Escape

Antonio Caba es el ilusionista escénico

El encargado de luces y sonido del Teatro Municipal es el funcionario que más tiempo lleva en este espacio, que es su casa y escuela.

Antonio Caba es el ilusionista escénico. Ilustración: Frank Arbelo

Antonio Caba es el ilusionista escénico. Ilustración: Frank Arbelo

La Razón (Edición Impresa) / Naira de la Zerda / La Paz

00:00 / 09 de mayo de 2018

Para muchos, merodear por los recovecos del Teatro Municipal Alberto Saavedra Pérez puede parecer aterrador, pero no para Antonio Caba. Desde  muy pequeño, los escondidos salones de ensayo y los corredores tapizados en rojo se le hicieron tan familiares, que los considera su casa y su escuela. “Tenía seis años cuando comencé a venir. Mario Caba, mi papá, fue el anterior luminotécnico y por azares de la vida tomé la misma carrera que él”, cuenta.

Sin embargo, no fue hasta sus 18 años que un espectáculo de títeres despertó su deseo por formarse en diseño de iluminación escénica. “Estaba en el teatro, ayudando durante la noche de estreno de una obra de una compañía francesa cuando, en el pequeño teatrino donde los títeres representaban la obra, unas máscaras aparecían y desaparecían. Después de la función me acerqué y vi que la magia estaba en unos pequeños reflectores”. Ese detalle disparó su curiosidad.

En ese momento Antonio decidió formarse en electrónica, para después estudiar sonido y luminotecnia teatral. También realizó diferentes cursos en Bolivia y el exterior para especializarse en el trabajo escénico, que ahora ejerce.

Hace 15 años, su padre se jubiló después de casi 30 años de trabajar en este teatro. Y Antonio mostró que era el reemplazo perfecto: tenía el conocimiento y la energía para liderar cambios importantes.

Faltan solo un par de horas para que empiece un show de ballet clásico internacional y en el escenario la atmósfera está cargada de energía. Antonio tiene un par de horas para memorizar todo lo que tiene que hacer, pero la calma con la que trabaja manifiesta su experiencia. Sus manos sobrevuelan por la consola y con simples movimientos, el sonido y las luces se sincronizan. Los bailarines comienzan a ensayar y el mago de las luces prueba diferentes opciones.  

“Cuando comencé a trabajar todo el equipo era analógico, así que decidimos avanzar y cambiamos el sistema de todos los espacios municipales. Ahora es digital y nos permite hace muchas más cosas”, narra, mientras los colores de las luces se entremezclan, como si estuvieran hechas de pintura. Toño —como le dicen en el teatro— está en la cabina, que es tal vez el lugar donde más se siente como en casa.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia