Animal Político

Pablo Iglesias: 'España, una salida política para un estado plurinacional'

El líder español conversó con Animal Político sobre los retos políticos de su país, la demanda marítima y otros desafíos de orden global.

Pablo Iglesias durante la entrevista con Animal Político. Foto: Álvaro Valero

Pablo Iglesias durante la entrevista con Animal Político. Foto: Álvaro Valero

La Razón (Edición Impresa) / Mauricio Quiroz / La Paz

01:17 / 22 de noviembre de 2017

Ha visitado La Paz varias veces, pero siente la misma admiración de la primera al ver su arquitectura y la red de teleféricos que se construye. “Esto será como un metro aéreo”, afirmó antes de conversar con Animal Político, menos ajetreado, tras las conferencias que ofreció en La Paz y  Cochabamba entre el 9 y 10 de noviembre en ocasión de la celebración en Bolivia del centenario de la Revolución Rusa.

El Secretario General del izquierdista partido español Podemos repasa en esta entrevista el complejo escenario político de su país, la problemática de las autonomías y sus percepciones sobre América Latina.

— Y justo deja España cuando está vigente el debate de los movimientos independentistas. Cataluña, ¿cuál es su postura?

— España es un país plurinacional en el que conviven diferentes sentimientos nacionales; es necesario reconocer que ya la Constitución española de 1978 distingue dos tipos de territorio: regiones y nacionalidades, que es una manera de reconocer que existen diferentes nacionalidades.

Ahora tenemos un conflicto grave en Cataluña y nosotros pensamos que se tiene que resolver mediante un referéndum y apostaremos para que Cataluña siga dentro de España, pero con un encaje constitucional diferente y reconocida como nación en el marco de un Estado plurinacional.

— ¿En el actual diseño institucional no existe este encaje?

— Se pueden hacer las reformas necesarias para que ese encaje se pueda dar porque con voluntad política se pueden articular soluciones democráticas (...). Es importante reconocerles a los catalanes su derecho a decidir y, en segundo lugar, hacer una propuesta de país en la que diferentes sentimientos se puedan integrar en un mismo proyecto de país. Ahora, quienes están destrozando esta salida política son aquellos que comparten la visión con el rey, los partidos monárquicos, el Partido Socialista, el Partido Popular y Ciudadanos.

— ¿Ve esta voluntad de diálogo?

— El Gobierno (Partido Popular) pretende responder exclusivamente con la fuerza para afrontar un problema político y los problemas políticos se afrontan desde la política; los que somos demócratas tenemos que apostar por las soluciones democráticas, con inteligencia, diálogo y fórmulas de un encaje constitucional nuevo.

— ¿La monarquía española está capacitada para entender esta nueva y compleja realidad?

— Podría haberlo hecho, pero no. El discurso que dio el rey hace algunas semanas fue un profundo error histórico. La monarquía en España, durante algunos momentos, fue capaz de revelarse como una institución útil para que existiera democracia en España y el rey (Felipe VI) excluyó a muchos ciudadanos: excluyó a nuestros votantes, a buena parte de los ciudadanos de Cataluña, a buena parte de los ciudadanos de Navarra, del País Vasco. Fue un discurso de atrincheramiento, no fue de inclusión. (...). En España, el 40% de los ciudadanos hablan, además el castellano, otra lengua local.

— ¿Y no ven en Bolivia algo así como un espejo sobre esta configuración de plurinacionalidad?

— En Bolivia, durante siglos, las mayorías sociales indígenas estuvieron excluidas de la república y creo que los últimos años se ha conseguido incluir y empoderar a más sectores que forman un país, una nación plurinacional y compleja como es la boliviana. Nuestro país es muy diferente, pero el espíritu de diálogo, de reconocimiento de la diversidad como algo que nos hace fuertes es algo en lo que Bolivia tiene mucho que enseñarnos y a todo el mundo.

— ¿Cómo evalúa Podemos estos escenarios de transición política en Argentina y Brasil?

— Son distintos. En el caso de Brasil estamos ante un golpe de las oligarquías y esperamos que más temprano que tarde se restaure la democracia. En el caso de Argentina son procesos electorales y sería bueno que los logros sociales del kirchnerismo, que no son pocos, se mantengan, aunque esto es difícil con (Mauricio) Macri.

— ¿Esta tendencia hacia el neoliberalismo, usted cree que pueda expandirse hacia otros países?

— No estamos en un momento de euforia de la izquierda de los movimientos populares de América Latina, como podíamos estar hace 15 años; pero cada país tiene su historia y en Bolivia se lograron avances notables y los niveles de aceptación del Presidente son impresionantes y Ecuador sigue un gobierno progresista (...). No hay una receta para América Latina y pienso que será referente de empoderamiento de los sectores populares.

— ¿Y Venezuela?

— Hay un antes y un después, entre lo que representó Hugo Chávez y lo que representa Nicolás Maduro y un problema de enfrentamiento entre poderes institucionales, entre la Asamblea Nacional, con el Gobierno y la Constituyente que ojalá se pueda resolver con el diálogo. En ese sentido hay que elogiar el trabajo de figuras internacionales como la del expresidente de España José Luis Rodríguez Zapatero, quien fue muy sensato y valiente trabajando para el diálogo, así como el papa Francisco (...). Todos estamos preocupados, porque hay una situación desde hace mucho tiempo grave de enfrentamiento y crisis institucional.

— De vuelta en Europa, cómo percibe el retorno a los nacionalismos que se ven en esa región.

— Vemos esta realidad con enorme preocupación. La crisis del modelo español no deja de ser una expresión de la crisis política del modelo europeo que se está expresando en muchos países, incluso en Alemania (...). Estamos asistiendo a la crisis del modelo neoliberal europeo y de ahí surgen opciones de extrema derecha que son muy peligrosas, pero también hay opciones como la de nosotros, de un europeísmo social basado en la soberanía de los pueblos y no en las dinámicas liberales.

— Como las que fomentan los llamados paraísos fiscales...

— Son lugares para que grupos de privilegiados estén traicionando a su patria, porque los impuestos que ellos dejan de pagar hace que tengamos peores hospitales, transportes y educación. Y cuando vemos a figuras de la política a las que se les han descubierto en estos paraísos fiscales (ministros del Partido Popular), estamos ante un gravísimo fraude democrático. Es importante organizar en el nivel transnacional el combate contra los paraísos fiscales porque es una lucha por la democracia y por la justicia social. Es un problema de los países con mayor desarrollo.

Podemos apoya  el derecho de Bolivia al mar

Pablo Iglesias exhibe los resultados electorales de su partido con cierto orgullo. Podemos pasó, según asegura, de cero a 5 millones de votos “en pocos años”. El frente izquierdista, aliado del boliviano Movimiento Al Socialismo (MAS), controla las principales ciudades españolas, partiendo por Madrid, y tiene presencia en el Europarlamento, desde donde promovió varias acciones legislativas.

Luego de poner sobre la mesa esos antecedentes, el Secretario General de Podemos aseguró en esta conversación el respaldo a la causa marítima de Bolivia y que ahora se tramita ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

“Para nosotros es crucial defender la salida al mar para Bolivia, es un derecho de Bolivia. Además, esta será una magnífica noticia para Chile. Esto reforzaría la amistad que es fundamental entre pueblos latinoamericanos”, precisó el líder político español, quien estuvo en La Paz la semana pasada, ocasión que aprovechó para reunirse con el presidente Evo Morales y el vicepresidente Álvaro García Linera.

“Evo Morales sabe que puede contar con nosotros sin necesidad de pedírnosla. Para la defensa del derecho de Bolivia al mar siempre estaremos disponibles”, remarcó Iglesias, quien incluso aseguró que este apoyo puede llegar a escenarios como los del Parlamento Europeo.

Bolivia demandó a Chile en 2013 ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) para que este alto tribunal declare que existe una obligación de negociar una salida soberana al mar, a merced de conversaciones y negociaciones desarrolladas por ambas naciones a lo largo de la historia.Bolivia perdió su acceso soberano al mar tras la Guerra del Pacífico que comenzó con la invasión de Chile al antiguo puerto boliviano de Antofagasta en febrero de 1879.

Pablo Iglesias Turrión llegó para participar de dos conversatorios con el vicepresidente Álvaro García Linera en La Paz y Cochabamba, en ocasión del centenario de la Revolución Rusa. El político español de izquierda se reunió la pasada semana con el presidente Evo Morales, legisladores y periodistas.

Pérfil:

Nació: Madrid, 17 de octubre de 1978. Profesión: Politólogo y profesor en la Universidad Complutense de Madrid (UCM)

Ocupación: Secretario General de Podemos

Doctor en Ciencias Políticas por la UCM, presentador de televisión entre 2011 y 2013; luego fundador del izquierdista Podemos, que ya es una fuerza política en España

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia