Animal Político

Milton Gómez: 'Hoy, el buen trato es un factor de la producción'

Bolivia (obreros, empresarios y Gobierno) participó de la Conferencia de los 100 años de la OIT, en Ginebra.

Milton Gómez Mamani, ministro de Trabajo

Milton Gómez Mamani, ministro de Trabajo Foto: Álvaro Valero

La Razón (Edición Impresa) / Iván Bustillos es periodista

00:00 / 03 de julio de 2019

Entre el 10 y el 21 de junio tuvo lugar en Ginebra, Suiza, la Conferencia Internacional del Trabajo de los Estados Miembros de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Ésta, que fue la 108 reunión, tuvo un carácter especial doble: fue la Conferencia del Centenario, pues la OIT en 2019 cumple 100 años, y en ella, después de ocho años (desde 2011, cuando se aprobó el Convenio 189 sobre las trabajadoras y trabajadores domésticos), se adoptó un nuevo acuerdo global, el Convenio 190 sobre la eliminación de la violencia y el acoso en el mundo del trabajo; como se sabe, los convenios son documentos jurídicamente vinculantes. En la conferencia, según el sitio oficial de la OIT,  participaron 5.700 delegados; ya en la sesión principal, del 21 de junio, el flamante Convenio 190 tuvo 439 votos a favor y 7 en contra, además de que hubo 30 abstenciones. Para su aplicación, el Convenio 190 define “violencia y acoso en el mundo del trabajo” al “conjunto de comportamientos y prácticas inaceptables o de amenazas de tales comportamientos y prácticas, ya sea que se manifiesten una sola vez o de manera repetida, que tengan por objeto, que causen o sean susceptibles de causar un daño físico, psicológico, sexual o económico, e incluye la violencia y el acoso por razón de género”. Lo que sigue es una plática sobre el tema con el ministro de Trabajo, Milton Gómez Mamani, tras su llegada a país procedente de Ginebra.

— Ministro, estuvo en la Conferencia Internacional del Trabajo, la máxima instancia de la OIT.

— Sí, la 108 Conferencia de la OIT. Ha habido varias comisiones que han funcionado, pero yo he ido a la parte central para hacer conocer la situación de nuestro país.

— ¿Qué ha expuesto usted allá?

— A nombre del gobierno central, lo que me ha tocado es hacer conocer al mundo, a los delegados, tanto de gobiernos, como de empresarios y trabajadores, los tres estamentos que conforman la OIT, la situación que estamos viviendo en Bolivia. De la etapa de la que hemos salido, de la política neoliberal al proceso de cambio, lo que esto significa para Bolivia, de cómo ha mejorado la economía boliviana y que una prueba de ello es el pago del doble aguinaldo y los incrementos salariales que recibimos, la distribución equitativa tanto en las empresas del Estado como en el sector privado; también de cómo ha subido la inversión, de 500 millones de dólares en 2005 a 3.600 millones en este año; de cómo hoy somos soberanos en nuestras decisiones los bolivianos. Varios delegados en la Conferencia me han preguntado y he tenido que hacer otras conferencias.

— ¿Qué le han dicho del doble aguinaldo? Y es que parece que no es muy usual...

— A ver. He tenido que explicar a los delegados cómo se paga, de dónde vienen los recursos, cómo cuando en otros países son 12 los sueldos, aquí son 14. En el caso del aguinaldo, cómo la empresa tiene que reservar el 8.33% [cada mes] para tener a fin de año el aguinaldo. En el caso del doble, dijimos que el crecimiento del país tiene que ser el 4,5%, o sea la producción ha aumentado, y este aumento debe significar la distribución de los recursos. En la práctica es la redistribución de los recursos económicos que existe en una empresa.

— ¿Qué diría que es lo que más llama la atención de Bolivia en el tema laboral?

— Más que todo les llama la atención el plan económico de Bolivia, esto de que las utilidades, de cómo crece la empresa y su distribución; que hay utilidades y hay distribución de esas utilidades. El otro tema es el incremento del salario mínimo nacional que antes, el 85, era de 56 dólares y ahora está alrededor de 300 dólares; eso llama bastante la atención.

— En la Conferencia en Ginebra se ha aprobado el Convenio 190, de eliminación de la violencia y el acoso en el mundo laboral. ¿Cómo se puede ilustrar la importancia de eso en concreto en el país?

— Yo desde muy joven he trabajado casi en todos los gremios, he estado en el oriente, en el valle, en el trópico y el altiplano. Conozco cómo es. Por ejemplo, cuando yo trabajaba en Santa Cruz, muy joven, veía al patrón con su revolver en la mesa, donde uno mira su revolver y causa algo de temor. Uno se acercaba y  miraba sólo el gatillo, comenzaba a ponerse nervioso el trabajador; otro es la prepotencia de los patrones. Pero eso ha mejorado en Bolivia, porque el ministerio de Trabajo ya participa en las buenas relaciones que tiene que haber entre el trabajador y el empleador, nosotros intervenimos para buscar la mejora del trato al empleado.

— El Convenio también establece que puede ser tomada como una forma de agresión al trabajador no permitirle asociarse, formar sindicato.

— Existe eso. Por ejemplo, en Viacha, donde no dejan organizarse, aunque está dispuesto por la ley; es en algunas empresas de ladrillos.

— La nueva Convención también habla del “mundo del trabajo”, o sea la violencia y el acoso no sólo en la fábrica, sino también entre los informales, gremiales, profesionales...

— Es cuestión de mejorar la conducta de las personas, porque resulta que hay caprichos; para no llegar a esos caprichos es cuestión de formación de la gente, de la que está en los mercados, por ejemplo. En cuanto al sector profesional, para mí en la formación académica debe haber una materia de trato de relaciones humanas, que no existe en ninguna de las carreras; entonces, eso podría mejorar con el tiempo, para evitar estos malos tratos.

— ¿Qué es lo que viene para cumplir el Convenio 190? Porque tal vez haya que adecuar la ley. ¿Convocará a los empresarios?

— El empresariado estaba allá en Ginebra; ha participado hasta el final; él tiene también que responder a su sector, así como los dirigentes de la nuestra Central Obrera Boliviana.

— Por su experiencia, ministro, ¿a dónde habría que atacar más en esto de la violencia y el acoso en el trabajo?

— Bueno, yo creo que un ejemplo puede ser las compañeras vendedoras de las calles, porque el trato por falta de formación, carácter y todas esas cosas, hay cualquier tipo de encontrones. También este problema debe existir en algunas fábricas que están cuidando la producción y todas esas cosas, por lo que yo siempre digo que la gente tiene que pensar en lo que es real, en lo que realmente pasa, sólo viendo esto se puede llegar a un buen entendimiento.

— Es de primera importancia que se asuma que el buen trato es parte del trabajo...

— Es parte, porque una cosa es que el administrador o el gerente piense en la producción, eso es verdad, pero la producción se aumenta, para mí, con el buen trato que hagas a tu empleado o a tu trabajador; porque si lo tratas mal, ese empleado o trabajador se va poner nervioso, si es de oficina hasta puede equivocarse en registrar muchos documentos, pero si le has dado confianza, va trabajar más tranquilo. Y en la producción también: el hombre trabajador rinde más cuando es bueno el trato; una cosa es que le ordenes de manera fuerte que se apure, pero si tu le agarras, le das la mano o le golpeas al hombro, ‘ya pues, hermano, haz’, entonces ahí cambian las cosas del trato a la persona y la reacción misma de la persona cambia.

— Se hace hasta más productivo el trabajo...

— Claro, así es.

— ¿Qué piensan hacer como Ministerio para adecuarse al Convenio 190, para operativizar todo esto, acaso haya que cambiar algunas leyes?

— Nos vamos a reunir con la gente que ha estado allá, en Ginebra, que ha estado en todas las plenarias; veremos cómo se aplican las recomendaciones de la OIT.MiltonGómezMamaniSobre la Marcha por la Vida (agosto de 1986): “Yo diría que si los marchistas llegaban a La Paz, seguro con grandes problemas, hubiéramos derrocado al modelo, liderado por Víctor Paz Estenssoro, pero nos cercaron en Calamarca y tuvimos que retornar”.

Datos

Nombre: Milton Gómez Mamani

Nació: El 26 de septiembre de 1948, en Challapata, Oruro.

Ocupación: Ex Secretario ejecutivo de la COB, hoy es Ministro de Trabajo.

Perfil

Gómez fue presidente de la Caja Nacional de Salud (2003-2005), rector de la Universidad Nacional Obrera Siglo XX (2007), ministro de Minería por cinco días (2010).

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia