Escape

Miriam Mita es la trovadora aymara

La artista paceña vive desde hace más de 30 años en el extranjero. Gracias a la música mantuvo su idioma nativo, el aymara, e hizo relación con europeos e indígenas estadounidenses.

Miriam Mita es la trovadora aymara. Ilustración: Frank Arbelo

Miriam Mita es la trovadora aymara. Ilustración: Frank Arbelo

La Razón (Edición Impresa) / Naira de la Zerda

22:08 / 04 de mayo de 2018

Cuando asiste a los Powwows, fiestas de los indígenas estadounidenses, la cantautora y charanguista Miriam Mita siente como si estuviera en Bolivia, como si estuviera en casa. “Somos muy parecidos, creen mucho en la Pachamama y en agradecerle. Siento como si fueran iguales a mí”, cuenta la artista.    

Miriam sabe que es una situación poco común, porque son muy recelosos. Viven en sus propias reservas, donde tienen hospitales, escuelas y policía propios y no interactúan cotidianamente con el resto de la sociedad. Por eso desconfían de los extraños: “Es parecido a cómo somos nosotros en nuestras comunidades aymaras o quechuas”, explica la paceña.

Desde que se mudaron de Francia a Estados Unidos hace 30 años, ella y Edwin Ramos, su esposo, a menudo son invitados a cantar en estos festivales. Los nativos cherokees y dakotas, entre otros, disfrutan del folklore boliviano.

Miriam comenzó a cantar cuanto tenía 12 años. Inventaba excusas para salir de casa e ir a ensayar, porque sus padres no estaban de acuerdo.

“Tenían miedo de que uno se dedicara solo a eso y no estudiara”, comenta. Un sábado en la tarde, mientras sus padres escuchaban radio Méndez, oyeron su voz en un programa que solía lanzar concursos musicales. La reconocieron y su secreto salió a flote. Luego, ya no se ocultó más.

Tiempo después se mudó a Brasil. Animada por el éxito que tuvo cantando en eventos de la comunidad boliviana en San Pablo, persistió. Luego volvió a Bolivia, hasta que surgió la oportunidad de irse a vivir a Francia. Allí formó el grupo Pachamama, conjunto folklórico integrado por mujeres donde ella era la única boliviana. “A los europeos les encanta nuestra música. Las chicas que conformaron el grupo ya sabían tocar diversos instrumentos. Una era alemana, otra holandesa y también estaba una española y una francesa”.

Tras varios años de cantar y tocar en distintos países, aprender inglés la animó a visitar EEUU. Edwin tenía familia viviendo allá, lo que les permitió quedarse. Ahora, viene a Bolivia bastante seguido y lo que más le interesa es practicar su idioma materno: “Si bien hablo cuatro idiomas más (inglés, francés, castellano y portugués), mi lengua es el aymara. Canto y compongo en aymara. Por eso al llegar, me desespero por practicar, porque no quiero olvidarlo nunca”, explica.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia