Escape

Juguetes que causaron furor

Su éxito radica en que no fueron creados para un tipo de juego específico, sino que se adaptan a la imaginación,  se coleccionan y pueden ser personalizados.

El Fidget Spinner.

El Fidget Spinner.

La Razón (Edición Impresa) / Miguel Vargas / La Paz

00:00 / 24 de septiembre de 2017

En tiempos de consolas, juegos en red y aplicaciones  para smartphones y tabletas, siguen teniendo éxito estos juguetes de mecanismos sencillos, que no se dirigen a una sola forma de utilizarse. Su secreto: dejan volar la imaginación de los usuarios, son altamente coleccionables y pueden personalizarse o elaborarse en casa.

En su momento, muchos adultos los tacharon de tontos, inútiles y hasta peligrosos, pues intriga saber por qué un mecanismo giratorio o una sustancia pegajosa puede causar tanta fascinación. Por eso haremos un recorrido por algunos de los grandes éxitos en juguetería que si bien son muy sencillos en su funcionamiento, han tenido el potencial necesario para convertirse en todo un fenómeno mundial.

El Fidget Spinner: el mecanismo giratorio famoso en el siglo XXI

La creadora del juguete estrella de 2017 es Catherine Hettinger, ingeniera química de Florida (EEUU) que en 1993 solicitó una patente para un juguete girador que creó cuando enfermó y no podía jugar con su hija. ​En 2004 perdió la patente por no pagar los $us 400 de los derechos de renovación y desde el año pasado el juguete empezó a hacerse popular. Ya se vendieron millones de unidades en el mundo. Consiste en un eje central con dos, tres o más brazos, los cuales terminan en unos aros con rodamientos. Se dice que es antiestrés y que sirve para personas con autismo o ansiedad, explica La Vanguardia. Por otro lado, se advierte que es peligroso por el tamaño de sus piezas internas y que distrae a los niños, por lo que muchos padres y maestros los prohibieron. Actualmente existen versiones más elaboradas en diversos materiales, también hay tutoriales para crear uno en casa e incluso se puede jugar con uno digital en el portal de Google.

Slime o asquimoco: el juguete pegajoso que se puede hacer en casa

Se trata de una masa elástica con una textura fácil de manipular que suele venir en colores llamativos, además de variaciones fosforescentes y con brillos (glitter). Gracias a la película Flubber (1997), una simpática gelatina animada que tomaba múltiples formas, el juguete se hizo muy popular, tanto así que en internet se pueden encontrar recetas caseras para elaborar piezas personalizadas que tendrán hasta un mes de vida útil. ¿Cómo se juega? No hay un uso específico, pues el slime —bladiblú o asquimoco— no tiene la consistencia de la plastilina o la arcilla, por lo que no es moldeable; es más bien pegajosa. Para su venta se dijo que era desestresante y también se habló de su uso decorativo. Lo cierto es que a los niños les encanta la textura; muchos simplemente lo extienden, lo estrujan o lanzan contra las paredes. En internet se advierte también de algunos componentes dañinos para la salud, como el bórax, se reseña en infobae.com.

Tazos: para crear estructuras interminables de diversión

Se presume que su origen está en los juegos con tapas de frascos de leche (se llamaban Milk Taps), pero la aparición de los Tazos —conocidos también como Caps, Flippos, POG, Caps, Tiradores y otros​— en la década de 1990 fue todo un suceso. Se trata de fichas circulares con dos centímetros y medio de diámetro, que se caracterizan por tener impresas imágenes de caricaturas de moda. El lanzamiento de estas piezas coleccionables se hizo a través de marcas de refrigerios fritos, incluyendo una pieza en cada bolsa de snacks, lo que acrecentó el consumo de papas fritas y otros productos similares. Personajes de todo tipo han pasado a la modalidad de tazos, empezando por los Looney Tunes, Los Caballeros del Zodiaco, Pokémon, Ben 10, Disney y otros, describe www.milkcapmania.co.uk. Algunos tienen ranuras que permiten armar estructuras, aunque su uso es múltiple. Hay de plástico, cartón, metalizados, con hologramas y de varios tamaños.

Gogos: la batalla de figuras que se inició en la antigua Grecia

Los gogos son una adaptación hecha en 1995 del juego de las tabas o astrágalos que se practicaba en la antigua Grecia con pequeños huesos, con los que se montaban batallas en las que se vencía según la forma en que caían las piezas, informa ionlitio.com. En el siglo XX los huesos fueron cambiados por piezas plásticas de colores, con una primera serie muy específica con 180 gogos con nombres, rostros y características especiales. Desde ahí, el juego creció: surgieron seis colecciones originales y aparecieron también series con personajes de Marvel, Disney, DC Comics y más. La forma de jugar también se hizo infinita: pasó de los duelos iniciales que consistían en lanzarlos al aire y ganar puntos según la posición en que caían (que lo hagan de pie aseguraba la victoria), a modalidades como canasta, bolos, tiro al blanco y lo que la imaginación mande. También se los prohibió en varios países porque los duelos terminaban en conflictos en las escuelas.

Slinky: el resorte que nació metálico y luego emuló los tonos del arco iris

El resorte loco o Slinky surgió en la década de 1940, cuando al ingeniero naval Richard Thompson James se le cayó un muelle en espiral al suelo y éste avanzó dando saltos. El primero se vendió en 1945, estaba hecho con 98 espirales de acero en sobrio plateado, se cuenta en elmundo.es y edhelper.com. El juguete también ha sido recomendado por ser relajante y como uno de sus principales atractivos es que baja las gradas gracias a su propio impulso; también se ha recomendado precaución en su uso para no causar accidentes. Sus usos van desde pasarlo de mano a mano hasta las carreras de resortes y las aplicaciones decorativas y en el arte. Al inicio fueron metálicos —disponibles en plateado, dorado y cobre— y ahora son de plástico y multicolores, la mayoría en una degradación de colores. La forma de los muelles también cambió y ahora se pueden encontrar en círculo, cuadrado, estrella, hexágono y corazón.

Pelotas saltarinas: el revoltoso encanto de rebotar y rebotar

Muy sencillas, estas bolas de goma o gel simplemente cumplen la función de rebotar y rebotar. También recomendadas para paliar la ansiedad y el estrés, se han convertido en piezas coleccionables gracias a que de su diseño original en blanco o transparente pasó a los colores, brillos y diseños, debido a la ductilidad de la goma y el bórax, que son sus principales componentes. Entre las series famosas de estas pelotas está una de fabricación italiana que replicó los balones de básquet, fútbol, tenis, golf y otros deportes, así como los colores de equipos de balompié de distintos clubes del mundo. En internet se pueden encontrar tutoriales para elaborar piezas personalizadas utilizando carpicola, agua, bórax, purpurina, maicena, globos de cumpleaños y más, como se explica en portales como wikihow.com. Los detractores de estas esferas han denunciado la toxicidad de sus componentes y que su uso dentro de casa puede provocar accidentes.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia