Animal Político

La cop 24: continuidad catastrófica

La 24 Conferencia de Partes sobre cambio climático (Katowice, Polonia) no da mayores esperanzas.

La Razón (Edición Impresa) / John Saxe-Fernández es doctor en Estudios Latinoamericanos, México

13:00 / 02 de enero de 2019

Posponer, obstruir o diluir la formalización de regulaciones internacionales vinculantes en torno a la emisión de dióxido de carbono (CO2) y metano (CH4),  entre otros gases de efecto invernadero (GEI), ha sido y es uno de los más sorprendentes y, desde hace algunos años, catastróficos mandatos de los intereses de los combustibles fósil que dan continuidad a la diplomacia climática de los gobiernos de Estados Unidos, desde dentro y fuera de las Conferencias de las Partes (COP) de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Que este sea el caso entre Clinton/Obama y Trump/Bush de retórica ambiental tan dispar es muestra de la letal gravitación del poder usurpado por la fracción fósil del alto capital y sus cabildos del petróleo, gas y carbón y del entramado estatal y corporativo bélico-industrial y de seguridad de Estados Unidos, epicentro imperialista.

La persistencia del modus operandi y aún de los mismos tecnócratas en los operativos desplegados por el equipo de Obama durante la Cumbre de Copenhague, Dinamarca 2009 (COP-15) y las que acaba de protagonizar el gobierno de Trump en Polonia (COP-24), expresión de una toma de riesgos hundiendo el pedal acelerador hacia la irreversibilidad catastrófica del calentamiento atmosférico, mientras la ventana temporal para frenar la carrera al abismo se agota en poco menos de 12 años. Así lo advirtieron los expertos del Panel Internacional en Cambio Climático (IPCC) de la ONU en la convocatoria a la COP-24 con una sólida advertencia, declarada de no bienvenida por Estados Unidos, una magna torpeza emulada por Rusia, Arabia Saudita y Kuwait al inicio mismo de esa conferencia.

En otra oportunidad hice referencia a un sustantivo análisis de Fidel Castro sobre las maniobras protagonizadas por los tecnócratas del gobierno de Obama en la COP-15, Copenhague 2009. En La verdad de lo ocurrido en la Cumbre (La Jornada 20/12/09) Fidel describe las acciones encubiertas realizadas por el equipo de Obama, entonces recién llegado a la presidencia de Estados Unidos para dejar implícito el carácter no vinculante de cualquier declaración de la COP-15. Años después se supo que la National Security Agency, NSA, daba información clave a la delegación de Estados Unidos para frenar adhesiones al Protocolo de Kyoto (PK).

Recuérdese que tan pronto Bush hijo asumió la presidencia (2001), anunció su oposición a dicho protocolo para consternación europea y mundial. Ese retiro se formalizó en 2004, luego del inicio de la brutal guerra de agresión contra Irak (marzo de 2003) cuando Estados Unidos profundizaba su unilateralismo bélico y su endoso al poderoso cabildo fósil, siendo entonces Estados Unidos el principal emisor de GEI. Hoy encabeza la lista de naciones en acumulación de GEI en la atmósfera registrada desde el fin del siglo XIX. Bush le dijo a los senadores republicanos que a Estados Unidos no le interesaba el compromiso Kyoto, por el que debía reducir sus emisiones de GEI en 2012 a un 7% abajo de los niveles de 1990, porque se eximía a los países en vías de desarrollo y afectaría la economía de Estados Unidos. Agregó que no impondría controles sobre el CO2 o el CH4, parte de sus promesas electorales.

Hoy, con el calentamiento atmosférico en ascenso y acelerándose, la ciudad de Austin, con las inusitadas inundaciones de 2015 todavía en la memoria familiar y colectiva, no tienen mucho que agradecer a Bush.

El otro objetivo de Obama en la COP-15 fue, de manera subrepticia, filtrar al comunicado final un documento con la postura clave del cabildo fósil sobre el carácter no vinculante del evento. Ese fue un texto que finalmente el presidente de la cumbre, quien primero había negado su existencia, hizo circular. En su artículo, Fidel incorporó párrafos clave planteados a la presidencia de la COP-15 por el Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba. Textual:

“El documento que usted varias veces afirmó que no existía, señor presidente, aparece ahora… hemos visto versiones que circulan de manera subrepticia y que se discute en pequeños conciliábulos secretos. Lamento profundamente la manera en que usted ha conducido esta conferencia. Cuba considera extremadamente insuficiente e inadmisible el texto de este proyecto apócrifo. La meta de 2ºC es inaceptable y tendría consecuencias catastróficas incalculables. El documento que usted lamentablemente presenta no tiene compromiso alguno de reducción de emisiones de GEI.”

El documento del IPCC para la convocatoria de la COP-24, que asienta la diferencia catastrófica entre un aumento de 1.5ºC y otro de 2ºC, se confirma y calibra mejor el hecho de que para la biota global y para millones de personas en el mundo y de dentro y fuera de Estados Unidos, este es asunto de vida o muerte.

La continuidad catastrófica sigue presente. Así lo ilustró el Huffington Post al develar que la NSA espiaba las comunicaciones de los países inclinados a un acuerdo vinculante, mucho antes de la COP-15 y la COP 24. Ver documentos de Edward Snowden.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia