El Financiero

3 frigoríficos habilitados para vender carne a China

Afinan su plan comercial para exportar cortes especiales.

Producción de carne bovina

Producción de carne bovina Foto: Asocebu

La Razón (Edición Impresa) / Marco A. Ibañez / La Paz

00:00 / 08 de mayo de 2019

Con la apertura del mercado chino, los frigoríficos BFC, Frigor y Fridosa de Santa Cruz se preparan para exportar cortes de carne bovina deshuesada y congelada. Los requisitos que cumplieron los habilitará también para vender a Rusia y Hong Kong.

El protocolo de requisitos de inspección, cuarentena y sanidad veterinaria, suscrito el 27 de abril entre autoridades de Bolivia y China, permite la exportación de solo un producto cárnico, que es producido por estos tres frigoríficos de primera categoría.

Por ello, estas empresas preparan su producción de carne bovina en cortes deshuesada y congelada y negocian con potenciales compradores a través de trading y brókers internacionales. Además, organizan la logística para transportar su mercadería a ese mercado de Asia Oriental.

De inicio, el Gobierno boliviano prevé que entre 20.000 y 40.000 toneladas de carne sean vendidas cada año a China. La fecha para empezar a hacer los envíos aún no es oficial dado que todavía se hacen ajustes técnicos y legales.

El frigorífico BFC S.A., empresa boliviana con capital paraguayo, programa una faena por día de al menos 450 cabezas de ganado bovino para la exportación, anunció a La Razón su gerente general, Paulo Macedo. “Por ahora nuestra planta tiene una capacidad de 750 cabezas porque nos limita el área de frío (refrigeración), sin embargo la próxima semana iniciamos una obra de ampliación en ese sector que concluida incrementará nuestra producción”, anticipó.

De igual manera, el Matadero Frigorífico Santa Cruz S.A. (Frigor) tiene previsto procesar 10.000 toneladas anuales de carne bovina en cortes para su venta al mercado chino, informó a La Razón Fernando Céspedes, gerente general de esta empresa .

El ejecutivo explicó que como resultado del mejoramiento de sus procesos productivos y la adecuación de su infraestructura —para cumplir los requisitos exigidos por las autoridades sanitarias de China—, Frigor cuenta también con la capacidad técnica y operativa para vender productos cárnicos a Hong Kong y Rusia. “Estos aspectos fueron evaluados por las misiones de China y Rusia de manera favorable para la empresa, lo cual redunda también en el mercado nacional porque todas las adecuaciones realizadas permitirán la oferta de un mejor producto”, sostuvo.

Potencial. Macedo también señaló que desde la visita al país de la misión china, en abril, potenciales clientes como tradings que operan en el mercado asiático se contactaron con BFC para hacerles propuestas comerciales, las cuales están siendo analizadas.

Frigor igualmente afina su estrategia comercial y prevé tomar contacto con brókers internacionales, comentó Céspedes.

Respecto a la logística, el ejecutivo de BFC indicó que estudian la posibilidad de emplear transporte bimodal, es decir, vía terrestre hasta el puerto en Iquique, posteriormente navieras hasta Uruguay, desde donde se aplicaría otro servicio para el embarco final de sus productos.

“Para la cadena de frío se considera congelar la carne a menos 18 o 20 grados en contenedores reefer (con control de temperatura), previamente verificados antes de su embarque”, precisó.

El frigorífico BFC S.A. ya realizó en 2018 dos operaciones de exportación de 25 toneladas de carne boliviana a puertos de Vietnam, y prepara un nuevo embarque para la próxima semana.

Hasta el cierre de este suplemento, Fridosa no respondió a un cuestionario enviado en la semana.

Cumplen requisitos de inocuidad

Bolivia cuenta con el Plan Nacional de Vigilancia de Residuos Veterinarios

Según Alejandro Mattos, jefe nacional de Inocuidad del Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag), las empresas BFC, Frigor y Fridosa de Santa Cruz son los únicos frigoríficos de “primera categoría” habilitados para exportar carne bovina deshuesada al mercado chino.

Para su habilitación —precisó—, los tres cumplieron con los requisitos técnicos que aseguran la inocuidad de sus productos y, en los casos necesarios, realizaron adecuaciones a su infraestructura productiva.

Las exigencias de las autoridades chinas se concentraron en la sanidad animal, control de enfermedades y condiciones de los predios pecuarios. Entre el 4 y el 15 de abril llegó al país una misión técnica de expertos en sanidad animal e inocuidad alimentaria de la Aduana china para realizar una auditoría in situ con el propósito de concretar la habilitación de los frigoríficos para la exportación.

Uno de los requisitos era contar con un Plan Nacional de Vigilancia de Residuos de Medicamentos Veterinarios y Contaminantes, ya implementado en el país en 2016, explicó Mattos.

Respecto a la infraestructura, se requirieron ciertas adecuaciones para que en cada una de las plantas se cuente con médicos veterinarios del Senasag para el control correspondiente.

Por su parte, el viceministro de Desarrollo Rural y Tierras, Pedro Dorado, informó que a fin de incrementar la producción ganadera de pequeños y medianos productores, el Gobierno “realiza inversiones importantes en mejoramiento genético, mantenimiento de la condición sanitaria como país libre de fiebre aftosa, el desarrollo tecnológico y el confinamiento de ganado como alternativa de conversión de sistemas extensivos a sistemas semintensivos e intensivos”.

Para este año, se estima que la producción nacional de carne de res será de 283.195 toneladas y la demanda interna de 274.473.

“Existe un excedente estimado de 8.722, volumen que puede ser mejorado en función de un incremento de la tasa de faeneo”, dijo.

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia