Escape

Jóvenes maestros de música

Ch’enko total. El papirri: personaje de la Pérez, también es Manuel Monroy Chazarreta

El Papirri Sinfónico en la donación de sus libros 'Canciones del Papirri'

El Papirri Sinfónico en la donación de sus libros 'Canciones del Papirri'

La Razón (Edición Impresa) / Manuel Monroy Chazarreta

00:00 / 25 de septiembre de 2019

Ayer me puse mi ternito del Papirri Sinfónico y me fui al acto de donación del Libro de Canciones del Papirri que se realizó en el auditorio Avelino Siñani del Ministerio de Educación. El auditorio era espacioso, recién lo conocía, eran las 17.15, un grupo musical probaba el sonido con una canción de los Kjarkas. El escenario con una altura considerable contenía una testera con cinco sillas. Entonces empezó la seguidilla de fotos, los jóvenes futuros maestros de música llegaban como gotera y lo veían al Papirri en su terno Sinfónico, se acercaban, pedían selfis. Gracias a este acto pude saber que existen 16 Escuelas Superiores de Maestras y Maestros (ex Normales) con especialidad en música, en cinco años de estudio logran la licenciatura. “Maestro Papirri, ¿se acuerda de mí? Yo fui su ayudante en la cátedra de guitarra de la Carrera de Música de la UMSA, ahora soy docente de la Escuela de Warisata”, dice un joven amable. Lo abrazo con cariño. Me siento en la primera fila con mi esposa Carolina, entonces aparece el director General de las Escuelas de Maestros, el licenciado Fernando Carrión, señalando una pantalla gigante donde aparecen imágenes del Libro de Canciones. “Todo listo, Papirri, el acto se inicia con palabras de la jefa de la Cooperación Suiza en Bolivia (Cosude), Sophie Delessert, luego dará sus palabras el viceministro de Educación Superior, Eduardo Cortez, luego tú; después interpretarán tus canciones los jóvenes estudiantes de las escuelas”, me explica.

“Don Papirri, en vivo para Abya Yala Televisión —interrumpe una periodista—, explíquenos sobre este acto”. “Este Libro de Canciones contiene 40 canciones del Papirri en letra y música, con la partitura y la letra de estas canciones, además de ilustraciones, fotos, comentarios de escritores. La elaboración del libro y la impresión fue gracias al apoyo del Fondo de Excelencia Artística que nos otorgó la Embajada de Suiza en Bolivia”, digo pestañeando ante la luz blanca. En el fondo, una joven empieza a cantar mi canción Eugenia, canta hermoso, el tecladista y el guitarrista tienen muy buen nivel, me sorprende, mi esposa se emociona.

“Por favor, Papirri, una nota, vamos al ingreso del auditorio, soy de Bolivia Tv, no se escucha bien pues”, pide otro reportero y me lleva a la entrada del auditorio. En el camino, un joven con cara apacible me intercepta: “Manuel, yo fui tu alumno, ahora soy el Rector del Conservatorio”. Lo abrazo intensamente a Oswaldo Ruiz, ahora todo un rector, me emociona. Trato de llegar a la entrevista del Canal 7 y se cruza una tropa de jóvenes de la Normal de Warista, somos todos del Tigre, “una foto maestro”; el periodista del canal mira su reloj impaciente. Llego por fin a la entrevista, en medio de la misma aparece una señora guapa, alta, acompañada de la entrañable Cecilia Campos, del equipo de cultura de la Cosude, hago corte en la entrevista, recuerdo mis épocas de diplomático, saludo solemne a la Jefe de la Cooperación Suiza, le doy un gracias sentido desde mis ojos lacrimosos, la acompaño otra vez por el teatro hacia la primera fila, en el camino nos intercepta el periodista de RTP; Sophie se sorprende ante la cámara, declara en un español fluido, la hago sentar como se debe.

Entonces quiero volver a la entrevista de Bolivia Tv, empieza a sonar en el fondo con toda fuerza la canción Bien le cascaremos, interpretada por otro grupo de jóvenes alumnos de la Normal Simón Bolívar, me abrazo emocionado con el maestro Cergio Prudencio, notable compositor boliviano, hoy presidente de la Fundación Cultural del Banco Central, quien fuera mi profesor de composición en el Conservatorio, le agradezco su presencia; el del Canal 7 se abre paso entre más alumnos que quieren fotos, por fin terminamos la nota.

La maestra de ceremonias convoca a la testera, subimos con la Jefa de la Cooperación Suiza, se van sentando en la mesa el Viceministro de Educación Superior, la directora de Relaciones Internacionales del Ministerio de Educación, Susana Postigo, el viceministro de Educación Alternativa, Noel Aguirre, antiguo compañero luchador que abrazo intensamente. “El Fondo Cultural de la Embajada de Suiza en Bolivia promueve la democratización cultural y el encuentro entre los nuevos talentos con la experiencia, esto precisamente estamos realizando hoy”, indica Sophie ante un auditorio colmado por 300 futuros profesores de música y unos 50 maestros. Luego dirijo unas palabras reflexionando sobre la tradición oral y la escrita, entonces suenan mis canciones en la voz de los jóvenes futuros maestros de música y todo se ilumina, ahí te das cuenta que el esfuerzo se entendió, que valió la pena fabricar con tanto esmero este Libro de Canciones que celebra los 40 años de canciones del Papirri. Seguidamente entregamos la primera edición a los alumnos en lotes de 25 libros por Escuela. El acto concluyó a las 19.30, pues los 300 jóvenes se abalanzan ahora para que les firme sus libros. Pura emoción. Valió la pena. Salgo con mi ternito Sinfónico a la av. Arce, el viento hace temblar, caminamos con Carolina la larga avenida en contra ruta. “¡Qué lindo acto, amor!, lindo regalo de cumpleaños, ¿no?, es también un homenaje a tu abuelito Andrés, también profesor de música”, me dice, dándome un beso en el rulo izquierdo.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia