículos clásicos”, expone Jesús Chávez, presidente del club Clásico Volkswagen.

En agosto de este año se realizó en la capital del Pagador una primera muestra de petas con la participación de conductores cochabambinos y sucrenses, aunque a esta exposición se sumaron otros coches, los clásicos, una iniciativa que ha movido a los dirigentes a organizar otro evento que se realizó a fines de octubre con una muestra   nacional no solo del Volkswagen, sino de otros autos clásicos en marcas y modelos (Ford Maverik, Brasilia y Combis) para identificar el clásico mejor conservado de Bolivia.

La avenida 6 de Agosto, donde se desarrolla la entrada del Carnaval de Oruro, fue el espacio que albergó a los vehículos; algunos originales al 100%, otros restaurados y otros modificados o personalizados, tanto en lo decorativo como en lo funcional, ya sea en el motor, ventilación o en su sistema de audio.

Otro tipo de coche que llamó la atención fue el RatLuc, que luce oxidado gracias a un tratamiento que se le hace a la pintura. “Pero no está oxidado, sino que simula que está viejo. El vehículo funciona  100 puntos”, manifiesta Chávez.

Marcelo Siles llegó a la exposición con una peta muy bien conservada que trató de hacer un poco más deportiva con un logo de El Santo. “En la familia la tenemos desde hace 10 años y le hemos colocado detalles en el carburador, como un diablito. El audio también está modificado, le pusimos aros volcados, otro tapiz...; la compramos en 1.700 dólares y ahora está cotizada en unos 3.500”, afirma.

Ismael Quispe compró la suya hace cuatro años. “Miraba las petas desde niño y me decía que mi primer auto iba a ser una de ésas. De a poco la hemos ido condicionando y vuelto más personalizada. Hay que dedicarse y tiene que haber pasión. El tapiz y sus asientos son semideportivos”.

Para atraer a los niños ha colocado un juego de ajedrez en la parte delantera, en el motor instaló luces led para que destaque en las noches, el filtro fue modificado, lleva llantas pantanera y los pernos punta de bal. Lo demás es original. “Si alguien quisiera comprar mi petita, la ofrezco a 3.500 dólares. Son buenos estos vehículos, si chocara con uno último modelo, esta peta sale viva y el otro descuajeringado”.

En Oruro, los propietarios de petas tienen un sistema de auxilio. Si alguien tiene alguna falla, cualquiera acude a socorrerlo y el miembro que tenga la posibilidad de ayudar gana 100 puntos, ya que cada seis meses se premia al que tenga más puntos.

Chávez señala que Cochabamba es la que cobija a más petas, en segundo lugar se encuentra Oruro y le siguen Sucre, Tarija, El Alto y Potosí; en cada uno de estos sitios también se han organizado clubes y cuando existe un evento nacional, todos viajan en sus vehículos. “El costo de los Volkswagen está entre 2.100, 3.000 y 3.500 dólares, y como son piezas de colección, cada año que pasa sube de precio. Por ejemplo, no hace mucho se ha vendido una peta alemana original en 7.000 dólares. En países como México se utilizan como taxi, pero quitando el asiento del copiloto para que el pasajero pase a los asientos traseros sin problema”, cuenta.

Ferdinand Porsche, nacido en 1875, es el creador de este vehículo. Desde 1930 hasta el 26 de mayo de 1938, hizo varios diseños, hasta que creó su coche. En marzo de 1946 salió de la fábrica, que sobrevivió a la posguerra, el escarabajo número 1.000. El resto es historia.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia