El Financiero

Despliegue de la 5G se inicia en el país en 2020

Las cualidades de esta tecnología dependerán del acceso al espectro radioeléctrico

El potencial de la tecnología 5G

El potencial de la tecnología 5G Foto: Internet

La Razón (Edición Impresa) / Marco A. Ibáñez, Walter Vásquez / La Paz

12:28 / 26 de junio de 2019

Desde 2020, los bolivianos podrán acceder a velocidades ultrarápidas de conexión a internet. Mientras Entel y Tigo afinan los detalles, el Gobierno prepara la regulación y la habilitación de las frecuencias que liderarán la cuarta revolución industrial.

El mundo avanza a pasos acelerados en la implementación de la quinta generación de esta tecnología que viene con un potencial enorme para la digitalización de la economía y que hará realidad el internet de las cosas (IoT). Y Bolivia no es la excepción.

“Nuestros equipos están listos para operar con la 5G. Solo hay detalles que afinar,  trabajos mínimos que se tienen que hacer en nuestra red”, informó a La Razón el gerente general de la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (Entel), Mauricio Altovez.

“Tigo”, de igual manera, “cuenta (ya) con las condiciones tecnológicas requeridas para implementar la red 5G”, confirmó la gerente de Marca y Comunicación Institucional de esa telefónica privada, María Laura Mendoza.

Viva, sin embargo, pone paños fríos en esos anuncios. “Bolivia no cuenta aún con infraestructura para este tipo de señal debido a que todos los aspectos de la red deben ser adaptados para soportar esta tecnología” que “se encuentra aún en desarrollo a nivel mundial”, consideró a su vez Daniel Bustos, vicepresidente de Operaciones e Ingeniería de la empresa de telecomunicaciones.

“Las operadoras (del país) deberán realizar las modificaciones necesarias de forma gradual y preparar la infraestructura para que llegado el momento se pueda implementar esta red en el país”, agregó el ejecutivo, quien prevé que en el ámbito internacional “las primeras implementaciones masivas se realicen en los próximos tres a cinco años”.

Entel, no obstante, mantiene su posición, ya que asegura que al contar con cuatro anillos de fibra óptica en el mercado nacional —resultado de una inversión de $us 600 millones— está preparada para incorporar la nueva tecnología a los servicios del país.

Así que “en 2020, Entel ya puede empezar” a dar el servicio “en algunas ciudades pequeñas”, aseguró el gerente de la estatal.

Con una velocidad entre 10 y 20 veces mayor a la del 4G, se espera que la 5G pueda conectar todo, en cualquier lugar y todo el tiempo. A nivel doméstico, permitirá por ejemplo que el tiempo de descarga de una película de alta definición pase de horas a minutos y un acceso mucho más rápido a los contenidos audiovisuales y a los juegos en streaming. A nivel industrial, posibilitará la circulación de miles de millones de datos, sin congestión.

Pero esta mayor conectividad podría llegar acompañada de un riesgo: el robo de millones de datos, incluyendo secretos empresariales o información personal.

Latinoamérica. En la región, países como Brasil, México, Argentina, Colombia, Chile y Perú, entre otros, llevan adelante pruebas de sus redes 5G desde hace tres años, siendo Uruguay el único que llegó a implementarlas a nivel comercial, aunque con una cobertura solo regional.

En Bolivia, antes de que esta tecnología comience a funcionar es necesario que la Autoridad de Regulación y Fiscalización de Telecomunicaciones y Transportes (ATT) habilite las frecuencias necesarias para tal efecto, coincidieron Mendoza y Altovez.

La primera se refirió también a la necesidad de contar con “regulaciones adecuadas” para el nuevo sector, mientras que el segundo advirtió que es menester que los operadores del sector se organicen para prestar el servicio.

“Tomando en cuenta estimaciones para el ingreso de la 5G en América del Sur, la ATT inició los estudios para la elaboración de la regulación de esta tecnología en el país de acuerdo con recomendaciones de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), 3GPP (un consorcio global para las telecomunicaciones) y experiencias previas de países que ya están realizando pruebas con esta red como China, Corea del Sur y (otros de la) Unión Europea”, informó la reguladora en respuesta a un cuestionario de La Razón.

Y la china Huawei, líder  mundial en el desarrollo del 5G, está atenta a estos aprestos en Bolivia.

“Como Huawei queremos que Bolivia avance en su desarrollo económico y social (...) y creemos que tenemos las herramientas para que eso pase”, dijo Marco Paniagua, gerente de Producto en Bolivia de la compañía.

Espere…

Las bases legales del servicio

Obligación

La Ley General de Telecomunicaciones establece que la ATT asignará, controlará, fiscalizará, supervisará y administrará el espectro radioeléctrico asociado a redes satelitales en el ámbito geográfico del Estado.

Interés

El Plan Nacional de Frecuencias dispone el uso equitativo y eficiente del espectro radioeléctrico, considerando aspectos económicos, técnicos, educativos, científicos y de seguridad e interés público.

Se deben liberar ondas que usa el TKSAT-1

Huawei Bolivia prevé la instalación de miniantenas incluso en las habitaciones

Para la implementación de la red 5G en Bolivia se deberán habilitar frecuencias superiores a 3.500 MHz (megahercios) que al momento son utilizadas para las transmisiones del satélite Tupac Katari (TKSAT-1) desde su puesta en órbita, el 20 de diciembre de 2013.

“El espectro radioeléctrico para 5G no puede ser cualquiera, debe ser de 3.500 megahercios”, una banda “que hoy es utilizada por el Gobierno para el satélite” nacional, informó a La Razón Guillermo Solomon, director de Transformación en Bolivia de la tecnológica china Huawei, que hasta mayo desplegó más de 90.000 sitios 5G en el mundo y suscribió 40 contratos con operadores de diferentes países.

Estas frecuencias liberadas podrán ser adquiridas por los operadores nacionales conforme a disposiciones de la Autoridad de Regulación y Fiscalización de Telecomunicaciones y Transportes (ATT), precisó el gerente general de la estatal Entel, Mauricio Altovez.

Espere…

Solomon explicó que esta nueva tecnología cambiará el mercado boliviano de manera radical por tres razones: porque se desplegarán frecuencias muy altas, porque no requerirá de torres “gigantescas” y porque transformará la estructura de costos de los proveedores.

EVALUACIÓN. Mientras más alta la frecuencia, menor es su alcance y capacidad de penetración a los edificios, lo que implica que las telefónicas necesitarán instalar antenas en miniatura para celular encima de cada poste de luz, al costado de los inmuebles, dentro de cada hogar y posiblemente en cada habitación, sostuvo el ejecutivo.

El Director de Transformación de Huawei Bolivia añadió que el 70% del tráfico demandado no está en las calles sino en los edificios, por lo que prevé que los hotspots (lugares que ofrecen acceso a Internet a través de una red inalámbrica y un enrutador conectado a un proveedor de servicios) remplazarán al wifi con mucha más capacidad.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia