Animal Político

Nueve preguntas electorales

Mi hipótesis es que un voto a la presidencia en el país cuesta $us 12.

La Razón (Edición Impresa) / Manuel Suárez es politólogo

00:00 / 04 de septiembre de 2019

Van nueve preguntas normales para saber cómo marchan las elecciones.

1. ¿En qué anda la gente? Datos: La mayoría anda en modo optimismo moderado. Y como siempre —desde que hacemos encuestas en Bolivia— preocupa el empleo, la inseguridad, la corrupción, la mala atención en salud y la educación. ¿Y qué alegra, cuando alegra? A la gente le alegra su vida privada, por ejemplo la familia. Y en lo público, el orgullo de ser bolivianos y diversos, los bonos, la inclusión y obras como teleféricos, carreteras o colegios ¿Y la política no le preocupa a la gente? A una parte sí. A la mayoría no.

2. ¿De qué va esta elección? Datos: De economía. Mucha gente quiere cuidar su economía; siente que mejoró un poco y que quizá podría mejorar aún más. La gente no está cansada y se siente tentada a cuidar lo que hay. 

3. ¿Quién es el candidato más popular? Datos: Evo tiene la intención de voto más alta. Y es verdad que crece lento y que su campaña no acaba de despegar, pero también es cierto que es el que más crece, el que tiene más favorabilidad (o sea, el que cae mejor a más gente) y el que resulta más confiable en cosas que la gente considera importantes: cercanía, firmeza, o capacidad para trabajar rollos complicados como la salud.

4. ¿Quién tiene el mensaje que trae más votos? Datos: Les digo “el mejor mensaje” en encuestas y ustedes me dicen a quién pertenece. El mensaje en plan relato: “Estábamos mal y humillados, pero un día vino un hombre humilde que despertó a la gente. Así, juntos derrotamos a los malos que robaban y humillaban al país. Ahora estamos mejorando. Y en adelante vamos a cuidarnos entre todos”. Suena redondo y universal, ¿no? Ahora el mensaje en clave electoral: “Junto al pueblo hemos logrado cambios como la nacionalización, los bonos, las carreteras y la estabilidad. Hemos recuperado la soberanía y el orgullo de ser bolivianos. Impulsamos la dignidad de los pueblos indígenas y hoy somos un país más fuerte. No fue fácil y hubo tropiezos, pero hicimos las cosas con buenas intenciones. Quedan dos tareas. La primera, cuidar el cambio porque si vuelven los del pasado, volverán a entregar nuestros recursos y nos quedaremos sin bonos ni estabilidad. La segunda, corregir errores para cumplir con lo que falta: vamos a mejorar la salud con el SUS y vamos a trabajar más con mujeres, con jóvenes y con la gente de las ciudades y del campo, para llevar los beneficios del cambio donde aún no han llegado”. Y ahora, el mensaje en clave ideológica y combativa: “el pueblo ha rescatado su identidad y hoy protagoniza un proceso de cambio desde el cual ha logrado su soberanía. Para eso el pueblo ha derrotado a sus enemigos externos (el imperio) y a sus enemigos internos (la oligarquía aliada al imperio). Tras esas batallas revolucionarias, toca cuidar esos logros históricos”. Es el mismo mensaje en varias claves y ritmos. 

5. ¿Quién tiene más equipo? Datos: Las campañas, aparte de profesionales caros, necesitan equipos de tierra: infantería. Son dirigentes medios para promocionar voto en cada barrio. Lo ideal es uno por cada 1.000 votos. ¿Quieres 2 millones de votos? (casi 30% del total) Lo normal es que necesites 2.000 dirigentes medios. Un dirigente medio requiere, a su vez, cuatro promotores mínimo: en total son 10 mil personas entrenadas (y mejor si rentadas) que necesitarás para hacer un buen papel. Aquí se entiende que las dos campañas más intensas estén ligadas a dos sistemas con burocracias estatales fuertes: la del MAS y la de Demócratas. Muchas veces tus dirigentes medios y tus promotores son funcionarios. 

6. ¿Quién tiene más plata? Datos: Mi hipótesis es que un voto a la presidencia en Bolivia cuesta 12 dólares, promedio. Otra vez: ¿quieres 2 millones de votos? Bueno. Prepara como 24 millones de dólares. ¿Mucho? Je.

7. ¿Quién tiene el gobierno de su lado en esta elección? Ustedes ya lo saben.

8. ¿Quién hace las normas de la competencia? También ya lo saben. A esta altura el lector podrá decirnos —ojalá que con temple y cortesía— cómo va la cosa. Díganos entonces, lector: ¿quién va ganando esta carrera y por qué?

9. ¿Puede revertirse esta situación en favor de la oposición? No lo sé. Pero tengo la hipótesis de que la oposición tiene las siguientes tareas pendientes si un día quiera ganarle al MAS: A. Desarrollar un relato claro sobre Bolivia. B. Ir al centro. El centro es donde está la gente y la gente está en la mitología nacional-popular. En la defensa de la nación y el culto a lo popular. C. Organizarse mejor. O sea, unificarse y hacer pactos que interesen a la gente; pero además, activar 10 mil operadores en todo el país. D. Conseguir platita. Harta.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia