Escape

Bien le cascaremos en la tele

‘De allí sale alguna crítica por el face de que es un programa de música elitista...’

Bien le cascaremos en la tele.

Bien le cascaremos en la tele.

La Razón (Edición Impresa) / Manuel Monroy Chazarreta / La Paz

00:00 / 04 de junio de 2017

Ya, Papirri, le casquemos un programa de tele, dice el Jimy y fue así que desde abril salimos todos los sábados a las 21.30 por la red ATB con el programa de los artistas bolivianos denominado Bien le cascaremos. Fue todo muy rápido, la vorágine de los últimos meses no me permitió concientizar bien las cosas, ahora en el silencio cochabambino me doy cuenta de que hicimos ocho programas y que solo pude ver uno pues siempre pasa algo, o estoy tocando, viajando, durmiendo o apoyando a hermanos artistas que se presentan. Recuerdo el antecedente inmediato, mi programa de tele Qué tal metal (2004-2007), realizado y difundido por RTP. De aquella experiencia se conserva que los músicos toquen en vivo, todo un riesgo por el sonido en televisión, lo bueno es que en Bien le cascaremos ATB contrata un sonidista que llega todos los sábados con sus equipos y micrófonos. También continuamos con el objetivo de difundir músicos creadores que no se los ve casi nunca en la tele, músicos que estudian, que se arriesgan en sus composiciones y arreglos, en sus ensambles, en sus textos, músicos que no se venden al estribillo fácil, a los tres acordes obvios, al ritmito pegajoso. De allí sale alguna crítica por el face de que es un programa de música elitista, que no es un programa popular, qué decepción, etc. A ver, che, un repaso.

El primer programa del 7 de abril estuvo dedicado al consagrado grupo Norte Potosí con sus cantos quechuas y su concepción comunitaria de la música, la familia de Cornelia Veramendi y Rubén Porco alegró la noche y compartimos la canción que da el nombre al programa. En el próximo estuvo el dúo Negro y Blanco con sus 20 años de canción bien cultivados, los trovadores compartieron sus historias y mensajes, además le cascamos un tema que le hice al Che en 1997, el año que nos conocimos con Marito y Cris. Raúl Flores llegó el 23 de abril con su bajo virtuoso y su jazz boliviano universal, su quinteto de jóvenes docentes del Conservatorio renovó nuestros oídos, en pleno programa me di cuenta de que estos músicos habían sido alumnos míos una década atrás y que me habían superado en técnica y composición, me nació aquel orgullo que debe sentir un profe de artistas; además nos animamos con una versión de la Zamba Geisha. La cantante, pianista y compositora Mayra Gonzáles cerró abril con su profesionalismo y la frescura de sus nuevas canciones estrenando además un taqui bossa mío (No quiero perderte). En mayo estuvo ‘Tincho’ Castillo y su cuarteto, un sobresaliente guitarrista y compositor tupiceño que con esfuerzo autodidacta logra planteamientos sonoros de gran técnica y expresividad, cantamos juntos Del amor su bailecito. Siguió el grupo Efecto Mandarina, que siempre nos deja con la boca abierta y el espíritu temblando, Vero Pérez, ‘Vladi’ Morales, Diego Ballón y Eddy Chuquimia están en lo más alto de la música popular urbana boliviana con su música intercultural, con ellos tuve el gusto de compartir mi canción Polvos del olvido que la montamos ese ratito. El poeta y cantautor orureño Vadik Barrón trajo su arte consecuente y sin tapujos, nos concedió sus poemas y su canción alternativa, tocamos juntos Pa ques decir. El cantautor cochabambino Marcelo ‘Chelo’ Arias nos otorgó su delicadeza y sus cantos complejos antes de partir a grabar a Miami y compartimos la linda y trovadoresca La histórica. No sé si el programa sea elitista, creo que resalta la calidad en la composición e interpretación y el trabajo vertido en ese género tan simple pero complicado: la canción popular.

Los otros 15 minutos del programa los dedicamos a artistas de otras especialidades, soy un reportero cultural que va a sus lugares de trabajo incluyendo entrevista en el teleférico. En abril estuvieron Daniel Gonzáles (teatro popular, un laburador del humor), Satori Gigie (fotógrafo alteño, de gran talento y sensibilidad), José Carlo Auza (pintor, músico, ganador del último Salón Murillo, talento múltiple), Alejandro Archondo (consagrado artista plástico). En mayo, Carolina Montero (bailarina, coreógrafa, creadora de espacios del cuerpo), Teatro Tabla Roja (jóvenes artistas de teatro de El Alto), Rossmery Mamani (destacada artista plástica internacional cuya historia nos conmovió), Las Mentes Ociosas (actores, cantantes irreverentes, lindos), todos ellos artistas de oficio que sacan adelante sus carreras con enorme esfuerzo y sin apoyo alguno: puro talento, obsesión estética y técnica. Ellos cubrieron el antiguo sector de mi anterior programa, el del Gran Valor, que tenía el objetivo de poner la cámara y visibilizar a seres humanos cuyo trabajo pasa desapercibido en las noticias de la tele. También nos animamos con algunos sketchs, sin embargo el tiempo de todos es mínimo y no pudimos ser tan consecuentes.

Bien le cascaremos seguirá estos próximos dos meses venciendo dificultades al ser este servidor también el productor que contacta a los artistas, además de conductor y tocador de canciones. Agradecer a ATB por el riesgo, a los artistas que dan su tiempo y recursos para venir hasta el set, agradecer a Sergio Calero por la realización del programa todos los sábados con cinco cámaras y audio en vivo. Gracias a Carlos Mamani (edición) y Ronald Velasco (cámara), Carlos Fiengo (apoyo en difusión) y a todo el personal de ATB que se raja los sábados.

Seguiremos manteniendo la línea de difundir artistas creadores que con su calidad estética y técnica anuncian una Bolivia que puede estar presente en cualquier escenario del mundo. Ojalá que el Estado y la empresa privada se den cuenta de que existimos.

El papirri: personaje de la Pérez, también es Manuel Monroy Chazarreta

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia