Animal Político

80 años de la primera constitución social

El nuevo texto constitucional fue debatido por La Razón, El Diario y La Calle de entonces.

La Razón (Edición Impresa) / Grecia Gonzales es periodista

00:00 / 07 de noviembre de 2018

Cuando las potencias del mundo se alistaban para la Segunda Guerra Mundial, el 30 de octubre de 1938 el gobierno nacionalista de Germán Busch, ante una polarizada Convención Nacional, aprobó la primera Constitución Social boliviana, la que luego sería una de las plataformas jurídicas de la revolución de 1952.

La revolución rusa (1917) y la mexicana (1910) fueron sucesos que inspiraron varios artículos de la nueva Carta Magna. La Guerra del Chaco, el levantamiento de mayo de 1936 y las medidas progresistas dictadas por David Toro (1936-1937) y Busch (1937-1939) fueron también vitales.

Víctor Alba, en su libro Historia del movimiento obrero en América Latina, puntualizó que México fue el primer país en aprobar una legislación social, en 1917. A esa ola progresista se sumaron Chile (1925), Perú (1933), Honduras (1936), Bolivia (1938), Paraguay (1940), República Dominicana (1942), Uruguay (1942), Colombia (1945), Panamá (1946), Venezuela (1947), Nicaragua (1948), Argentina (1949), Costa Rica (1949), entre otros.

Viraje. El país fue el quinto Estado en incorporarse al “constitucionalismo social” en América Latina.

El trabajo empezó en septiembre de 1936 con la revisión de la Constitución liberal, que había sido dictada el 28 de octubre de 1880 por el gobierno de Narciso Campero.

La comisión revisora fue nombrada el 12 de septiembre de 1936 y allí estuvieron Javier Paz Campero, Vicente Mendoza López, José María Gutiérrez, Franklin Mercado, Víctor Alberto Saracho y Pablo Guillén.

El debate al interior de la comisión fue mordaz y se cristalizó en una guerra mediática entre liberales y nacionalistas.

Liberales. El Diario, el 18 de septiembre de 1936, lanzó el primer dardo: como una denuncia, dijo que el Estado gastaría al menos Bs 18.000 en sueldos y “expendios menores”.

Cuatro días después, La Calle afirmó que el gobierno cometió un error en elegir a José María Gutiérrez y a Franklin Mercado, partidarios de doctrinas “demo-burguesas”, como parte de la Comisión.

El matutino La Razón, el 22 de abril de 1937, por su parte, aseguró que la línea de los constituyentes era contraria al “socialismo”.

Renuncia. Las divergencias en la comisión se cristalizaron con la renuncia de sus miembros.

Frente a ese problema, El Diario, el 23 de abril, sugirió la disolución de esa instancia y destacó la necesidad de poner en vigencia la Constitución de 1880. A pesar de estas pugnas, se presentó un primer proyecto de Constitución que, según El Diario del 28 de enero de 1938, contempló el contenido de seis cartas fundamentales: la inglesa, la estadounidense, la rusa, la mexicana, la chilena y la uruguaya.

Constituyente. Según el cronograma planteado por el Ejecutivo, las elecciones para la Asamblea se realizaron en marzo de 1938 y las deliberaciones comenzaron el 13 de mayo.

Los constituyentes debían 1) elegir al presidente y vicepresidente de la nación y 2) redactar la nueva Carta Magna.

La directiva estuvo conformada por el presidente Renato A. Reverín y el vicepresidente Alfredo Mollinedo. Además, se nombró cuatro secretarios: Landívar Zambrana, Augusto Guzmán, Roberto Jordán y Lijerón Rodríguez. La Asamblea contó con 110 convencionales.

Izquierda. Augusto Céspedes, en El dictador suicida, sostuvo que la Convención tenía una tendencia de “insurgencia popular” y otra con “resabios del pasado”.

Destacó la participación de la “fracción izquierdista”, de donde surgió el Movimiento Nacionalista Revolucionario, conformada por “Víctor Paz Estenssoro, Wálter Guevara, Julio Espinoza, Rodolfo Costas y yo, reforzados por Felipe Ayala Gamboa, José Enrique Peña, Rodolfo Soriano, Jorge Araoz Campero, Emilio Arauz, Félix Eguino Zaballa, el cura Chávez Lobatón y los independientes del sector oriental”.

Una de las primeras medidas que aprobó la Asamblea fue la elección de Germán Busch como presidente y Enrique Baldivieso, vicepresidente, hasta el 6 de agosto de 1942.

División. Según La Calle del 2 de julio de 1938, las discusiones y los debates largos y “sin sentido opacaron la labor de los convencionales”.

El 23 de septiembre informó que la Asamblea estaba polarizada por una mayoría de convencionales “reaccionarios” frente a una minoría de “socialistas”.

A un día de la promulgación de la legislación social, El Diario, el 29 de octubre, sostuvo que su contenido “es la expresión de un absurdo criterio político sectario”.

Logros. Así, la Constitución Social fue aprobada mediante un decreto del 30 de octubre de 1938.

En el nuevo texto se consideró los apartados “régimen económico y financiero”, “la familia”, “régimen cultural y del “campesinado”.

El apartado de “régimen social” inmortalizó la nueva legislación.

Por primera vez, el Estado dictó medidas protectoras de la salud y vida de los obreros, empleados y trabajadores campesinos. Además, garantizó la libre asociación profesional y sindical, entre otras medidas revolucionarias para su época.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia