El Financiero

Cacao boliviano para el mundo

Este sector tropieza con problemas para producir, trasladar y comercializar.

El Cacao Nativo Amazónico

El Cacao Nativo Amazónico

La Razón (Edición Impresa) / Marco A. Ibáñez / La Paz

00:00 / 22 de mayo de 2019

Muestras del cacao que se produce en cuatro regiones de Bolivia competirán en el evento más importante del mundo dedicado al chocolate. En el ámbito nacional y departamental, autoridades y productores impulsan planes de desarrollo del sector.

El Salon du Chocolat, a realizarse del 30 de octubre al 3 de noviembre en París, Francia, es el evento más grande del mundo dedicado al chocolate y el cacao, en el cual competirán seis muestras seleccionadas del grano boliviano que se producen en Beni, La Paz, Cochabamba y Santa Cruz.

La calidad del cacao boliviano ha ido cobrando notoriedad en el tiempo y aunque hay esfuerzos por mejorar e impulsar su producción, aún persisten necesidades como una cuantificación precisa de hectáreas (ha) cultivadas y silvestres, tecnificación de la producción e industrialización.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) estima en 14.884 ha la superficie cultivada de cacao en todo el país. Según un relevamiento realizado en 2008 por el Centro de Investigación y Promoción del Campesinado, CIPCA-Beni, para entonces en Bolivia existían 8.635 hectáreas (ha) de cacao cultivado en sistemas agroforestales. La mayor superficie le correspondía a La Paz con 5.573 ha, seguida por Beni con 1.654 y Cochabamba con 787.

En tanto que la superficie de cacao silvestre alcanzaba 12.115 ha: 67% en Beni (8.145), 24% en Santa Cruz (2.942) y el resto en otras regiones, informó Alejandra Anzaldo, directora de CIPCA Beni.

Lejos de estos datos, Bernardo Ichu, presidente de la Asociación Beniana de Productores y Recolectores de Cacao (ABP), estima que solo en Beni existen más de 200.000 ha distribuidas en las provincias Iténez, Mamoré, Cercado, Marbán, Moxos y Vaca Díez.

El Gobierno, a través del Ministerio de Desarrollo Rural, ejecuta desde 2017 el Programa Nacional del Cacao en el que invierte Bs 11 millones, y tiene proyectado implementar un nuevo plan de cinco años con un presupuesto estimado de Bs 250 millones, informó a La Razón el viceministro de Desarrollo Rural, Pedro Dorado.

Según la autoridad, el primer programa comprende el apoyo al fortalecimiento de la producción primaria, y el segundo impulsará la renovación de plantaciones, la investigación de nuevas variedades, la protección fitosanitaria, fortalecimiento de capacidades técnicas, procesamiento y comercialización del cacao.

Asimismo, en Beni su Gobernación apoya la “reactivación” del sector y su posicionamiento en mercados internacionales a través de un programa integral regional que se iniciará en 2020 y demandará una inversión de Bs 30 millones, anunció el director de Desarrollo Agrícola de ese gobierno departamental, Richard Salas.

Espere…

Con esos fondos se realizarán acciones en áreas como sanidad vegetal, incorporación de nuevos cultivos, genética, incremento de la producción, promoción y comercialización del cacao nativo.

La Gobernación de Beni tiene previsto un presupuesto de Bs 10 millones para 10 años, es decir, 1 millón por gestión y se espera que el saldo del presupuesto requerido sea cubierto por los productores, instituciones y cooperantes.

“El gobernador Álex Ferrier instruyó que el próximo año arranque este programa, por ello estamos trabajando en todo el proceso normativo”, dijo Salas, quien anunció que el jueves 23 se promulgará la Ley Departamental del Cacao Nativo Amazónico (Theobroma cacao) del Beni, cuya reglamentación estará lista en 45 días calendario para su aplicación.

Según la Directora del CIPCA Beni, esta norma impulsa la producción sostenible y protección del cacao silvestre y cultivado, a través del fomento a su cadena productiva hasta el consumidor, resguardando y conservando los bosques silvestres y cultivados.

Además, apoya el desarrollo de mercados, promoción de la sanidad vegetal, desarrollo genético, fortalecimiento de las organizaciones de recolectores y productores, gestión de riesgos e implementación de sistemas de alerta temprana e industrialización.

Necesidades. En criterio de Salas, la falta de información y sistematización de las áreas de producción de cacao en Beni e indicadores socioeconómicos acerca de las familias productoras son el principal problema que enfrenta la Gobernación para atender los requerimientos de ese sector.

Frente a esta situación, se lleva adelante un trabajo conjunto con el Instituto para el Desarrollo Rural de Sudamérica (IPDRS) para contar con un sistema de monitoreo a través de una plataforma virtual y una aplicación.

Estas herramientas permitirán obtener información tanto sobre la superficie de cacaotales cultivados como silvestres, capacidad de producción, familias productoras, además de plagas y enfermedades, anticipó Salas.

  • Secado. Proceso de secado del grano en una comunidad beniana. Foto: CIPCA Beni

La información será de acceso público y de utilidad para el diseño de políticas públicas que contribuyan a fortalecer el desarrollo del sector chocolatero, destacó.

La información fue corroborada por el productor Bernardo Ichu, quien señaló que un gran porcentaje de los cacaotales no fueron cuantificados debido a que están en zonas inaccesibles por la falta de caminos, donde este fruto se encuentra en estado natural.

ABP agrupa a 5.000 familias, las cuales todavía enfrentan deficiencias para acceder a servicios de salud y educación. “Nosotros no contamos con seguro de salud (...) sufrimos en eso (...) existen postas sanitarias que no tienen medicamentos y no existen ítems para profesores”, lamentó el dirigente.

EXPORTACIONES. Datos del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) dan cuenta de que en la última década las exportaciones de cacao y derivados sumaron un valor de $us 24.134.705.

En 2018 las ventas fueron por $us 2.678.412; los principales comprador son Alemania, Suiza, Paraguay, Perú y Francia, entre otros.

El grano nacional competirá en París

En octubre, el cacao boliviano estará en el salón mundial del chocolate

Con el apoyo del Ministerio de Relaciones Exteriores, seis muestras de cacao boliviano fueron enviadas a París, Francia, para su participación en octubre en el concurso internacional Salon du Chocolat, considerado el más importante del mundo en su rubro.

De los granos enviados a competencia, dos son de los municipios de San Ignacio de Mojos y Baures de Beni, en específico de la Asociación de Agroforestales Indígenas de la Amazonía Sur (AAIAS); dos provienen del municipio de Teoponte de La Paz, uno del Chapare de Cochabamba y uno de Santa Cruz, informó Alejandra Anzaldo, directora del Centro de Investigación y Promoción del Campesinado (CIPCA).

En el Salon du Chocolat de París, un grupo de expertos catadores de diversos países realizarán pruebas a las muestras y escogerán a las 15 mejores del mundo que serán premiadas.

Estos granos fueron seleccionados en la primera versión del Salón del cacao y chocolate de Bolivia, realizado el 3 de abril por el Comité Nacional de Coordinación del Cacao, liderado por la Confederación de Productores y Recolectores Agroecológicos de Cacao Bolivia (Copracao), CIPCA, Wildlife Conservation Society (WCS), Helvetas, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la Cancillería y el Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras.

“El cacao de Beni es un producto criollo, muy natural, con aroma y sabor profundos y especiales, además no tiene otros ingredientes, lo que lo hace único en el mundo”, destacó Bernardo Ichu, presidente de los productores de ese departamento. “Queremos tener la excelencia en calidad”, complementó al señalar que la participación del cacao beniano en Francia es un incentivo para la producción de este fruto y sobre todo abre para su sector posibilidades de exportación.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia