Animal Político

Paraísos Fiscales en Bolivia

El legislador detalla los resultados del informe sobre la comisión que analizó el caso de elusión tributaria por el caso Panama Papers.

La Razón (Edición Impresa) / Manuel Canelas / La Paz

00:00 / 20 de diciembre de 2017

Cuando empezamos el trabajo en la Comisión Especial de Investigación sobre los Papeles de Panamá nos fijamos tres objetivos: que los bolivianos hablemos más y entendamos mejor qué son los Paraísos Fiscales y por qué suponen un problema para nuestra economía; realizar un diagnóstico institucional para saber con qué condiciones cuenta el Estado para hacer frente de manera efectiva a este problema; analizar algunos pocos casos de los centenares que conocimos para entender mejor cuáles son las estrategias y trampas financieras, tributarias, contables que hacen algunos de los ricos de nuestro país y que esto nos sirva para saber qué necesita ser reforzado en la normativa y en la institucionalidad nacional.

Dice el Premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz que los Paraísos Fiscales no deberían tardar en considerarse un problema global, como el terrorismo internacional y el cambio climático. Algunos de los economistas más prestigiosos del mundo como Jeffrey Sachs, Olivier Blanchard o Nora Lustig sostienen que no hay justificación económica para la existencia de estos territorios con poca transparencia y nula tributación, que suponen una distorsión para el sistema y aumentan la desigualdad.

Algunos de sus defensores argumentan que no es ilegal abrirse una cuenta o crear una empresa en una Paraíso Fiscal. Una defensa un poco pobre que obvia lo central: es evidente que no es ilegal abrirse una cuenta en Bahamas como tampoco lo es que un compatriota nuestro se compre un auto en Argentina o un departamento en Estados Unidos. La cuestión relevante está en lo demás. Por qué alguien escoge abrirse una cuenta en un lugar que tiene las mejores condiciones para el engaño: no es necesario que aparezca el verdadero beneficiario, se trata de lugares que cuidan la opacidad, que no comparten información con otros Estados, donde prácticamente no se pagan impuestos. Lo que hay que preguntarse es cuál es la voluntad de un ciudadano boliviano acomodado de abrir una empresa en un lugar así; si fuera solo la seguridad jurídica lo lógico sería irte a un Estado “serio”, eso sí, allí te preguntarían muchas cosas sobre la nueva empresa,  tendrías que pagar impuestos, no podrías poner como testaferro, como sí se hace en Panamá, a gente buscada por la Interpol.

Si se tratara de actividades legales y transparentes uno no entendería por qué a raíz de lo revelado en la filtración de Papeles de Panamá dimitieron, entre otros, el ex primer ministro de Islandia, el exministro de industria del gobierno de Mariano Rajoy o el exfiscal anticorrupción español.

Los Paraísos Fiscales no son una inofensiva alternativa de inversión, son parte central de un sistema de contabilidad internacional paralelo que los ricos creen que tienen el privilegio de disfrutar: ocultando sus fortunas, evadiendo impuestos y haciendo trampas financieras.

Informe Final. Cuando presentamos el informe final del trabajo de la Comisión en la Asamblea, aprovechamos la oportunidad para enseñar el segundo spot que realizamos. Para nosotros es prioritario que los bolivianos vayamos entendiendo más sobre este tema y porque nos afecta el hecho de que algún compatriota nuestro decida ocultar su fortuna en Panamá o que otro decida evadir impuestos a través de una empresa en Bahamas. Durante el proceso llevamos a cabo desayunos informativos con colegas de los medios; invitamos a diferentes expertos internacionales para confirmar que hablamos de un problema global: George Gray Molina, economista jefe del PNUD; Guillaume Long, excanciller de Ecuador, o Miguel Urban, europarlamentario miembro de la Comisión sobre Panamá Papers, entre muchos otros.

Luego analizamos en detalle una decena de casos. Inevitablemente algunos concentraron mayor atención mediática, pero no significa que todos no sean importantes. Los casos han servido para entender las astucias contables de algunos de nuestros empresarios, y en algunos casos políticos: el más conocido pero no el único Samuel Doria Medina. Impuestos y la UIF serán los que tengan que seguir la investigación y determinar las responsabilidades. Tenemos el convencimiento y la evidencia de que las explicaciones que los protagonistas han dado a la Comisión o los medios no son suficientes ni claras. En lugar de presumir de ser “el hombre que más impuestos paga” como si se tratara de un acto de generosidad y no solo de cumplir la ley algunos de los investigados deberían dedicar sus esfuerzos a rendir mejor las cuentas.

La institucionalidad estatal tiene mucho trabajo por hacer, muchas cosas que corregir y también dedicar sus esfuerzos a mejores fines que a mirar para otro lado cuando estamos hablando de un problema de una gran envergadura. Hemos resumido esto en un proyecto de ley y en distintas sugerencias a las instancias estatales.

  • Manuel Canelas es diputado por el MAS y presidente de la comisión Papeles de Panamá

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia