El Financiero

Brasil será el campeón mundial de la soya

Su extensión le permitiría más que duplicar sus cultivos en poco tiempo

Cosecha de soya en Brasil

Cosecha de soya en Brasil Foto:ANAPO

La Razón (Edición Impresa) / AFP / Río de Janeiro

13:11 / 26 de junio de 2019

Gracias a la voracidad china, la cosecha de soya de Brasil, que debería caer levemente este año, podría aumentar en el ciclo 2019/20 hasta sobrepasar a la de Estados Unidos (EEUU), el actual primer productor mundial.

El departamento de Agricultura estadounidense prevé que la producción soyera de Brasil aumentará a 123 millones de toneladas (MM/t) en 2020 contra 117 millones en este año. EEUU, en contrapartida, sufriría una reducción desde 123,6 MM/t a 112 millones debido a condiciones climáticas excepcionalmente malas.

Ya primer exportador mundial de soya por delante de Estados Unidos, Brasil alcanzó en 2018 un récord de exportaciones de 83,6 millones de toneladas, lo que significa un 22% más que el 2017.

Ese resultado se explica fundamentalmente por el apetito de los chinos que, en plena guerra arancelaria con Estados Unidos, aumentaron sus compras a Brasil.

Mercados. Las exportaciones de soya brasileña a China subieron 30% a 68,8 millones de toneladas. La Unión Europea, en tanto, le compra a Brasil un tercio del grano que necesita.

Empero, la Asociación Brasileña de Industrias de Aceites Vegetales calcula que las exportaciones de granos de soya deberían caer 18,5% este año debido a la peste porcina africana que está haciendo estragos en Asia.

Principal grano de Brasil, la soya fue introducida en el país en 1914 y su producción pasó de 25.000 toneladas en 1949 a 1 millón de toneladas en 1969.

A partir de la década del 70, el sector emprendió un febril crecimiento gracias a la migración de productores del sur hacia el centro oeste de Brasil, el desarrollo de nuevas técnicas de cultivo y el uso de pesticidas. Así, en 1979 la producción llegó a 15 MM/t.

Esa migración coincidió con el desarrollo del sistema de siembra directa para grandes cultivos que permitió a Brasil ser parte de una revolución agrícola. Esa técnica, de la que el país es hoy líder mundial, consiste en plantar semillas sin eliminar el rastrojo para así limitar la erosión del terreno y está asociada a una masiva utilización de herbicidas para limpiar los suelos antes de la siembra.

Las variedades de soya genéticamente modificadas “han sido necesarias para adaptar el cultivo a la latitud del Cerrado”, dijo Amélio Dall’Agnol, de la Empresa Brasileña de Investigaciones Agropecuarias. “Ese ha sido un factor clave para el aumento de nuestra productividad”, añadió.

Plantada ilegalmente en los años 90, la soya transgénica tuvo temporalmente autorizada su comercialización en 2003 y dos años más tarde el Congreso la confirmó. En 2017 las variedades del grano transgénico ocupaban el 96,55% de la superficie cultivada contra 22% en 2004.

Pese a las críticas que fustigan el avance de los cultivos a costa de la deforestación, Brasil cree tener capacidad para reforzar su posición de dominio global.

“Nuestro país es uno de los pocos que aún pueden aumentar sus tierras cultivadas con entre 70 y 80 millones de hectáreas suplementarias, lo cual le permitiría más que duplicar la superficie de cereales y oleaginosas”, dijo Leonardo Sologuren, presidente del Comité Estratégico Soya Brasil.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31

Suplementos