Escape

Arte revive la casa del Conde de Chuqata

El hogar del potentado indígena, ubicado en la actual calle Sagárnaga, se convirtió en galería y espacio cultural.

La Razón (Edición Impresa) / Naira de la Zerda

00:00 / 05 de diciembre de 2018

La rebeldía de Don Juan de Dios Villavicencio —oriundo de Chuqata, zona en la que hoy se ubica la calle Sagárnaga y parte del centro de la ciudad de La Paz—  lo llevó no solo a comprarse el título nobiliario de Conde hace cerca de 300 años, sino que utilizó el nombre del ayllu al que pertenecía, Chuqata, en lugar del apellido español que lo denominaba. Así, su hogar, que quedaba en uno de los barrios de indios de la urbe, pasó a conocerse como la casa del Conde de Chuqata.

Hoy, la construcción patrimonial recupera el título y se abre como galería de arte y espacio cultural, especializado en charlas y debates sobre teología y filosofía andina.

“Lo que queríamos hacer es, de alguna manera, devolverle la casa al Conde. Este espacio tiene su ajayu, como todas las construcciones antiguas y, al mantener el nombre, quisimos mostrar el respeto que le tenemos y le pedimos que nos permita permanecer aquí, porque las casas eligen a sus inquilinos”, explica Yomar Ferino, una de las gerentes —junto a Yvette Mejía y Cristian Conitzer, su hijo— cuya familia es dueña de la casa por generaciones.

Desde que Eulogia García de Mejía, abuela de Yvette —conocida como La Letrada, por ser una de las pocas mujeres de pollera de la época que sabía leer y escribir— compró el inmueble, fue una casa familiar, anticuario y café, antes de cerrar sus puertas por bastante tiempo. También sospechan que durante la colonia el inmueble sirvió, entre otras cosas, como un albergue militar (realista e independentista), gracias a que tiene una construcción que sobresale del techo, dándole una vista panorámica, por la que también la apodan como “la casa del mirador”.

En la esquina entre las calles Sagárnaga y Linares, nada señala que este refugio para lectores y artistas exista. Para encontrarlo se deben dar unos pasos hacia la izquierda, sobre la Calle de las Brujas, hasta encontrar un cartel donde se lee “Artesanías Khantati”. Al entrar hasta el fondo, solo se ve un patio, pero después, a la derecha, aparecen escaleras que llevan hacia la casa del Conde de Chuqata.

Las puertas abiertas y las obras de arte llaman la atención y Yomar saluda e invita a pasar a los curiosos. Todos aquellos que estén interesados en antigüedades —como tocadiscos y discos de vinilo— así como los investigadores sobre cultura andina (que se prestan gratuitamente) o amantes del arte encontrarán dónde compartir sus intereses, así como un lugar para leer, tomar un jugo y escuchar algún disco de vinilo, de 11.00 a 18.00.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia